jueves, 30 de septiembre de 2010

"La Casa de los Espíritus", de Isabel Allende

"La Casa de los Espíritus", 454 pág. Chile, (1982).

Chile, finales del S. XIX. Clara, la hija menor de quince hermanos de la familia Del Valle, comienza a redactar sus cuadernos de anotar la vida con la llegada de Barrabás, un cachorro de perro negro que acompaña el cadáver de su tío Marcos, muerto de unas fiebres mientras volvía de una expedición en África. A partir de este suceso, se nos contará la historia de la pequeña Clara y su familia, así como la del propio Esteban Trueba, pretendiente de la hermana mayor de Clara, Rosa la angelical, durante algo más de setenta años en los que sucederán hechos en el país y en torno a la familia Trueba-Del Valle que cambiarán su vida por completo.

La pequeña Clara, nacida en el seno de una familia adinerada de Chile, pero con ideales de izquierdas, es clarividente y habla con los espíritus, además de poder mover objetos con la mente. Sus padres la ocultan de las miradas curiosas y toda su familia está acostumbrada a esas excentricidades, sin que les llegue a molestar la pequeña. Clara tiene una hermana de cabellos verdes y belleza etérea llamada Rosa, muy distraída y encerrada en sus propias nubes, que está prometida a Esteban Trueba, un trabajador de una familia de menor clase social que marchó dos años atrás a las minas del norte tras conseguir una concesión, a encontrar la riqueza que le permita casarse y darle la vida que se merece a tan hermosa criatura.

Esteban Trueba es un luchador, un hombre de ideas conservadoras, vigoroso y testarudo, que ha convivido toda su vida con un padre alcoholico y ausente, una madre postrada en cama y una hermana llamada Férula, dedicada por completo al cuidado de la enferma madre y al de su hermano menor.


Un horrible e inesperado acontecimiento será el primero de una cadena que perdurará con los años y es que, cada acto tiene su consecuencia en esta historia: desde la afición por las indígenas de Esteban Trueba, hasta las reuniones sociales y espirituales de una Clara ya adulta, junto con los nuevos miembros que van apareciendo en la familia. Asistiremos a tres generaciones de Trueba-Del Valle que se relacionan con la cambiante sociedad chilena y que viven en un país que, poco a poco, va sembrando la pólvora que estallará con el golpe de estado que derrocó al gobierno del Candidato en 1973.

La primera novela de Isabel Allende supuso una sorpresa a nivel internacional por la viveza de sus retratos y la narración, en clave de historia familiar con tintes sobrenaturales, de la evolución y el cambio de situaciones en su país natal, Chile, desde el principio del S. XX hasta el golpe de estado de 1973. El libro está narrado en tercera persona, alternando con pasajes, donde es el propio Esteban Trueba quien narra, en primera persona. Me lo he leído de rebote, porque Prala me lo ha pasado y porque es uno de esos libros que todo el mundo debería leer, aparte, claro está, de que yo mismo me dije un día, cuando estaba comenzando su película en un canal de televisión, que si era una adaptación literaria, debía leer la historia antes de ver la película.

El libro es interesante, a ratos divertido por los excéntricos comportamientos de los diferentes personajes, es romántico, grotesco, bruto, tierno, y cada uno de los adjetivos existentes, pues durante todo el tiempo que narra el libro, suceden tantos hechos, que es difícil quedarse con uno en concreto. Si bien, el principal pilar de esta historia es el amor: entre Esteban y Rosa, entre Clara y ESteban, Clara y Férula, Blanca y Pedro Tercero, Alba y Miguel y así, tantos otros personajes que tiene cabida en esta historia. Una lectura obligatoria para todos.

Le doy un 7'6/10.
Leer más...

martes, 28 de septiembre de 2010

Nuevo trailer de "The Witcher 2: Assassin of Kings"

La semana pasada salió a la luz un nuevo y espctacular trailer de "The Witcher 2", la continuación del exitoso juego para ordenadores de 2007 inspirado en las novelas de Geralt de Rivia creadas por el polaco Andrzej Sapkowski.

