jueves, 13 de diciembre de 2012

Nominaciones Globos de Oro 2013

A pesar de tener muy abandonado el blog en los últimos meses, no podía faltar a la cita de las nominaciones de los Globos de Oro que, como siempre, suelen hacernos una idea de por donde pueden ir los tiros en los próximos Oscar. Este año, 'Lincoln' de Spielberg es la favorita con siete nominaciones. Pero no solo esta el biopic del presidente más famoso de Estados Unidos, Ben Affleck con su tercera película, 'Argo', se ha colado en las nominaciones junto con 'La Vida de Pi', 'Los Miserables' y la última de Tarantino, 'Django Desencadenado'.
Kathryn Bigelow, la directora de 'En Tierra Hostil', vuelve con más cine bélico en 'La Noche Más Oscura', la historia de la muerte de Bin Laden en su casa de Pakistán, tema que solo con el patriotismo ya tiene a parte de la crítica de su lado.

Este año las series importantes repiten en protagonismo, 'Modern Family','Downton Abbey' compiten con 'Boardwalk Empire' y 'Breaking Bad', denostada el pasado año. 'Homeland' sigue pisando fuerte en su segunda temporada, al igual que 'New Girl', manteniéndose también 'The Good Wife' por ahí. Muchos no se explican como 'Mad Men' ha sido olvidada este año y a mí me llama la atención la nueva nominación de Jessica Lange por 'American Horror Story: Asylum', pero en otra categoría de Actriz de Mini serie (¿?), seguramente para poder entregarle el de Mejor Actriz de Reparto a alguien que se quedase sin el premio el pasado año. Sin darle más vueltas, aquí os dejo con la lista de nominados:

Mejor Película (Drama)

‘La Vida de Pi’
‘La Noche Más Oscura’
‘Argo’
‘Lincoln’
‘Django Desencadenado’


Mejor Película (Comedia o Musical)

‘Los Miserables’
‘El Lado Bueno de las Cosas’
‘La Pesca del Salmón en Yemén’
‘El Exótico Hotel Marigold’
‘Moonrise Kingdom’


Mejor Actor (Drama)

Joaquin Phoenix, por ‘The Master’
John Hawkes, por ‘Las Sesiones’
Richard Gere, por ‘El Fraude’
Denzel Washington, por ‘El Vuelo’
Daniel Day-Lewis, por ‘Lincoln’

Mejor Actor (Comedia o Musical)

Ewan McGregor, por ‘La Pesca del Salmón en Yemen’
Hugh Jackman, por ‘Los Miserables’
Bradley Cooper, por ‘El Lado Bueno de las Cosas’
Bill Murray, ‘Hyde Park on Hudson’
Jack Black, ‘Bernie’

Mejor Actriz (Drama)

Rachel Weisz, por ‘The Deep Blue Sea’
Jessica Chanstain, por ‘La Noche Más Oscura’
Marion Cotillard, por ‘De Óxido y Hueso‘
Naomi Watts, por ‘Lo Imposible’
Helen Mirren, por ‘Hitchcock’

Mejor Actriz (Comedia o Musical)

Maggie Smith, por ‘El Cuarteto’
Jennifer Lawrence, por ‘El Lado Bueno de las Cosas’
Meryl Streep, por ‘Si de verdad quieres...’
Emily Blunt, por ‘La Pesca del Salmón en Yemen’
Judi Dench, por ‘El Exótico Hotel Marigold’

Mejor Actor de Reparto

Leonardo DiCaprio, por ‘Django Desencadenado’
Christoph Waltz, por ‘Djando Desencadenado’
Alan Arkin, por ‘Argo’
Tommy Lee Jones, por ‘Lincoln’
Philip Seymour Hoffman, por ‘The Master’

Mejor Actriz de Reparto

Sally Field, por ‘Lincoln’
Amy Adams, por ‘The Master’
Helen Hunt, por ‘Las Sesiones’
Anne Hathaway, por ‘Los Miserables’
Nicole Kidman, por ‘El Chico del Periódico’

Mejor Director

Ang Lee, por ‘La Vida de Pi’
Ben Affleck, por ‘Argo’
Steven Spielberg, por ‘Lincoln’
Kathryn Bigelow, por ‘La Noche Más Oscura’
Quentin Tarantino, por ‘Django Desencadenado’

Mejor Guión

‘Django Desencadenado’
‘El Lado Bueno de las Cosas’
‘La Noche Más Oscura’
‘Argo’
‘Lincoln’

Mejor Canción Original

‘Los Juegos del Hambre’:“Safe and Sound”
‘Stand Up Guys’:“Not Running Anymore
‘Acto de Valor’:“For You”
‘Los Miserables’:“Suddenly”
‘Skyfall’:“Skyfall”

Mejor Score

‘Argo’
‘La Vida de Pi’
‘El Atlas de las Nubes’
‘Ana Karenina’
‘Lincoln’

Mejor Película de Animación

‘Frankenweenie’
‘El Origen de los Guardianes’
‘Brave’
‘¡Rompe Ralph!’
‘Hotel Transilvania’


Mejor Película en Lengua Extranjera

‘Intocable’
‘A Royal Affair’
‘Amor’
‘Kon-Tiqi’
‘De Óxido y Hueso’

Apartado Series

Mejor Drama
'Downton Abbey'
'Homeland'
'Boardwalk Empire'
'Breaking Bad'
'The Newsroom'


Mejor Actor Principal de Drama

Steve Buscemi ('Boardwalk Empire')
Bryan Cranston ('Breaking Bad')
Jeff Daniels ('The Newsroom')
Jon Hamm ('Mad Men')
Damian Lewis ('Homeland')

Mejor Actriz Principal de Drama

Julianna Margulies ('The Good Wife')
Claire Danes ('Homeland')
Connie Britton ('Nashville')
Michelle Dockery ('Downton Abbey')
Glenn Close ('Damages')

Mejor Comedia

'Smash'
'Episodes'
'Girls'
'Modern Family'
'The Big Bang Theory'


Mejor Actor Principal de Comedia o Musical

Alec Baldwin ('30 Rock')
Don Cheadle ('House of Lies')
Louis C.K. ('Louie')
Matt LeBlanc ('Episodes')
Jim Parsons ('The Big Bang Theory')

Mejor Actriz Principal de Comedia o Musical

Julia Louise-Dreyfuss('Veep')
Tina Fey ('30 Rock')
Lena Dunham ('Girls')
Amy Poehler ('Parks and Recreations')
Zooey Deschanel ('New Girl')

Mejor Actor de Reparto de Serie o Miniserie

Ed Harris ('Game Change')
Danny Huston ('')
Mandy Patinkin('Homeland')
Eric Stonestreet ('Modern Family')
Max Greenfield ('New Girl')

Mejor Actriz de Reparto de Serie o Miniserie

Sofía Vergara ('Modern Family')
Archie Panjabi ('The Good Wife')
Maggie Smith ('Downton Abbey')
Hayden Panetiere ('Nashville')
Sarah Paulson ('Game Change')

Mejor TV Movie o miniserie

'The Hour'
'Hatfield & McCoys'
'The Girl'
'Game Change'
'Political Animals'


Mejor Actor de Miniserie o TV Movie

Benedict Cumberbatch ('Sherlock')
Kevin Smith ('Hatfield & McCoys')
Clive Owen ('Hemingway & Gellhorn')
Woody Harrelson ('Game Change')
Tobey Jones ('The Girl')

Mejor Actriz de Reparto de Serie o Miniserie

Jessica Lange ('American Horror Story: Asylum')
Nicole Kidman ('Hemingway & Gellhorn')
Sienna Miller ('The Girl')
Julianne Moore ('Game Change')
Sigourney Weaver ('Political Animals')
Leer más...

viernes, 7 de diciembre de 2012

7ª T. 'Sobrenatural'. El tedio se llama leviatán

'Supernatural'. 7ª Temporada, 23 Episodios, E.E.U.U. (2011/12)
Castiel ha asumido el poder de un dios al albergar en su contenedor a todas las almas de los monstruos que habitan en el purgatorio. Ni Crowley, ni Rafael son rivales ya para él y el autocoronado nuevo dios comienza su era fulminando a todos aquellos que hablan en su nombre sin predicar su verdadero mensaje.
Por si ese problema ya no fuera suficiente para los Winchester, Castiel explota liberando el lodo negro de su interior, que no son ni más ni menos que los leviatanes, criaturas monstruosas y muy poderosas que fueron encerradas por Dios en el purgatorio, incapaces de morir y que ahora campan a sus anchas por el mundo. Lo peor, que nadie sabe cómo detenerlos porque nunca se habían enfrentado a algo así y estos leviatanes, lejos de ser descerebrados monstruos, van sustituyendo a personas poderosas de la sociedad americana para llevar acabo un elaborado plan que les colocará por encima de toda la creación existente.

Así que la situación es caótica. No ayuda nada que los leviatanes sean indesctructibles y hayan encontrado el desguace de Bobby donde se escondían de los monstruos. Tampoco sirve de mucho Sam, teniendo que luchar continuamente contra la presencia de Lucifer en su mente desde que Castiel derribase el muro que tanto trabajo le había costado construir a la Muerte.
Así que un desesperado Dean tiene que cargar con su hermano, que no deja de ver a Lucifer y confunde la realidad con ilusiones, y para complicarlo más, le ocultará un nuevo secreto que hará su relación más tensa.
Pero como todas las desgracias vienen juntas, los Winchester perderán a más gente de su alrededor, en el duro camino de la vida del cazador, en una misión que parece la más peligrosa de todas a las que se han enfrentado.

Si hay algo que agradecer a esta temporada ha sido la vuelta a los innumerables y variados casos de todo tipo de monstruos que caracterizaba a la serie al principio, siempre sin dejar atrás el trasfondo de los leviatanes y con los capítulos donde los
mismos aparecen, dirigidos por Dick Roman, el jefe de dichas criaturas que planea hacerse con el control, tanto político como económico, de Estados Unidos, con un siniestro fin.
No faltan los episodios llenos de guiños, que parecen totalmente ajenos a la trama pero que son divertidos y bastante agradables de ver, como el viaje de Dean a la época de Al Capone, donde conocerá a Elliot Ness, o el de los brujos en el pueblo,
rescatando parte del elenco de 'Buffy Cazavampiros', por ejemplo.
Y lo que no se le agradece a la serie es la pérdida de interés en el caso de transfondo, precisamente en los leviatanes de esta temporada. Atrás han quedado ya las conspiraciones demoníacas, los pactos de Dean y todo lo que presenciamos durante las cinco primeras temporadas, que alternaban los casos autoconclusivos en cada
episodio con una interesante trama secundaria. Aquí, sin embargo, los leviatanes se hacen cansinos, pesados en su aparición y ridículos en su fin global tras empezar medianamente amenazadores.
Esta temporada, la serie la han salvado Jensen y Jared, especialmente el primero, que tan pronto nos muestra el tormento que lleva dentro, como bromea regalándonos sus chistes frikis.

[SPOILER]Con alguna sorpresa final, la temporada se ha mantenido bastante normalita, pese a las muertes de Frank (al que acabábamos de conocer) y, sobretodo, la de Bobby Singer, que nos ha acompañado siendo un padre para los Winchester desde el principio. El futuro de la serie no se sabe a dónde nos va a llevar. Eso sí, el inesperado final con Dean y el -nuevamente- resucitado Castiel en el Purgatorio me ha dejado más sorprendido que la temporada entera. [FIN DEL SPOILER]

Siendo generoso, para mí esta temporada se merece un 6'3/10.
Leer más...

lunes, 19 de noviembre de 2012

Crimen resuelto 'The Killing' 2ª Temporada.

'The Killing', 2ª Temporada. 13 Episodios. E.E.U.U. (2012)

Cuando todo parecía resuelto, el caso dio un giro de 180 grados en apenas unos instantes. Holder (Joel Kinamann) había aportado como prueba una foto trucada del concejal Darren Richmond (Billy Campbell) y Linden (Mireille Enos), en vez de dar por cerrado el caso, baja del avión con su hijo en el último momento. Por si fuera poco, el mejor amigo de Stan Larsen, Belko dispara en público a Richmond, culpándole del crimen y su mujer Mitch (Michelle Forbes), se marcha de la ciudad sin decir nada a nadie, para intentar sobrellevar su dolor, dejando a sus dos hijos pequeños y a su marido en casa, al cuidado de su hermana.
Sarah Linden, que estaba ya fuera del caso, regresa casi de incógnito para volver a abrir las vías de investigación, segura de que el concejal no pudo ser el asesino tras comprobar que alguien en las altas esferas, con poder suficiente en la Comisaria de Policía de Seattle, puede inventar pistas falsas y ocultar las verdaderas. Sin confiar en nadie, incluído Holder, la detective vuelve al caso de Rosie Larsen con la intención de encontrar al culpable de una vez por todas.

La investigación no será fácil. La aparición de nuevas pistas, como la mochila ensangrentada de Rosie delante de la casa de los Larsen, o la posible relación que la joven tenía con Alexei, el hijo de un antiguo matón que apareció muerto cuando Stan trabajaba para la mafia polaca de la zona abre vías que antes habían pasado desapercibidas, incluyendo una enorme relacionada con la isla en la que se ubica la reserva india y el casino. Las intrigas políticas relacionadas con el caso se hacen cada vez más evidentes y el propio Holder descubre que ha sido utilizado por quienes consideraba sus amigos.
Pero la investigación no hace sino complicarse. Un nuevo jefe de policía controlará a Linden, llegando a expulsarla del cuerpo. La vida de Holder penderá de un hilo, la mafia de Janek la obstaculizará, la oficina del alcalde presionará para que no salgan sus trapos sucios a la luz y las sombras del pasado acecharán a Linden, con el psiquiátrico planeando sobre su cabeza por un antiguo caso.

Poco a poco, la maraña se irá deshilando, abriendo nuevos caminos, cerrando otros que parecían más claros, hasta llegar a un sorprendente desenlace y la detención definitiva de quien realmente mató a Rosie Larsen.

La segunda temporada de esta serie ha seguido la estela sombría y cruda de la anterior para, a modo de un conjunto uniforme, poner fin con estos últimos trece episodios al crimen con el que se iniciaba, cerrando de forma más que correcta la resolución del asesinato. No ha habido ni un solo personaje que no haya evolucionad y ampliado tras los días previos a las elecciones, desde la obsesiva Linden al
idealista Richmond, pasando por personajes más secundarios como el hijo de la agente o los padres de Rosie. Con el caso acabado, la serie puso su punto y final, pese a que los rumores no paran de anunciar posibles regresos a la parrilla de otras emisoras, pese a que ni se ha concretado nada, ni parece que pueda llevarse a cabo. Tanto Mireille Enos como Joel Kinnaman (el nuevo 'Robocop'), ofrecen buenos registros y dotan de humanidad y mucho realismo a sus personajes, siendo ambos tan opuestos pero cooperando y ayudándose entre sí como auténticos compañeros.

Esta temporada final se ha merecido un 8'4/10. Serie muy recomendable a los seguidores del género policíaco.
Leer más...

martes, 16 de octubre de 2012

'American Horror Story', la sorpresa de la temporada pasada

'American Horror Story', 1ª Temporada, 12 capítulos. E.E.U.U. (2011-12)

La familia Harmon, de Boston se muda a Los Ángeles, intentando dejar atrás la infidelidad del marido, con la voluntad de que una nueva vida les ayude a seguir juntos y a sanar las heridas surgidas. Ben Harmon (Dylan McDermott) y Vivien (Connie Britton), junto con su hija adolescente Violet (Taissa Farmiga), se mudan a una enorme mansión construida en los años 20 que alberga muchos escabrosos secretos. Allí, Vivien se dedicará a pintar y relajarse, mientras Ben utilizará parte de la casa como su consulta de psicología privada.
Muy pronto comienzan a llegar extraños invitados a la casa, como la sirvienta Moira (Frances Conroy), que ofrece sus servicios por haber ayudado a los anteriores propietarios, o Constance (Jessica Lange), que debe de recoger a su hija Adelaide, quien no para de colarse en la vivienda.
Junto a ellos, nos presentan al primer paciente de Ben, un joven problemático llamado Tate (Evan Peters), pero no serán los únicos invitados de una casa que desprende maldad y en la que hay demasiados inquilinos... aunque no todos ellos están vivos.

Y es que la casa ha sido, desde su construcción, un lugar salpicado por la muerte en la que han pasado cosas horribles que, poco a poco, iremos descubriendo. Vivien será la primera en darse cuenta de que algo falla en esa casa y la primera en querer abandonarla, pero su inesperado embarazo y la aparición de la amante de Ben, Hayden (Kate Mara), que ha venido desde Boston a chantajearle, tan solo complicarán las cosas en una familia que lejos de unirse, se precipita hacia el abismo sin ser conscientes de ello.

Un claro ejemplo de todo el caos que la casa atrae vendrá de manos de Larry Harvey (Denis O'Hare), un personaje medio quemado que afirma tener un pasado en común con la casa y con Constance, la gran manipuladora y culpable, en gran medida, de los hechos acontecidos en la mansión.

Durante los doce episodios que dura la temporada, veremos a los personajes caer, poco a poco, en los abismos de la mansión encantada y conoceremos las vidas e historias de los inquilinos que allí vivieron... y murieron. Mención especial tienen la joven Moira (Alexandra Breckenridge), Travis, Chad (Zachary Quinto, el Sylar de 'Héroes'), los gemelos Troy y Bryan, o los primeros dueños de la vivienda, Nora (Lily Rabe) y Charles Montgomery (Matt Ross), que aparecerán poco a poco, atraídos por el sufrimiento que les ata a la casa.
Por si esto fuera poco, los espíritus de la casa van tomando el control sobre las vidas de los vivos, aumentando la opresiva atmósfera de la casa.
He de reconocer que en un primer momento, la serie no me llamó nada. De hecho, de no ser por Prala no habría continuado viéndola más allá de los dos primeros episodios, cuyos inicios son el mejor exponente de cinta de terror que contiene la serie. Y es que una serie sobre una casa encantada con fantasmas en formato de temporada entera
era, bajo mi opinión, cuando menos muy arriesgado. Pero continué viéndola y la serie, aunque con sus altibajos, fue tomando interés y llegó a sorprenderme a mí y a todo el mundo en el tramo final, en los tres últimos episodios la serie se precipita bruscamente hacia un final feliz extravagante, llegando a ser el último episodio más cómico, en algunos tramos, que dramático. Jessica Lange fue premiada con el Globo de Oro por su papel de Constance, una egoísta y fría mujer a la que la vida la ha tratado mal, pero que ella tampoco se ha quedado quieta.

Ahora, a menos de 24 horas del estreno de la segunda temporada en Estados Unidos, donde la serie se ha reinventado contando con tan solo unos cuantos actores de la anterior temporada, esperamos que la nueva versión mantenga el interés de la sorprendente primera temporada.