Los de CDProjektRed ya han dicho que este juego tendrá unos 16 finales diferentes, con múltiples ramas y decisiones, mucho más enrevesado y con mayores consecuencias que la primera parte, que solo contaba con tres finales distintos.

Este trailer muestra a Geralt escapando de una prisión, en una anécdota que cuentan en una taberna Triss Merigold, la hechicera amante del brujo, y uno de los enanos amigos del mismo, Zoltan Chivay. Conforme avanza la pequeña historia, los personajes discuten y relatan lo que ellos creen que fue lo que realmente pasó, cambiando algunas secuencias en el video para mostrar las modificaciones que en la historia se van produciendo en función de lo que Triss o Zoltan eligen (no sentándole muy bien a la hechicera algunas cosas, jeje).

Sin más, os dejo con el trailer de este esperadísimo juego que saldrá a la venta en Otoño del año que viene.

http://www.4players.de/4players.php/tvplayer/4PlayersTV/Alle/19173/61653/The_Witcher_2_Assassin_of_Kings/Prison_Break.html
Leer más...

viernes, 24 de septiembre de 2010

'The Lovely Bones'

'The Lovely Bones', de Peter Jackson. U.S.A. (2009)

Basada en la novela de Alice Sebold, "Desde Mi Cielo", Peter Jackson adapta la historia de la pequeña Susie Salmon (la nominada al Oscar en 2007 Saoirse Ronan), quien ha sido asesinada y nos cuenta la conmoción que causa en su familia su desaparición y observa a quien la asesinó, desde un punto intermedio entre el cielo y la tierra, intentando darle ánimo a sus seres queridos desde el más allá.

Susie nos cuenta su historia estando ya muerta. De hecho, lamentablemente para ella es lo primero que le ocurre a sus 14 años. Se deja convencer por un vecino, el Sr. George Harvey (Stanly Tucci), cuando acaba de oscurecer y se dirige camino a su casa de vuelta de las clases, quien quiere enseñarle un refugio que ha construído en el maizal que separa la zona residencial del instituto. La joven cae en la trampa y aunque al principio el Sr. Harvey se muestra amable, pronto revela que no va a dejarla salir de allí. Así es como el alma de Susie, mientras comprende lo que le ha sucedido, se da cuenta de que su ha sido asesinada, violada y descuartizada por el tímido y extraño vecino. Su familia, destrozada por su desaparición, no quiere perder la esperanza, pero la policía le informa de que han encontrado mucha sangre en el mismo lugar en el que estaba su gorro de lana multicolor.

Pero Susie se resiste a marcharse. Compadecida por la nueva situación creada en casa, como tanto sus padres como sus hermanos están destrozados y con la rabia y el deseo de poder vengarse del hombre que la mató, su reflejo se le aparece levemente a su padre mientras éste se encuentra abatido. Como si esa aparición pudiera calmar su dolor, Jack Salmon, su padre (Mark Wahlberg), comienza a obsesionarse y a investigar por su cuenta a los posibles sospechosos del crimen, mientras revela las fotos que la joven sacó, buscando pistas también en ellas. Mientras tanto, su madre (Rachel Weisz) quiere olvidar, pero ni se atreve a entrar en el cuarto de Susie, que sigue igual que el día que desapareció, ni puede apoyarse en su marido, que pasa día y noche intentando encontrar al culpable del asesinato de su hija.

Jack, pensando en ayudar a su mujer, llama a la abuela Lynn (Susan Sarandon), su suegra, que contribuye más bien poco a calmar el ambiente. Mientras tanto, el asesino de Susie pasa las horas rememorando su última fechoría y, cuando eso no parece ser suficiente, planeando el cómo atraer a su nueva víctima.

Susie Salmon nos muestra un mundo de fantaía en su cielo, un lugar en el que puede moldear a su antojo todo cuanto sucede, con maravillosos cambios de paisaje y de momento del día, así como otros cambios más drásticos en los paisajes donde se encuentra en función de su estado de ánimo y de la influencia que ejerce en sus seres queridos. A pesar de la venganza, del deseo de muerte hacia su asesino, no hay que olvidar que todo está contado desde los ojos de una niña de 14 años en 1974, que lo que más deseaba en el mundo era no despedirse del mundo, ni ir al cielo, sin haber besado a un chico, hecho que lleva anclado -al igual que su muerte- al no poder besar a su compañero de instituto Ray, porque muere justo antes de su primera cita.