Le doy un 7'8/10.
Leer más...

jueves, 4 de octubre de 2012

"La Conjura de Cortés", de Matilde Asensi

"La Conjura de Cortés". 389 páginas, España (2012)

Catalina Solís, alias Martín Nevares, se encuentra junto con gran parte de su
tripulación recogiendo las muchas balas de plata que reposan en el fondo marino y que les hará más ricos todavía. Todo ello mientras sigue planeando como finalizar su venganza y cumplir el juramento hecho a su señor padre, dándole su merecido a Arias Curvo, último miembro de la familia que vive en Tierra Firme.

Pero Catalina no contaba con alguien que dejó atrás en Sevilla: Lope de Coa, el hijo beato de Juana Curvo, la ha perseguido para vengarse de las afrentas recibidas por su familia y poner en una difícil situación a la capitana, ya buscada en la vieja y la nueva España por los crímenes de sus dos personalidades.
Y por si esto no fuera suficiente, frente a ella aparecerá una posibilidad de redención ayudando a la corona: frenar una conjura política y encontrar el legendario tesoro que Hernán Cortés, el grandioso conquistador, escondió en Nueva España.

Tras sufrir una emboscada a manos de Lope de Coa en el pequeño islote, Martín/Catalina será rescatada por Juan de Cuba, el mercader amigo de sus padres adoptivos en Tierra Firme que le llevará de vuelta a casa a encontrar nuevos tripulantes para su nao, pues la venganza de los Nevares todavía no está completa, como Rodrigo de Soria, su compinche y mejor amigo, no se cansa de repetirle cada vez que tiene ocasión. La aparición del "loco Lope" añadirá un nuevo objetivo a la venganza de Catalina, que ya es conocida por toda Tierra Firme como la amada de Martín Ojo de Plata.

Mientras intenta asimilar el amor que siente por Alonso, el criado que reclutase en Sevilla, y en como acabar con el último de los Curvo, su barco será víctima mareando de varios ataques de piratas ingleses, de la Armada Española y, casualidades, será conocedora de una conjura de algunos nobles españoles y de la Nueva España para independizar la colonia americana, poniendo a Catalina en una posición en la que, a favor de los perdones reales, tendrá que hacerle un grandísimo favor a la corona española.

Tercera y última entrega de la Trilogía de Martín Ojo de Plata que comenzase 4 años atrás la alicantina Matilde Asensi con "Tierra Firme" y continuada, dos años después, con "Venganza en Sevilla", donde se pondrán fin a las aventuras de esta joven hija de espadero toledano a la que el destino llevó a Tierra Firme para convertirse en hombre y en dama, gracias a María Chacón y al que será su segundo padre, el comerciante Esteban Nevares. Nuevos personajes se unirán al grupo, como el cirujano de la nao, el nacóm y su familia o el traductor descendiente de Moctezuma, llenando de más variedad, si eso fuera posible, la tripulación de La Gallarda.
Como siempre, Asensi hace gala de un enorme trabajo de documentación para completar sus novelas, al igual que un exquisito uso del lenguaje de la época y, algo que ya se echaba en falta, un pequeño misterio y sus pruebas, pese a ser las más sencillas encontradas en todas sus obras. Aunque el plan de Martín/Catalina carece de la preparación que conllevaba toda la venganza perpetrada durante su estancia en Sevilla, en más de una ocasión nos llevaremos una agradable sorpresa (o desagradable también), al descubrir de lo que es capaz la conocida como Martín Ojo de Plata.

Buen cierre, en el momento justo y sin alargar más la historia, a la trilogía que al Siglo de Oro español ha dedicado la grandísima Matilde Asensi.
Le doy un 7'9/10 y os lo recomiendo a todos aquellos que no lo hayáis leído aún.
Leer más...

martes, 25 de septiembre de 2012

'Eternamente Comprometidos'

'The Five-Year Engagement', de Nichollas Stoler. E.E.U.U. (2012).

Tom Solomon (Jason Segel) y Violet Barnes (Emily Blunt) son una adorable pareja que,
tras un año de relación, deciden comprometerse. Llenos de felicidad, se lo comunican a sus familias y comienzan a realizar los preparativos para la boda. Mientras Violet espera que le concedan la beca de sus sueños en un departamento de psicología en la universidad, Tom es un excelente chef en uno de los restaurantes de moda en la ciudad, por lo que todo parece ir viento en popa.

Sin embargo, una serie de casualidades que se van sucediendo en la vida de esta pareja perfecta, llevan a que el compromiso vaya alargándose en el tiempo, sin llegar a poder concretarse la fecha de la boda.

Y es que cuando la boda era casi un hecho, la preparación avanzada y todo conseguido, es la hermana de Violet la que les chafa el momento. Y cuando quieren volver a comenzarlo, la propia Violet es aceptada en la universidad... pero en la de Michigan, obligando a la pareja a mudarse al norte, dejando San Francisco, para que ella pueda acceder al doctorado.


Poco a poco, la relación entre ellos se irá enfriando y se distanciarán. Violet se siente egoísta y culpable por hacer que Tom abandone su trabajo y Tom desea ser el apoyo de su prometida, pero el resentimiento al abandonar lo que podía tener y la vida que tiene ahora, crecerá en su interior poco a poco hasta consumirlo. El compromiso no llega a cumplirse, los años pasan y lo que parecía la pareja perfecta se derrumba frente a los problemas de la vida real que hacen que se distancien. Buena parte de la culpa la tendrá el Doctor Childs (Rhys Ifans), el encargado de dirigir al grupo de psicólogos entre los que se incluye Violet.

Abuelos fallecidos, problemas de familiares, preparaciones desastrosas... Cinco años serán necesarios para que aquel compromiso que se inició cuando todo parecía perfecto, llegue al punto de replantearse si vale la pena vivir así al lado de la persona a la que consideras la perfecta, o si no lo vale.

Comedia levemente entretenida, con más tintes de seriedad y drama de lo habitual donde, si tiene que destacar en algo, es por mostrarnos las dificultades reales que una pareja puede atravesar cuando decide comprometerse finalmente e intentar cuajar lo que será una vida en común antes de casarse. Con guión e historia del propio Jason Segel, los momentos divertidos o que lleguen a arrancar alguna risa al espectador son muy escasos, tanto que se podrían contar con los dedos de una mano.
Una de esas comedias que se llevan mucho hoy en día, donde se afrontan las miserias de la vida diaria con un pequeño toque de humor y que se estira demasiado, pudiendo contar lo mismo en menos minutos y sin hacer la película tan pesada.

Le doy un 5'8/10.
Leer más...

lunes, 17 de septiembre de 2012

'True Blood' 5ª Temp. Y Dios se hizo sangre

'True Blood', 12 Episodios 5ª Temporada. E.E.U.U. (2012)

Los acontecimientos se precipitaron de una forma brusca en los últimos instantes de la anterior temporada. Sookie, meciendo en brazos a una moribunda Tara con el cráneo volado por el disparo de Debbie Pelt, es encontrada por Lafayette, que estaba en el piso de arriba. El primo de la conflictiva amiga de Sookie no se lo piensa dos veces y prácticamente exige a Sookie que llame a un vampiro para que convierta a Tara, aún sabiendo el odio que siente hacia los chupasangre... pero la única disponible es Pam, la segunda al mando de Eric, y dado el odio que ha desarrollado últimamente hacia Sookie, es la última que querría ayudarla.

Y es que Eric y Bill, tras desafiar claramente a la Autoridad y eliminar a Nancy Flanagan, son detenidos al salir de la casa del Rey de Nueva Orleans por la Autoridad para ser castigados por desobedecer sus órdenes en el caso de la bruja Marney.

Jason Stackhouse logra evitar al reverendo Steve Newlin, ahora un vampiro que le dice estar enamorado de él, tan solo gracias a la intervención de Jessica (memorable conjunto de caperucita), que echa al neonato y le comunica que Jason es suyo.

Por su parte, Sam Merlotte carga con la culpa de haber matado a Marcus, el líder de la manada de hombres lobo de Shreveport, tras la muerte de su hermano por la paliza recibida. Aunque Alcide Herveaux, quien en verdad lo mató por acostarse con Debbie Pelt, acudirá en su ayuda... una vez que se vea con ánimos y fuerzas suficientes como para comunicarle a todo el mundo que Russell Edgington ha logrado escapar de su entierro en vida.

Y el pobre de Terry Bellefleur verá como un antiguo compañero del ejército ha vuelto para remover su pasado y traer consigo aquel peligro que lleva años torturándole.

La temporada abre muy pronto diferentes caminos para cada uno de los protagonistas y muchos de ellos, ni se cruzan entre sí salvo en algún determinado momento.

Las intrigas de la Autoridad (liderada por Roman y la bíblica Salomé), que capturan a Bill, a Eric y a la hermana de este, Nora, atraen a Sookie y a Jason en la búsqueda de Russell Edgington, pero muy pronto las propias conjuras y luchas de poder internas entre los sanguinistas y los pro-integradores que sufren los vampiros en su seno, les harán apartarse del resto de los conocidos de Bon Temps, al menos en primer plano. Porque cuando los sanguinistas salgan a la luz y den rienda suelta al poder de Lilith, la primera vampira, todos se verán afectados por el poder de su sangre.
Terry debe alejarse de Arlene y los niños para marcharse con Patrick en busca de otro miembro de su grupo, a quien consideran que está prendiéndole fuego al resto de supervivientes de Iraq como arrepentimiento por lo que allí pasó. Pronto descubrirán que una maldición convocó a un Ifrit, un espíritu vengativo de fuego que no se detendrá hasta verles pagar por sus crímenes.

Lafayette intenta vivir. Destrozado por la pérdida de Jesús, se ve incapaz de dejar que Tara también le abandone y suplica a Sookie que alguno de sus amigos la convierta en vampira. Pam es la encargada de realizarlo, pero debido a los grandes daños que sufre el cuerpo de Tara (y al propio odio hacia los vampiros que la misma sentía), no hay una garantía de que funcione.
Por si fuera poco, el poder del brujo que posee de Jesús amenaza con tomar el control y liberarse como mal.

Sam Merlotte, tras su discusión con Luna, será blanco de un grupo de fanáticos anti vampiros y criaturas sobrenaturales que intentarán matarle. Decidido a acabar con ellos, le ofrecerá su ayuda al sherif Andy Bellefleur para rastrear a los que le han atacado. Hoyt Fortenberry, humillado y dolido por el rechazo de Jessica y que su mejor amigo, Jason, se la tirase, será el blanco de este grupo para ser reclutado como un nuevo "obama".

Jason tiene una crisis de personalidad, cansado de ser considerado solo una máquina sexual. Y por si fuera poco, descubrirá que a sus padres los mató un vampiro llamado Warlow, lo que hará que renazca su odio contra los bebedores de sangre.
Jessica se comportará como una adolescente, lo que en realidad es, a la que han dejado sola en casa y no parará de conocer chicos y montar fiestas al más puro estilo universitario.

Alcide Herveaux se presentará ante Sookie para comunicarle que Russell ha sido liberado por un vampiro. Pronto descubrirá que Debbie ha muerto y, pese al dolor interno que sufre, se encargará de cubrirle las espaldas a la camarera de Bon Temps. Por si esto no fuera suficiente, se involucrará en la lucha por ser el nuevo jefe de la manada de Shreveport en clara desventaja, contra JD, un viejo hombre lobo que ha sucumbido al placer de la sangre de Russell.

Y Sookie... la pequeña camarera telépata que atrae, sin quererlo, la muerte hacia ella y todos los que la rodean ayudará en la búsqueda de Russell, se verá involucrada sin quererlo en el tema del grupo de asesinos de cambiantes y descubrirá en una extraña discoteca feérica a algunos de sus familiares del reino de las hadas que viven, ocultos, entre los humanos.

Aunque parezca extraño, la temporada y la trama giran, principalmente, alrededor de Eric y Bill. Sí, es cierto que Terry, Lafayette y Alcide tienen sus propias tramas argumentales y que Sookie intenta estar en el mayor número de ellas para aparecer en el desenlace y punto culminante un momento.
Tramas que son muy importantes en los libros son despachadas en cuestión de un par de episodios (la muerte de Debbie y la investigación de sus padres, por ejemplo), al igual que temas más controvertidos y complicados en el libro (la capacidad de engendrar vida por parte de las hadas), aquí se frivolizan como ya pasara en las temporadas anteriores, dando, en mi opinión, mejor resultado a una historia que se desmarcó hace ya bastante de la línea seguida en las novelas en las que se inspiró.

Y todo gira alrededor de la Autoridad y los sanguinistas, pues se prepara la llegada de Lilith, la primera vampiresa según la Biblia vampírica, cuya sangre revela la esencia de los vampiros y les libera de sus ataduras morales para convertirlos en lo que deben ser y, además, en fanáticos religiosos deseosos de ver aparecerse a su divinidad desnuda y bañada en sangre.

Aquellos personajes a quienes considerábamos con los valores morales más fuertes y las ideas más claras nos sorprenderán con las decisiones que tomen, aunque siempre se podrá contar con aquellos que, pase lo que pase, vendrán a ayudarte y aunque Sookie no lo sepa con claridad, lo descubre en cada momento.
El final de temporada ha sido algo menos "destroyer" que el de la temporada anterior, que se condensó en cinco minutos, pero ha dejado muchas tramas abiertas e interesantes. No sabemos que pasará con Sam (espectacular matavampiros) y con Luna; el grupo que quiere salir de la Autoridad con un Jason algo tocado en cabeza; Alcide ha reclamado por fin su lugar, mientras que al pobre Andy Bellefleur le han caído unos regalos del cielo nada esperados. Y, por encima de todos, el peligro que corren Sookie, Eric y todos con el nuevo Bill, que ha sorprendido a muchos con su total cambio de papeles. Solo queda esperar un año para descubrir qué pasará. 'Waiting Sucks'.
Le doy un 8'5/10 a la temporada.
Leer más...

jueves, 6 de septiembre de 2012

"El Libro de las Almas", de Glenn Cooper

"The Book of Souls", 349 pág. E.E.U.U. (2010), España (2011).

Ha pasado casi un año desde el caso Juicio Final que hizo destapar a Will Piper una organización secreta del gobierno y un tremendo secreto que le valió la jubilación anticipada del F.B.I., una esposa a la que por fin ayuda, su compañera Nancy Lipinski y un nuevo hijo con el que intentar no cometer los errores del pasado.

Pero cuando un viejo volumen con el número 1527 en su cubierta aparece en una casa de subastas de Londres y las alarmas saltan en lo profundo de la Biblioteca, en el Área 51, Piper volverá a verse involucrado sin desearlo en la resolución definitiva del misterio. De Nueva York a las tierra de Shakespeare, Piper viajará a investigar por el deseo de dos antiguos trabajadores del Área 51 que le ofrecen una interesante recompensa tan solo por desplazarse por ellos, ya que uno de los dos, Spence, está muy grave y morirá en menos de una semana con toda certeza.

Sin embargo, Frazier, el jefe de seguridad de Área 51 no se olvida de Will Piper y cuando alguien se entromete en la aparición del libro, llegan muy pronto a él. Junto al agente De Corso, un agente que fue herido de gravedad por Piper durante su anterior encuentro, comienzan una operación de vigilancia para recuperar los documentos y la información que vaya descubriendo el ex-agente del F.B.I., presionados por sus superiores para que no se descubra todo antes de que se lleve a cabo la operación "Mano Tendida".

Mientras tanto, Will Piper descubrirá el origen de la biblioteca de Vectis, así como los extraños escribas que se encargaron de todos los libros y qué papel jugaron una antigua familia noble inglesa, Calvino, Nostradamus y el propio Shakespeare en la conservación y vida del único volumen de Vectis que permanecía desaparecido.

Como suele ocurrir en este tipo de asuntos, el viaje de Piper se complicará cuando regrese a Estados Unidos. Su familia y conocidos estarán en peligro, por lo que el agente retirado deberá jugar una última carta para proteger su vida y la de aquellos que quieren al mismo tiempo que burla a las más secretas instancias del gobierno estadounidense.

La segunda parte de "La Biblioteca de los Muertos" mantiene el ritmo de la primera novela, recuperando a todos los personajes importantes y alternando en determinado punto, los capítulos del pasado con los del presente. Sin ser un gran libro, algo por debajo de su antecesor, presenta una trama interesante que da la sensación de que podría haber dado para más de lo que ha dado.
Le doy un 6/10.
Leer más...

viernes, 31 de agosto de 2012

'Brave (Indomable)'

'Brave', de Mark Andrews, Brenda Chapman y Steve Purcell. E.E.U.U. (2012)

En la Edad Media, en las altas tierras de Escocia, la princesa Mérida es la heredera del rey de los clanes, Fergus, un bravo guerrero que perdió la pierna enfrentándose contra un temible oso que aterroriza la comarca desde tiempos inmemoriales, cuando Mérida era pequeña.
Una vez convertida en toda una mujer que se desenvuelve mejor manejando el arco y comportándose como una pequeña salvaje, su madre Elinor considera que ha llegado el momento de presentarla formalmente a los clanes para que el heredero de alguno de ellos se convierta en el prometido de Mérida, algo que a todas luces disgusta a la princesa.

Por ello, se enfrentará a su madre y a las tradiciones, con la firme intención de crear su propio destino.

Tras una fuerte discusión con su madre Elinor, Mérida huye hacia el bosque con su caballo buscando un poco de soledad. Allí encontrará a una "tallista" de madera a la que convencerá de que le prepare un hechizo que cambie a su madre para poder modificar ella su destino.

Y aquí es donde realmente empieza el problema, puesto que el hechizo no resulta ser lo esperado por la princesa. Ayudada de sus pequeños hermanos trillizos, los diablillos pelirrojos, Mérida huirá al bosque con su madre en busca de la respuesta que sea capaz de devolver las cosas a su lugar. Mientras que ambas encontraran la comprensión y el amor entre ellas que creían desaparecido tras los últimos días.
'Brave' es una nueva pequeña joya de Pixar, que eleva de nuevo el listón tras la más infantil 'Cars 2', aunque sigue por detrás de las 'Wall-E', 'Up' o 'Toy Story 3' más recientes. La historia de Mérida, inspirada en la propia relación de la directora Brenda Chapman con su hija (directora a la que apartaron del proyecto a mitad), nos cuenta la necesidad de comprensión entre padres e hijos, algo común a todos los tiempos, con magia, leyendas y bellos paisajes escoceses de fondo. Entretenida y divertida (los trillizos son la leche), esperemos que Pixar vuelva por sus fueros dentro de poco.
Le doy un 7'6/10.