Película triste, contada por una niña inocente a la que el mal de este mundo, representado en una de las muchas personas capaces de provocarlo, se la ha llevado de él y ha provocado el caos en casa. Salpicada con muchas alegorías fantásticas y los cambios de paisaje digitalizados mientras la joven se encuentra en su cielo, la historia pretende centrarse en como su familia supera la pérdida de su hija mayor de diferentes medios, con la ayuda, a veces, de la propia difunta, en una película que es más un drama familiar que un thriller policiaco (aunque quien no sea capaz de darse cuenta de esto, se ha equivocado bastante de película). Las interpretaciones son correctas, reultando creíbles en todo momento, pero destaca de entre todas ellas la del nominado al Oscar por este papel Stanly Tucci, a quien se llega a odiar durante el transcurso de la cinta por lo que ha realizado y lo que es capaz de hacer, mientras se escuda en esa apariencia de vecino modélico, silencioso y cuidadoso, a pesar de que cuando uno se fija más en su actitud, pone los pelos de punta.

Sin embargo, el resultado global de la película es bastante normal. No llega a conmover excesivamente, que es lo que buscaría una cinta con esta trama, y en ocasiones, la belleza de las creaciones paisajísticas llega a desconectar levemente de lo que parece el hilo principal de la historia, que es el drama familiar y la búsqueda del culpable.

Le doy a la película un 6,4/10.
Leer más...

martes, 21 de septiembre de 2010

"Lapis Philosophorum"

Recordando el latín, encontré la letra (o lo que alguien apuntó de oidas) de una de las canciones de la banda sonora de 'FullMetal Alchemist: Brotherhood' y quise rememorar mis tiempos de traducir latín. Pero o estoy muy oxidado, o necesito mi buen diccionario o, sencillamente, hay muchas palabras inventadas o con alguna letra cambiada y es imposible reconocerlas, por lo que tras un par de días dándole vueltas, he decidido rendirme de momento y, tal vez si en el futuro encuentro de nuevo la letra o me animo, me ponga a traducirla correctamente. De momento, aquí os la dejo, música incluida, más para que yo no me olvide que para que alguien la lea, jaja.





Lapis philosophorum lapis ruber lapis quantus
sacrificum vis saputo felicitas

Debes sapio debes ibi multa miseria tua retro
calamitatis habes saputo felicitas

Ubi es inpedis terra e tem pus anteactus
sapies eo quam erant cadeveris infinitatis.

Debes sapio debes ibi multa miseri tua retro
calamitatis habes saputo felicitas

Ubi es inpedis terra et tempus anteactus
sapies eo quam erant cadeveris infinitatis.

Specta mortuus specta si denuo desiderium
sapies habebis tueri sanguinem brachi pedis rubus,
Lapis philosophorum lapis ruber affecto quam res…?


Leer más...

lunes, 20 de septiembre de 2010

El idiota

Me siento idiota. Muy idiota. Aparte de algo desencantado con la vida que tengo y por tener ya casi 27 años, siento que he perdido la inocencia de mi juventud y el haber tenido otro tipo de vida. Desde luego, no puedo culpar a nadie más que a mí mismo por las estupideces que he podido cometer y el querer ir, muchas veces, por delante de lo que realmente necesitaba. Soy una persona simple, que se contenta haciendo las tonterías más banales y superficiales que se pueden encontrar (aunque muchas de ellas necesiten de algo de dinero para empezar), pero nada más.