Leer más...

domingo, 26 de agosto de 2012

'El Caballero Oscuro. La Leyenda Renace'

'The Dark Knight Rises', de Christopher Nolan. E.E.U.U. (2012)

Y al fin llegamos a la esperada conclusión de la trilogía sobre Batman de Christopher Nolan. Han pasado ocho años desde los acontecimientos que derivaron en la muerte de Harvey Dent a menos del justiciero enmascarado Batman, convirtiéndose éste en un fugitivo de la ley. La paz ha llegado por fin a Gotham, la ley Dent, creada en base al fallecido fiscal que murió como un héroe, ejerce un férreo control sobre los delincuentes que se ven encarcelados en cuanto son sospechosos. La calma reina en la ciudad y Batman no solo no es necesario, sino que es considerado un asesino.

Mientras tanto, Bruce Wayne (repitiendo Christian Bale), vive encerrado en su mansión, retirado del mundo y sumido en su dolor tras la muerte de Rachel y la persecución sufrida por Batman. Alfred (Michael Caine) se encarga de cuidarle, pero el extremo desgaste físico, las malas decisiones empresariales que le han hecho perder parte de su fortuna y su estado de ánimo, han hecho de Wayne una leyenda a los ojos de la opinión pública e incluso de alguno de sus conocidos.

Pero como ocurre con toda calma, la tempestad que se avecina esta vez será temible. Bane (Tom Hardy), un terrorista adiestrado por la Liga de las Sombras y sin pasado, planea destruir de una vez por todas a la ciudad de Gotham, sumiéndola en el caos más absoluto, lo que obligará a un retirado Batman a volver a enfundarse el traje.
Por suerte para él, encontrará apoyo en el Comisario Gordon (Gary Oldman), un joven agente que confía en el regreso del caballero oscuro, John Blake (Joseph Gordon-Levitt) y una ladrona de guante blanco conocida como la Gata (Anne Hathaway), ambigua y peligrosa, en la que no le quedará más remedio que confiar si quiere sobrevivir.

La paz y el dolor han hecho de Batman un símbolo, una leyenda desaparecida en unos tiempos que ya no le necesitan. Aislado en su mansión, Bruce Wayne se regodea en su dolor y saborea la amarga victoria conseguida tras la muerte de Dent. La entrada en escena de Bane reavivará la esencia del justiciero en Wayne, quien, a pesar de la negativa de Alfred y su reticencia inicial, no puede evitar ir implicándose poco a poco en el conflicto hasta que, de nuevo, vuelva a salir a la luz pública tanto él, como Batman.
Pero, ¿qué hacer contra un enemigo que te conoce y te supera? Ni el apoyo de los suyos, ni de su nueva socia Miranda (Marion Cotillard), ni de Lucius Fox (Morgan Freeman) y sus inventos, ni el de la policia de Gotham, que también le persigue, impedirá que tanto la ciudad como el justiciero enmascarado caigan en desgracia.

Destrozado, arrebatado de todo, ante una ciudad que tiene las horas contadas y abandonado por todo el mundo, Wayne deberá volver a sus orígenes y volver a encontrarse a sí mismo si quiere salvar aquello que ama. Por suerte para él, no estará solo y la ladrona Selina Kyle así como la policia de la ciudad, liderada por el comisario Gordon, intentarán que Bane no se salga con la suya.

La película es un cierre majestuoso a la trilogía iniciada siete años antes por Nolan, donde se introducen detalles de las anteriores películas para unir y dar el cierre definitivo a las aventuras de Batman. Se deja muy claro desde el principio que Batman no necesita ser un hombre, solo un símbolo de lucha en el que la gente pueda depositar sus esperanzas. Sin embargo, ese símbolo se tiñó de vergüenza al asumir las muertes causadas por Dent y la del propio fiscal, por lo que la actuación de Bane tras la presión ejercida por la Ley Dent, parece una liberación para los ciudadanos, que prefieren asumir el estado de terror impuesto por el terrorista antes de rebelarse contra él.

A pesar de los cambios que los propios hermanos Nolan han reconocido en el guión, debido sobretodo a que tenían el primero concebido para el retorno del Joker, antes del fallecimiento de Ledger, la película es una gozada visual y un entretenimiento que no hace largas las casi dos horas y media que dura.
Se abandona, en parte, el trasfondo de cine negro que tenía la anterior película y se opta por un argumento grandilocuente, con muchísima más complejidad y más cercano al mundo del cómic, pero sin abandonar la oscuridad y el realismo que caracterizan a esta trilogía desde su inicio en 2005 con 'Batman Begins', centrándonos más en la figura de Batman/Bruce Wayne que en las anteriores, sin desmerecer a todos los demás secundarios, su vida y el papel que tiene que desempeñar, sobretodo Blake y Bane, cuya historia a través de flashbacks vuelve a ser un recurso de los utilizados por Nolan frecuentemente en sus películas.
Sobre el cierre de la trilogía, a parte de decir que me gustó mucho y que la pondría al mismo nivel que la anterior cinta, no podría decir si ese final está hecho para que Warner y DC Comics puedan seguir hasta llevar al cine a la Liga de Justicia o no tiene nada que ver y pone punto final a la historia de Batman, en consonancia con las constantes referencias al símbolo y no al hombre que en la película se dan.
Le doy un 9'2/10 a esta espectacular conclusión de una de las mejores sagas del cine moderno.
Leer más...

martes, 21 de agosto de 2012

'El Caballero Oscuro'

'The Dark Knight', de Christopher Nolan. E.E.U.U. (2008)

Han pasado un par de años desde que el encapuchado Batman (Christian Bale) apareciera en la ciudad de Gotham y encerrase a los hombres de Falcone, el capo mafioso de la ciudad, así como que impidiera el plan de Ra's al Ghul. El héroe enmascarado es todo un símbolo de la lucha contra el crimen hasta el punto de contar con varios imitadores. Pero ante el vacío en el liderazgo de la delincuencia dejado por Falcone, muchas bandas mafiosas se disputan el pastel que reporta la ciudad de Gotham y pese a la cada vez más frecuente presencia de Batman, la ciudad presenta una escalada de crímenes y de un criminal en particular, llamado el Joker (Heath Ledger), que pondrán a la ciudad en auténticas dificultades.

Pero no todo es oscuro en el futuro de Gotham. Harvey Dent (Aaron Eckhart), el nuevo fiscal del distrito aparece como un rayo de esperanza en la lucha contra el crímen por los medios legales. Ayudado por su ayudante Rachel (Maggie Gyllenhaal) y por el teniente James Gordon (Gary Oldman), Harvey Dent se instaura como el Caballo Blanco que puede acabar con la corrupción y el crimen en la agotada ciudad.

La ciudad de Gotham lucha por recuperarse. La aparición de Batman fue el primer paso, pero no es suficiente. Alguien visible, un rostro que inspire confianza, determinación y legalidad, se alza ante el público de la mano del nuevo fiscal del distrito, Harvey Dent, dispuesto a no detenerse, a ser incorruptible hasta que el último de los criminales pague por sus delitos.
Pero no es él el único que aparece. Un psicópata vestido con un traje morado, con la cara pintada de blanco y el pelo tintado de verde que se hace llamar el Joker, hace acto de presencia en la ciudad atracando los bancos donde la mafia guarda su dinero. Agobiados por este nuevo loco, la furiosa persecución de Batman y el poder creciente de Dent, los mafiosos deciden confiar en el Joker para que acabe con sus enemigos. De esta forma, se desata una auténtica serie de atentados de la mano del psicópata disfrazado que, más que acabar con Batman, desea el hundimiento y llegar a corromper a aquellos que se creen intachables en su lucha por la justicia.
Joker miente al decir que no tiene un plan, porque lo tiene, y en su desquiciada mente prepara el golpe que hundirá en la desesperación definitivamente a la ciudad de Gotham y a sus héroes.

Esta segunda entrega de las aventuras de Batman, dirigida nuevamente por Christopher Nolan, supuso un acercamiento todavía más oscuro e intenso a la historia del hombre murciélago creado por Bob Kane en los años 30. La película, que supuso un cambio en la concepción del cine de súper héroes, es una excelente obra de acción y un thriller policiaco con dos personajes disfrazados que, pese a que juegan un importante papel, en ocasiones no son el eje principal de la historia. Ello se puede apreciar desde la primera escena del atraco al banco, comparada con escenas ya míticas, como la de 'Heat', hasta la trama para atacar a los altos cargos de la ciudad o la propia fuga del Joker de comisaría.
Repite el reparto principal de la primera cinta, con Morgan Freeman como Lucius Fox y Michael Caine como Alfred, el mayordomo de Bruce Wayne, con la excepción de Maggie Gyllenhaal que sustituyó y mejoró el personaje de Rachel, en vez de Katie Holmes.
Todas las interpretaciones son destacables, pero si hay un personaje que se eleva por encima del resto ese es el Joker del fallecido Heath Ledger, que murió seis meses antes del estreno de la película. El histrionismo, la falta de escrúpulos, su macabro sentido del humor y su privilegiada mente dotaron y reversionaron un personaje que en su anterior versión fue llevado al cine por Jack Nicholson, hasta un aire más moderno y peligroso si cabe. Un agente del caos, como a él se refieren, que tan solo quiere ver el mundo arder por el mero placer de ver como se hunde en sus cimientos. Su constancia para derribar a los ídolos de la ciudad antes de sumir a la misma en el caos es un magnífico plan que dirige toda la película hasta donde Nolan quiere.

No se puede ignorar a Bale, que tras enfundarse de nuevo el traje de Batman, dota de
mayor firmeza y seguridad al multimillonario vengador, mostrando la experiencia que ya ha ido adquiriendo; ni a Aaron Eckhart quien representa de una manera fría y creíble el cambio que se va produciendo en Harvey Dent, pasando de ser la esperanza de la ciudad a convertirse en un vengativo desquiciado, echado a perder y corrompido por las maldades del Joker.