Lo ridículo de todo es plantearse que estás así porque al ver una serie romántica de dibujos, recuerdas que tú alguna vez fuiste parecido a ese chico tonto, que no se entera de nada, enamoradizo y algo pervertido, al que la vida real no le trató como te tratan los mangas. Cualquiera diría que tuve una mala vida, nada más lejos de la realidad, fue bastante discreta y no me faltó de nada material, aunque a veces pueda quejarme. Fui un ingenuo, eso sí. Un niño enamoradizo en el colegio que no conseguía nada, que no sabía qué era el amor pero aún así, seguía sintiéndome especial cada vez que una chica me dedicaba unas palabras. Lo peor es que eso llegó hasta el instituto y allí, por tonto, por probar, por no hacerle daño a nadie, me dejé envolver en una relación que quise convertir en idílica, imaginarme que era así, cuando en realidad, no existía. Las fisuras, que no se veían al principio, las encontré al año por mi mismo, por mi actitud y los actos que quería hacer, independientemente de todos lo que hizo la otra persona. Si de verdad amas a alguien, lo último que intentas es llenar lo que consideras que son vacíos en tu interior con conversaciones, respeto y confianza que no es capaz de darte tu pareja. Si tienes que ocultar tus sentimientos y tus sensaciones, si no tienes completa libertad para hablar de cómo te sientes o lo que querrías, si la otra persona no siente que debe estar tan volcada en ti como uno debería estarlo con ella, no hay que ser un genio para darse cuenta de que algo falla.

Y todo esto no es porque eche de menos una relación anterior, ni mucho menos. Solo detesto esa relación porque me robó la inocencia, porque ese inicio dio lugar a varios años donde perdí lo que era yo en un principio y me convertí en alguien peor, y hoy en día, consecuencia de eso, no soy ni el del principio, ni aquel, pero no estoy contento con mi yo actual. Cuando inicié mi actual relación, lo hicimos sin inocencia. Fue apresurado, rápido y de nuevo fue culpa mía, porque ante todo buscaba lo que se suponía que era el mejor modelo a seguir: el ligón que había intentado ser durante ese año, picoteando de un par de flores sin que eso llenara hueco alguno o me produjera mayor satisfacción que poderme henchirme de orgullo como un pavo de vez en cuando y demostrarme algo cuya necesidad de demostración era igual de supérflua que el pensamiento sobre el que se edificó. He intentado solucionar los cimientos con los que se comenzó esta relación actual. Fue rápida, yo fui muy rápido, ella también, al fin y al cabo, ya teníamos 21 años, no eramos niños. Pero cuando yo iba a un lado, ella no lo quería... ibamos descompasados, como si no hubieramos sincronizado nuestro ritmo, ni nuestros deseos. No estábamos enamorados a la misma vez y actuamos finalmente porque íbamos a separarnos y, a veces pienso, que nos dio miedo volver a enfrentarnos a la soledad. Porque, seamos sinceros, todos los seres humanos buscan alguien a quien idolatrar y a quien adorar, alguien ante quien se sientan especiales y a quien desean que se sienta más especial, no importa el como; amar y ser amado. Ahora estoy en plan "cursi", que espectáculo. Seguro que si ella pudiera leer esto en cualquier momento, pensaría que me arrepiento de estar con ella, de salir y del tiempo que hemos pasado juntos. Pero nada de eso, no tiene nada que ver con ella. Se que ha dado su mejor esfuerzo, aunque no siempre, pero quién se lo reprocha si yo he actuado igual. Siempre espero que cuando cambie la vida, cuando tenga mi propio hogar seré completamente feliz, más allá de esa sensación de paz y calma que me envarga cuando la gente me deja en paz, que es muy difícil, por supuesto, pero con el trabajo que al final he elegido, y puede que con cualquier otro, no estoy contento en nada. De aquí, a ayudar a mi padre, de ahí vuelvo aquí, con algunas pausas intermedias donde puedo verla a ella y, depende del humor, del día, de si hice algo que no le gustase... estar mejor o peor, sentirme feliz y enamorado, o solamente triste.

La maldita melancolía es una carga que llevaré toda mi vida, que me la puede causar una canción en un determinado momento, o una serie donde se refleje, hiperbolizado, el amor más puro, o el sacrificio, o la amistad... o todo eso que solo existe en las fantasías y que ilusos como yo pretenden encontrarlo en la vida real. Sea como fuere, dudo mucho que nadie pueda comprenderme nunca... sin sentirse ofendida por lo que esté contando, sin que se sienta la pieza que no encaja, porque no es así. Si hay algo que no encaja en mi vida, soy yo, puesto que da la sensación de que cambio de forma cada dos por tres, sin embargo, siempre me preocupa comentar estas cosas porque tiende a cargar ella con la culpa y a sentirse el estorbo, cuando no se da cuenta de que es el único y mejor apoyo que podría tener.

En fin, dejo de darle vueltas a esto, no lleva a ninguna parte salvo a marear a cualquiera que se atreviera a leerlo y causarle disgustos a Prala. Pero al final lo publicaré por ella, porque casi me lo ha pedido, así que... si ella lo pide, no me queda otra.
Leer más...

jueves, 16 de septiembre de 2010

Resumen Partida Belgarath 3ª Parte: Camino a Tol Honeth

A marchas forzadas estoy terminando estos resúmenes. Pasan muchas cosas pero voy a ser más breve que en el anterior o no los termino nunca, que con ese han sido más de 4 días dale que te pego a las teclas cuando tenía un momento y no estoy por la labor otra vez.

Así que, continuando con nuestro grupo de héroes, estos se marcharon de la ciudad de Tol Rane con destino a Tol Honeth. Sin embargo, debían tener cuidado, ya que la guardia y las legiones que vigilan la calzada buscaban a los sospechosos de haber atacado al conde Nashor. En este punto, el grupo se amplió con dos nuevas incorporaciones, convirtiéndose en el grupo de jugadores y personajes que permanece hasta la actualidad, tras más de medio año desde que se detuvo la partida.

Jin Raiba: Atípico rivano que encontraron en la primera posada del camino donde pasaron la noche. Sanguinario, ama el combate y tiene un carácter fuerte y arrojado. No es un mimbrano, pero prefiere solucionar siempre los problemas con la espada antes que por otros medios. Se unió a ellos sencillamente porque vio rasgos alorn en el sendario Drazhark y porque al ver a un cherek en el grupo, supo que habrían peleas cerca. No se sabe casi nada de su pasado, ni de porqué abandonó la lejana isla de los Vientos.

Daehrotom: Bardo algario que encontraron casi terminando el camino varios miembros del grupo. Nadie le invitó a unírseles, pero el algario, lejos de su hogar, tras intentar infructuosamente ligar con todas las hijas de carreteros que encontraba en el camino, se acercó a ellos y comenzó a cabalgar a su lado. Cada día mejora su música y su especial dedicación a los caballos le han hecho ganarse en poco tiempo el aprecio de sus compañeros.

El grupo comenzó a avanzar por la calzada. Iban ocultando sus armaduras, cabalgando en silencio y sumidos cada uno en sus propios pensamientos. Hz2b no había comunicado a nadie lo que contenían los escritos, ni tan siquiera la existencia de los mismos. Aku se había sumido en un melancólico silencio desde que su camino se separase del de Xelena; Drazhark se alegraba de alejarse de aquella tierra que, sin recordarlo, casi le provoca la muerte y Minsc, sencillamente, imaginaba que cuanto más al norte se dirigiera, antes podría llegar a su hogar.

La primera noche, un rivano solitario se acercó a su mesa y se sentó. Era hosco, parecía que buscara pelea, porque respondía a las educadas invitaciones a marcharse con malas palabras. Minsc se puso algo de su parte, al ser alorns los dos, y el rivano pareció calmarse. Como necesitaban pasar desapercibidos y Jin no respondía a las descripciones que podían dar de Pertu, decidieron dejar que les acompañase. El camino fue transcurriendo sin muchos problemas, mientras cada uno intentaba practicar con sus habilidades.