'El Caballero Oscuro' se convirtió en la película de héroes más alabada, oscura y realista de todas las estrenadas hasta el momento, agradando a crítica y público por igual y convirtiéndose en una secuela muchísimo mejor que su predecesora, hasta el punto de hacer que a Nolan le costase superarse en la última entrega de su trilogía sobre el hombre murciélago.
Le doy un 9'4/10.
Leer más...

jueves, 9 de agosto de 2012

'Batman Begins'

'Batman Begins', de Christopher Nolan. E.E.U.U. (2005)

Debido al estreno de la última cinta de la trilogía sobre Batman que Nolan y Bale han llevado a cabo para la Warner Bros, me puse a revisionar las dos primeras entregas y como no las había comentado todavía, voy a ello antes de dar mi opinión sobre el capítulo final.
Bruce Wayne (Christian Bale), es el heredero de la acaudalada familia Wayne, de las más importantes de la ciudad de Gotham, huérfano desde pequeño, pues sus padres murieron víctimas de un atracador. Nublado por la venganza y el odio, sintiéndose impotente ante la corrupción de una ciudad por la que sus padres lucharon e incomprendido por su amor de la infancia Rachel Dowes (Katie Holmes), Wayne desaparece del mundo.
Será en una aislada prisión asiática donde un hombre (Liam Neeson), le encuentre y le ofrezca un mayor entrenamiento y un objetivo para poder utilizar sus miedos y su fuerza en pos de un objetivo superior uniéndose a la Liga de las Sombras.

Por ello, cuando Bruce Wayne vuelve a Gotham siete años después, su fiel mayordomo Alfred (Michael Caine) será la piedra angular y el apoyo del ambicioso proyecto del millonario: convertirse en un justiciero nocturno llamado Batman que acabe con el crimen organizado de la ciudad.

Ayudado por Lucius Fox (Morgan Freeman), que le proporcionará todo tipo de mecanismos e ingenios científicos, Wayne comienza su lucha contra el crimen organizado sin saber que detrás de la mafia en la ciudad hay un mayor enemigo con el nombre de Ra's al Ghul, que planea reducir la misma a cenizas. Ayudado por un siniestro psiquiatra que se apoda el Espantapájaros (Cillian Murphy), los planes de Ghul avanzan sin oposición.
Batman recurrirá también al único agente de policia de Gotham no corrupto para que le ayude en su lucha contra el crimen, James Gordon (Gary Oldman).

El reinicio de la franquicia de Batman a manos de Nolan, ocho años depués de la horrible 'Batman & Robin', no pudo ser más acertado. Dotando de una mayor seriedad al personaje y de un halo de oscuridad alejado del mostrado por Burton en sus dos cintas, se nos presentó a un Batman más realista tanto en el héroe, como en las tramas y enemigos. La aparición de un villano nada mediático en la primera película, así como de la tan necesaria ayuda de gente como Fox y Alfred, le dio al personaje una mayor profundidad, huyendo del efectismo rápido y haciendo que el peso de todo recayese en una historia sólida y un personaje con sus miedos, sus dudas y sus deseos. Diferenciamos perfectamente entre Bruce Wayne y Batman en ese intento de salvar a una ciudad, a una gente, que necesita redimirse más que el protagonista de la historia.

Con pequeñas dosis de humor muy controladas, un enfoque más realista al propio héroe y los villanos y un reparto de lujo (exceptuando para mí a Katie Holmes), 'Batman Begins' supuso el exitoso reinicio de una franquicia que estaba bastante muerta, dándole una oscuridad y seriedad al personaje de DC Cómics que marcaría al resto de cintas de super héroes que tendrían que venir después de ésta.

Yo le doy un 8'4/10.
Leer más...

lunes, 6 de agosto de 2012

"Legado", de Christopher Paolini

"Inheritance". E.E.U.U. y España (2011), 812 pág.

El fin está cerca. La batalla por derrocar a Galbatorix y liberar al mundo de su tiranía está a punto de acabar. Eragon y su dragona, Saphira, ya han librado innumerables combates y sobrevivido a todos ellos, haciéndose más fuertes. Pero no lo suficientes, ya que también deben enfrentarse a Murtagh y Espina, que ayudados por los eldunarís y el poder que el maléfico rey les ha dado, han superado Eragon en cuestión de meses.

Combatiendo hacia Dras Leona y Uru Baen, la capital del reino, Eragon, recuperado ya del trauma moral sobre sus orígenes, necesitará de toda la ayuda posible que su escolta de elfos, Arya y Glaedr, puedan darle para que las tropas de Nasuada sean capaces de devolver la paz al reino y acabar con el reinado de opresión que Galbatorix instauró cuando eliminó a los Jinetes.

Eragon ha liderado en muchas batallas a los vardenos, les ha guiado, junto a su primo Roran y la princesa elfa Arya, hasta el mismo corazón del imperio, guiando a los surdanos, enanos, úrgalos y elfos que se han unido en causa común para derrotar al tirano loco que esclavizó a la tierra cuando eliminó a todos los Jinetes y doblegó la voluntad de los eldunarís restantes.

Cuando el sitio a Dras Leona se acerque, Eragon, aconsejado por Arya y su guardia personal de elfos, descubrirá que no está todo lo preparado que debería. La elfa le ayudará a entrenar de nuevo su esgrima y el anciano dragón dorado Glaedr le instruirá a él y a Saphira en los ataques y defensas mentales para poder enfrentarse a Galbatorix con menos riesgos.
Por otra parte, su primo Roran partirá hacia Aroughs, una ciudad amurallada, para intentar desatascar el sitio en la zona (la solución todavía sigue pareciéndome ridícula), y poder contar así con el mayor número de tropas para el ataque a Dras Leona, donde Murtagh y Espina vigilan la ciudad.

Allí, Eragon se enfrentará nuevamente a graves peligros que le valdrán como prueba de fuego ante lo que le espera con Galbatorix, y las victorias le traeran mayores problemas de lo esperado. Se profundizará en Nasuada (o se intentará), y viviremos los terribles momentos del combate final en Uru Baen, donde todo el esfuerzo y la sangre derramada hasta ese momento dependerá de una esperada y nada previsible ayuda y del poder de la comprensión.

Con esta premisa, se inicia el último libro de la tetralogía de "El Legado" que se iniciara con una novela entretenida, sin muchas pretensiones, que al sentir el aliento de Hollywood, sus millones y la versión cinematográfica se convirtió en una obra mala, pesada y con demasiadas pretensiones.
El libro es lento, pesado, algo que se intentó solucionar en el tercero pero que viene arrastrando desde el segundo. Por supuesto, esta última entrega no se salva. Los múltiples asedios son tratados con rapidez y se solventan con la muerte de algún secundario que ha tenido dos apariciones para mostrarnos que eran difíciles, pero nada más, porque no lo consiguen. No se espera que el escritor tenga conocimientos militares, pero lógica ý sentido común sí, porque de eso se carece en, por ejemplo, las horas posteriores al ataque de Dras Leona.
El entrenamiento de Eragon es un intento de repetir lo visto en el segundo libro, para rellenar páginas y darle un motivo al autor de querer profundizar en la personalidad de su héroe. ¿Lo consigue? Para mí, obviamente, no. Eragon sigue siendo un crío con ínfulas, enamorado de la chica de turno (Arya), que poco a poco, ha aprendido a controlar sus impulsos durante más de un día.
El colmo de la previsibilidad viene cuando deciden desentrañar el último misterio pendiente de la profecía del hombre gato Solembun, el acompañante de Angela, la bruja misteriosa que funciona más como irrisorio escape a muchas situaciones que como lo que pretende ser: una mujer enigmática y con un tremendo poder que tiene que repetir que es enigmática y posee mucho poder en cada aparición para que nos quede claro; y es el colmo porque si unas páginas antes dicen "sólo nos podría salvar una gran espada", la solución al enigma y su premio será esa "gran espada" para poder derrotar al malvado Galbatorix. Vamos, que previsible es una palabra que se queda corta para describirlo.
Para rematar, la derrota de Galbatorix es paupérrima. No ya por recordarme a los destrozos causados por Cthutchik en "Las Crónicas de Belgarath", con un plus añadido claro, sino por la forma de ganarle. No es creíble que el desquiciado malvado malísimo que solo desea ser el bueno, se encuentre tan impotente por su propia ambición sin más motivo que un indiscriminado ataque de ira.

Y para acabar, personalmente me resulta cansino y abusivo el indiscriminado uso de la magia que se ha ido haciendo en estas novelas. Que se muerde la uña, pues la repara con magia; que la colada sale sucia, pues la limpia con magia; que se tiene que afeitar, magia; limpiarse el trasero, magia; luchar con varias capas de armadura invisible, magia; y así hasta el infinito de ridículas situaciones. Cuando se le da un uso tan mundano a la magia y a la vez no para de repetirse lo peligrosa que es, que te agota muchísimo, que debe de usarse solo en casos necesarios, todo ello se resquebraja y no queda creíble. ¿Por qué en ocasiones Eragon sí se cansa y en otras no para de lanzar hechizos y no le pasa nada? Y no, no me vale que me digan que a veces tiene ayuda, porque no suelen coincidir las ocasiones.