A la tercera noche, cuando tomaron una misma habitación para descansar todos, fue cuando comenzaron las pesadillas. Hz2b, Minsc, Aku e incluso Jin soñaban que se encontraban atados y que una presencia amenazadora, oscura cual sombra, les preguntaba acerca de un extraño texto y su misión. Solo el ulgo sabía a lo que se refería y estaba presto a averiguarlo cuando, de repente, desapareció de su mente. Esto fue porque Drazhark se había despertado, sobresaltado, y había intentado en vano despertar a sus compañeros. En ese momento, la puerta se abrió de golpe. Una sombra oscura, un encapuchado entró en la habitación, seguido de dos hombres con sus armas desenvainadas igual de corpulentos que Minsc. Drazhark intentó llegar a su espada, le cortaron el paso, le atacó uno de ellos obligándole a retroceder hacia donde se estaba posicionando el otro. El encapuchado lo observaba todo desde la intimidad que le otorgaban las sombras de su vestimenta. Nadie puede recordar exactamente como sucedió o qué pasó, puesto que todos dormían y Drazhark cerró los ojos, resignado a su muerte, contra una pared. Solo él sabe qué gritó y como un fuerte viento empujó por la ventana y hacia la puerta a los guerreros, cayendo uno al piso de abajo y saliendo el encapuchado junto al otro despedidos hacia el pasillo.
En ese instante fue cuando se despertó el resto del grupo. Solo entendieron del sendario que alguien había entrado y salieron corriendo, buscando a los culpables. Los guardias de la legión que estaban en la puerta, fuera, dormían profundamente, pero no así el resto de viajeros que se hospedaban, lo que motivó que el grupo saliera huyendo de la posada a altas horas de la madrugada y se internara en el bosque, a terminar de descansar sin llamar la atención ni de encapuchados, ni de guardias. Por supuesto, nadie creyó las extrañas ideas que contaba Drazhark, pese a que se preguntaban cómo se habría deshecho en realidad de los tres -si realmente eran tres- atacantes él solo.

Avanzaron, tomando precauciones sobre si volvería a aparecer el encapuchado que todos habían visto en sueños y al que se negaban a aceptar que fuese real. Cerca de una pequeña aldea, un mercader les reconocío por las descripciones, como aquellos que habían atacado a Nashor. El mercader les ofreció su silencio a cambio de que le custodiaran hasta Tol Honeth, en una relación en la que todos saldrían ganando, pues él tendría escolta gratuita y podría engañar a los soldados si paraban al grupo de guerreros. Pero Aku, Hz2b, Minsc y demás se negaron, por lo que el mercader los delató ante la guardia.
Los soldados de la aldea solo pudieron encontrar a Aku, Drazhark y Hz2b, quedando Minsc y Jin en "libertad" mientras estos tres estaban en el calabozo. En seguida llegó el jefe del cuartel y comenzó a interrogarlos. Cuando parecía evidente que no les dejarían salir de allí, el mercader que les había delatado apareció y se puso a discutir con el guardia, al que parecía conocer, sobre la posibilidad de que le escoltaran hasta la capital y así él se quitaba un enorme problema de encima. Aunque tuvieron que dar su palabra de honor de que seguirían y ayudarían al comerciante si conseguían la libertad, ninguno tenía intención de cumplirla una vez se hubieran alejado lo suficiente de aquella pequeña ciudad (y que un mimbrano no cumpla su palabra es algo enormemente deshonroso para él y para su familia si llegara a descubrirse).

Cuando consiguen salir de la ciudad, temiendo la traición del mercader, lo asesinan junto con el soldado de escolta en la noche, al borde del camino. Este hecho hace que todo el mundo que descansaba en la oscuridad se despierte, los gritos de las víctimas han llenado el aire y es cuestión de tiempo que los propios comerciantes intenten detener a los asesinos antes de que lleguen los legionarios. Como alma que lleva el diablo, todo el grupo desapareció en el bosque, dejando atrás dos cadáveres y con las manos manchadas de sangre. Decidieron rápido, para escapar. Minsc y Jin, que no habían sido detenidos, seguirían camino hacia Tol Honeth para entregarle la carta al emperador. El resto, Drazhark, Aku y Hz2b, se ocultarían unos días, dejando pasar algo de tiempo antes de reencontrarse con ellos en la entrada de la ciudad. Se marcharon en direcciones distintas.