Resumiendo, triste cierre de la historia, en ocasiones parecía querer remontar, pero en general, careciendo de la fuerza e interés suficiente. Una larga letanía es su lectura, con un final sin fuerza, sin esencia alguna (sobran muchas de las páginas de "y después..."), y un desarrollo en ocasiones atropellado y pesado. Con trescientas o cuatrocientas páginas menos, tal vez el libro hubiera sido algo mejor.
Le doy un 5'3/10.
Leer más...

jueves, 19 de julio de 2012

'The Amazing Spider-Man'

'The Amazing Spider-man', de Marc Webb. E.E.U.U. (2012).

Peter Parker (Andrew Garfield), es un estudiante de instituto que vive en Queens, Nueva York, con sus tíos Ben (Martin Sheen) y May Parker(Sally Field), después de que sus padres tuvieran que dejarle rápidamente a su cuidado cuando era pequeño mientras ellos huían de alguien desconocido para el pequeño Peter. Después de todos esos años,Peter sigue sin saber qué ocurrió y se limita a vivir su vida como puede, siendo un paria en el instituto, fijándose en la chica más guapa del lugar, Gwen Stacy (Emma Stone), a la que considera fuera de sus posibilidades. Sin embargo, cuando encuentra una cartera que perteneció a su padre en el sótano y una foto con un científico, se colará en Oscorp para conocer al Dr. Curt Connors (Rhys Ifan), un experto en la recombinación de ADN entre especies, para intentar saber algo más de su padre.

Sin embargo, durante la visita, se meterá en una zona restringida y una extraña araña le picará, produciéndole un cambio que nunca se habría imaginado y dotándole de un poder y unas habilidades similares a las arañas.

Los cambios que sufre Peter, sumados al dolor que causa la herida del abandono y muerte de sus padres, abierta de nuevo por los descubrimientos, le llevarán a comportarse de manera errática y perdida, lo que conllevará con la irreparable muerte de su tío Ben y a que se plantee otra forma de usar sus poderes... para buscar al asesino de su tío.

Lo peor estará por llegar, cuando ayude a Connors en su investigación y éste, presionado por lograr avances en Oscorp, realice pruebas en sí mismo, convirtiéndose en un lagarto gigante cuyo fin último es conseguir que toda la población humana de la ciudad se convierta en seres como él, mitad hombres mitad lagartos, a los que considera el siguiente paso en la evolución humana.
Hace menos de diez años desde que se iniciaran las cintas de Spider-man dirigidas por Sam Raimi y protagonizadas por Tobey Maguire, tan solo 5 desde la última estrenada en cines, una auténtica aberración que disgustó a crítica y aficionados por igual, pese a las cifras conseguidas en taquilla, por lo que volver a contar lo mismo desde el principio se veía absurdo y muy temerario para todos los amantes del cine.
Conscientes de ello y ante el panorama que comenzó a avecinarse (Marvel estrenando sus propias películas y cosechando éxitos y el nuevo enfoque dado por Nolan a Batman), Sony decidió reflotar la saga, reiniciarla a contrarreloj (como están preparando ahora con Daredevil y los 4 Fantásticos), para evitar que los derechos caducaran y volvieran a Marvel, por lo que se lanzaron al vacío.

Con Marc Webb de director, que solo lleva a sus espaldas '(500) días juntos', y Andrew Garfield (uno de los mejores secundarios en 'La red social'), se ha fraguado la mejor película de Spider-Man hasta la fecha.
Por fin tenemos a un Peter Parker que parece un adolescente (a pesar de tener ya casi treinta años), que es un pringado con encanto y cuyo Spider-Man es el que tantas veces hemos visto en cómics y series, un bromista y gracioso héroe. Se han recuperado los lanzarredes, obviándose los orgánicos de las anteriores películas y, en general, todo ha ido a mejor. La relación de Gwen con Peter y el propio papel de Emma Stone es adorable, pese a ser la joven bastante irónica y menos indefensa de lo que parece. Su padre es el capitán duro y firme, que considera a Spider-Man poco más que un delincuente enmascarado.
May y Ben no son insufribles, ni cansinos. Ambos actores presentan sus papeles a la perfección y, aunque con otras palabras se diga, no se incide tanto en la machacona frase de "un gran poder conlleva una gran responsabilidad", repetida hasta la saciedad en las tres películas de Raimi y se llega a empatizar con ellos bastante más. El Lagarto como villano inicial es una buena elección. Aunque he de reconocer que de las pocas cosas rescatables de la primera 'Spider-Man' de Raimi era Willem Dafoe con su interpretación del Duende Verde -que no el traje-, pero utilizar al villano más emblemático del trepamuros como piedra de toque no permitió explotarlo como debiera.
La película es bastante superior a cualquiera de las otras tres. Entretenida, con buenos diálogos y actores muy solventes, se alternan las escenas de acción durante las casi dos horas y media que dura, estando las mismas bien llevadas, con unos efectos especiales conseguidos y en ningún momento se hace pesada. Para mí, una más que digna resurrección del arácnido trepamuros tras ver al personaje caer en desgracia en 'Spider-Man 3'. Y ha cosechado buenas cifras, porque ya se ha anunciado que la misma será una trilogía. Habrá que esperar un par de años antes de ver como continúan las aventuras de este nuevo Peter Parker.
Le doy un 7'7/10.
Leer más...

miércoles, 11 de julio de 2012

'Juego de Tronos', 2ª Temp. El enano que hizo sombra a los reyes

'Game of Thrones. Season 2'. U.S.A. 10 Episodios (2012).

Poniente está en guerra. La impulsiva decisión del rey Joffrey Baratheon I de acabar con la vida de Eddard Stark ha levantado a los hombres del norte bajo el mando del primogénito Robb, quien desea llegar hasta Desembarco del Rey para reclamar justicia y venganza. Mientras tanto, Renly Baratheon, el hermano menor del fallecido rey Robert, se ha aliado mediante el matrimonio de Margaery con la casa Tyrell y tiene el ejército más poderoso y mejor abastecido de los siete reinos.
Pero no es el único, su hermano mayor Stannis, legítimo heredero al trono, ha abrazado la fe al dios de la luz y lo ha incluído en su estandarte, fuertemente influenciado por la hechicera de Assai, Melisandre la roja, y desde la isla de Rocadragón planea un ataque para reclamar como suyo el Trono de Hierro.
Y en medio de los conflictos reales, Tyrion Lannister llega a Desembarco del Rey enviado por su padre, Tywin, para ser la mano del rey en ausencia de su padre. Arya escapa, junto a Joren y los reclutas del Muro, disfrazada de chico; Jon Nieve se adentra en el indómito norte junto a una gran fuerza de la Guardia de la Noche para investigar acerca de los salvajes; Catelyn comienza a realizar tareas de embajadora en nombre de su hijo Robb, mientras continúan los combates contra los Lannister y en Invernalia permanecen solos sus hijos Bran y Rickon. Su hija mayor, Sansa, sigue comprometida con el rey Joffrey y los abusos que éste comete contra ella son, cada vez mayores. Mientras que más allá del mar Angosto, la khalesi Daenerys Targaryen atraviesa desesperanzada el extenso desierto rojo con su mermado khalassar, cuyo número desciende a cada día que pasan en dicho erial, pese a la fe que tienen en la Madre de los Dragones.

La adaptación de "Choque de Reyes" en esta segunda temporada ha sufrido bastantes más modificaciones que el primer libro con respecto a la anterior temporada y, aún así, han sabido mantener el ritmo y centrarse en los conflictos importantes y en aquellas pequeñas semillas cuyos frutos veremos en posteriores momentos. La llamada guerra de los cinco reyes es el resultado de la decapitación de Eddard Stark por orden de Joffrey Baratheon tras la muerte de su padre. Un hecho y un error que le han valido la rebelión en cada rincón de los siete reinos de Poniente.

Los hermanos de Robert reclaman el Trono de Hierro para cada uno, negándole el derecho a Joffrey a quien tildan de bastardo, hijo de Cersei Lannister y su hermano Jaime -quien se encuentra capturado por las tropas del joven lobo, Robb Stark, en la guerra que el Norte, en su afán de buscar venganza, lleva hacia el sur enfrentándose a tropas Lannister-, y luchando entre ellos por ver quien es mejor heredero.
Por si esto fuera poco, Balon Greyjoy siente que es el momento de que las Islas del Hierro recuperen el papel de saqueadores que han tenido siempre, una vez muertos quienes aplastaran su rebelión quince años atrás, por lo que tiene sus propios planes de conquista.

Tras unos primeros episodios de presentación de nuevos personajes, tramas y estado de aquellos que continúan y sin finales demasiado impactantes, al contrario que en la primera temporada, la serie arranca con paso verdaderamente firme a partir de su cuarto episodio y el responsable de cargar en sus hombros con la mayor carga dramática y el devenir de la serie no es otro que Tyrion Lannister (interpretado por Peter Dinklage, ganador de un Globo de Oro por este papel en la primera temporada), que se hace cargo de todo lo concerniente a la administración y defensa de la ciudad como Mano en funciones, pese a las protestas de su hermana Cersei.

Arya, que escapaba hacia el norte infiltrada en el grupo de "reclutas" para el Muro, se de en una incómoda situación cuando por los azares del destino termine sirviendo, sin que él lo sepa, al propio Tywin Lannister en las ruinas del enorme castillo de Harrenhal, junto a Gendry, uno de los hijos bastardos del difunto rey Robert Baratheon. Allí conocerá a Jaqen H'Gar, un extraño hombre que le pedirá el devolverle un favor nada habitual.

Sansa es prisionera en una jaula de oro de la reina, utilizada como rehen para intentar que mantengan con vida a Jaime Lannister y sigue siendo el objeto de abuso de Joffrey, pese a que la joven Stark ya ha descubierto la verdadera forma de ser de su antes amado príncipe.

Jon Nieve avanza hacia el norte, dejando atrás incluso el torreón de Craster, ese viejo amargado que se casa con sus propias hijas, y estableciendo una base con otros hermanos negros en el Puño de los Primeros Hombres. Pero será cuando salga como explorador junto a Qorin Mediamano cuando los problemas con los salvajes le hagan darse cuenta de verdad cuán al norte están.

Bran intenta cumplir como Señor de Invernalia en ausencia de su madre y su hermano mayor, ayudado por el anciano maestre Luwin, pero la llegada de Theon Greyjoy al castillo como enemigo declarado, romperá la ya de por sí difícil existencia del pequeño Stark, dejándole como prisionero a merced del que una vez fuera el mejor amigo de su hermano. Y Theon, dividido entre la lealtad a su casa natal y a aquellos que, pese a ser su rehén, le trataron con honor, tomará decisiones difíciles para ganarse el respeto de los Hombres del Hierro a sus órdenes, pese a que dichas decisiones aceleren su propia destrucción.

Mientras todo esto ocurre, la matriarca Stark, Catelyn, servirá de emisaria a Robb ante los hombres del recién coronado rey Renly Baratheon con la intención de unir fuerzas contra el Trono de Hierro. Allí conocerá a Brienne de Tarth, la doncella guerrera, con quien se verá obligada a huir del campamento militar Tirell cuando las malas artes de su propio hermano, Stannis Baratheon atenten contra la vida de Renly. Catelyn, movida por su honor y su deber de madre, tomará decisiones difíciles que provocarán mayores cismas en los hombres que lidera Robb, menoscabando su autoridad. Pero Robb también hará temblar su honor y su palabra cuando los sentimientos venzan la fuerza de los deberes contraídos.

En Rocadragón, Stannis Baratheon adopta la nueva fe de R'llor, el Señor de la Luz, de mano de la hehicera roja Melisandre de Assai, y se autoproclama heredero legítimo al Trono de Hierro, considerando enemigo a todos aquellos que no le juren fidelidad, incluído su propio hermano Renly. Davos Seaworth, el caballero de la Cebolla y su consejero más fiel y sincero, le apoya ya que le debe pelitesía, pero también le da consejos que le disgustan. Como capitán de su flota, asume que encabezará el ataque a Desembarco del Rey.

Y más allá del mar, atravesando los eriales sin vida del desierto rojo, Daenerys Targaryen con su mermado khalasar logra llegar a la ciudad de Qarth, donde es acogida como invitada por sus dragones, pero donde nadie le ofrece la ayuda pararegresar a Poniente sin que ella pague su justo precio.

Tras un arranque de temporada algo lento, donde el mayor protagonismo lo lleva Tyrion, la serie vuelve a sus derroteros. La lucha por el trono se cobrará a sus primeros aspirantes y el hecho de que Poniente entero esté en guerra, a excepción de Dorne, ha convertido a todos los hombres en salvajes que no respetan nada. Hay que reconocer que, de todos los episodios, el capítulo cumbre ha sido el noveno, el ataque de Desembarco del Rey en la bahía del AguasNegras, centrado en dicha batalla y con unos tiempos y unas soluciones narrativas para adaptar la novela muy logradas.
Así mismo, hemos visto adelantados un par de capítulos del tercer libro en cuanto al destino de Jaime y Brienne, algo que Martin ya adelantaba en el libro sobre ciertos acontecimientos que transcurrían a la vez que el final de la segunda novela.

La temporada ha mantenido su fuerza. Las nuevas incorporaciones destacan, algunas másque otras, pero todas encajan en su lugar. Tal vez, Margaery sea demasiado madura para lo presentado en los libros, pero su inteligencia y sentido de la oportunidad está plasmado perfectamente. Davos y Stannis, sobretodo este último con su impertérrito semblante, cumplen con creces el papel que les ha sido asignado e interpretan maravillosamente. Melisandre es quizás más seria y enigmática de lo mostrado en los libros, con menos picardía malsana (pese a la insinuación a Davos) y Brienne, tal vez menos fea, aunque hay que reconocer que semejante mujer impone por su tamaño.

Los personajes que no están y que deberían aparecer en esta segunda temporada, destacamos a: Vargo Hoat como líder de la banda de mercenarios de Tywin Lannister a la que se unen Rorge, Mordedor y Jaqen H'gar, que aquí simplemente engrosan los hombres de Gregor Clegane y Tywin; Jojen y Meera Reed, los dos hermanos siervos de los Stark que se presentan ante Bran y le acompañan en su huída hacia el Norte, siendo Jojen quien tenía los Sueños Verdes que en la serie le han dado a Bran; Edmure y Brynden "Pez Negro" Tully, así como el castillo de AguasDulces, hogar de los Tully, casa natural de Catelyn y donde la viuda de Eddard Stark pasaba la mayor parte del tiempo tras volver de su viaje para negociar con Renly, así como ser la base principal del ejército de Robb Stark al sur, los guardianes del barco de Yllirio que Mormont y Daenerys deberían encontrarse en el puerto de Qarth y, por último, Ramsay Nieve, el bastardo de Rose Bolton, que era la mano derecha de Theon hasta que le traicionaba para atacar Invernalia. Jocelyn Bywater, el burdel al que iba Tyrion, Lady Tanda, son otros "sacrificados" de menor importancia que los anteriores.
Los cambios en la serie son comprensibles: intentan contar lo mismo en menos tiempo y hay un presupuesto limitado. Las partes que han sufrido más han sido la de Robb Stark y la de Daenerys, que ha visto un motivo más fuerte que la mera curiosidad, para ir a la Casa de los Eternos y la de Arya en Harrenhal, donde ha servido a Tywin Lannister y el castillo nunca ha pasado a manos de los hombres del norte, ni lo ha dirigido Rose Bolton. Hemos visto condensado el cambio de tropas de Renly a Stannis y la toma de Bastión de Tormentas en una sola escena, igual que se ha resumido bastante en la toma de contacto de Jon Nieve y su captura por los salvajes, o la toma a Invernalia. Es comprensible en muchas escenas para adecuarlas al presupuesto que maneja la serie, pero aún con ello, no se ha visto mermada la calidad ni ha modificado mucho la trama principal, ni las secundarias, de la serie los cambios llevados a cabo.

Si hay que destacar a algunos actores por encima del resto, Theon Greyjoy (Alfie Allen) sería uno de ellos. Su personaje se encontró volviendo a su hogar solo para ser despreciado por su padre y por aquellos que eran su pueblo y teniendo que esforzarse, traicionando unas lealtades para elegir otras, con el conflicto interior que ello le provocó. Su mejor momento fue en el último episodio y ese discurso final, de los mejores de la serie y que he escuchado desde el de '300'; Stannis (Stephen Dillane), Meñique (Aidan Gillen), Bronn (Jerome Flynn), Sandor Clegane "El Perro" (Rory McCann), Davos Seaworth (Liam Cunningham) y Tywin Lannister (Charles Dance) son otros que merecen por mi parte una mención especial, incluso el enigmático Jaqen H'Gar.
El elenco femenino, por encima de todas se situarían Catelyn Stark (Michelle Fairley), sufrida mujer donde las haya, Cersei Lannister (Lena Headey), que nos muestra más de sus ambiciones, de su supuesta superioridad intelectual frente a cualquier familiar y de esa voluntad de controlar y proteger a un hijo, Joffrey, que se ha convertido en un monstruo. Sansa (Sophie Turner), ha cambiado completamente su forma de ser y ahora desea alejarse del que fuera antes su amado príncipe tras conocer el tipo de persona que es; Arya Stark (Maisie Williams), se hace querer, siendo la más adulta de todo el grupo que le rodea, siendo la joven más fuerte en su interior, donde la recome ese deseo de venganza que crece un poco más cada día que pasa; Shae (Sibel Kekilli), es todo dulzura cuando habla con Tyrion y fuerza al tratar de defenderle, el enano Lannister no podría pedir más de ella y la actriz nos hace quererla por ser de los pocos amigos que tiene el gnomo; no puedo olvidar a Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), la Madre de los Dragones llega a ponerse un poco insoportable en ocasiones exigiendo tantos derechos de nacimiento y ayuda al primero que se encuentra, pero dando, eso sí, una muestra de un carácter fuerte e inquebrantable a pesar de lo que ya ha sufrido y de escenas como la que vive en la Casa de los Eternos.

Pero por encima de todos ellos se ha alzado Tyrion Lannister, interpretado por Peter Dinklage y que ya ganó el Globo de Oro por su papel en la primera temporada. Las intrigas palaciegas, la preparación del asedio, el cubrirse las espaldas contra su propia hermana, todo ello ha sido llevado magistralmente por el actor británico que ha dotado de mucha vida y ha sabido caracterizar sobremanera al Gnomo de la obra de Martin. Sus palabras, sus reproches al rey, sus pactos, su enamoramiento de Shae, su desconfianza, su relación con sus hermanos, la presente y el ausente, así como con su padre, dotan de muchos matices y complejidad a este personaje que Dinklage sabe llevar al extremo y explotar con todo su talento.
Para concluir ya, la serie ha empezado algo floja pero ha ido ganando fuerza con el paso de capítulos, dejándonos a todos con muchísimas ganas de que llegue el año que viene y podamos ver la adaptación de "Tormenta de Espadas" en la tercera temporada, con todo lo que ello va a conllevar.
Le doy un 9'5/10.
Leer más...