Mientras Minsc y Jin avanzaban por la calzada de la Gran Ruta de Caravanas del Oeste, los demás se dirigieron a través del bosque (donde Aku tuvo que enterrar su amado y particular casco para no levantar sospechas, perdiéndolo para siempre), hacia Strand, al refugio en el que habían rescatado a Xelena, la casa oculta de Nashor que esperaban que les sirviera de refugio sin levantar sospechas.
Lo que hicieron durante los días que duró el "destierro" fue beber mucho alcohol, comer, practicar con la espada y, en el caso de Drazhark, buscar a un erúdito en Strand para que le enseñase a leer y escribir, aunque fuese lo básico y ya seguiría él aprendiendo más adelante. Un anciano que se prestó a ayudarle a cambio de unas monedas, enseñaba al explorador a leer a base de golpes de vara si se equivocaba. Fue efectivo, pues en algo menos de diez días, Drazhark sabía diferenciar las palabras y leer frases completas medianamente bien. Tras esa rápida estancia en la casa de Nashor, algo abandonada y en la que tuvieron que recoger el cadáver del criado muerto hacia casi un mes y hacerlo desaparecer, retomaron el camino hacia Tol Honeth.

Por su parte, Minsc y Jin disfrutaron de un viaje tranquilo, hasta que en una posada, despertaron el recelo de los legionarios porque su aspecto coincidía con la descripción de alguno de los asaltantes al mercader y al legionario. Además, como no habían tomado la molestia de limpiar sus armas, la sangre seca aún se encontraba en ambas hojas. Los alorn reaccionaron de la mejor manera que saben, luchando. Lejos de dejar inconscientes a los legionarios, Jin partió el cráneo de uno de ellos por la mitad, teniendo que huir del cuartelillo pegado a la posada entre las sombras, coger los caballos de los establos y salir huyendo hasta Tol Honeth, a donde llegaron sin volver a parar en una posada y siempre bordeando la calzada, sin entrar en ella hasta que se encontraron en las mismísimas puertas de la majestuosa capital del imperio tolnedrano.

Aku, Hz2b y Drazhark avanzaron a buen ritmo, deteniéndose en las posadas a descansar, sin ser molestados ni vistos. Se habían quitado las armaduras y las guardaron para evitar levantar sospechas, junto con las armas, puesto que caminar con un ulgo de las cavernas ya era llamar la atención demasiado como para que se fijasen en otros detalles. Mientras pasaban las noches al raso y en las posadas de la calzada, encontraron a un bardo algario, llamado Daehrotom, con más morro que espalda, que se acercó a ellos pidiéndoles algo de dinero para comer. Le invitaron, y como muestra de agradecimiento, se puso a tocar su laud, mientras Aku arrancaba a cantar con horrorosa voz, causando el enfado del dueño del local.

Como el algario bardo no tenía nada que hacer, salvo intentar seducir a cualquier doncella, jovencita, o mujer casada que hubiera en los alrededores, le pareció una buena idea seguirles. De este modo, se vieron en la obligación de soportar al bardo cantante mientras avanzaban hacia la capital. Cuando Daehrotom comenzó a tocar en algunos momentos y a recoger un poco de dinero, su compañía se hizo más soportable. Además, en ninguna de las descripciones que circulaban entre los legionarios había un algario al que detener, por lo que podían pasar más desapercibidos.

A pesar del tranquilo viaje, llegaron a Tol Honeth con un par de días de retraso y sus compañeros ya se temían lo peor.
Leer más...

martes, 14 de septiembre de 2010

"Vivir y Morir en Dallas", de Charlaine Harris

"The Southern Vampires Mysteries: Living Dead in Dallas" , 352 pág. U.S.A. (2002)

Sookie Stackhouse vuelve a verse dentro de un tema vampírico que no le interesa, pero al que debe asistir y prestar su ayuda por una promesa que le hiciera a Eric en su última visita. Por supuesto, la "petición" del vampiro hacia ella y hacia Bill es mera cortesía, ya que podría obligarles con mayor facilidad, pero prefiere que la telépata se marche a Dallas a investigar, por voluntad propia, la desaparición de un vampiro por parte de una Hermandad religiosa fanática y contraria a los vampiros.
De esta forma, y con la visita de una ménade que le da un mensaje para Eric Northman, comienza el segundo libro de la saga de Sookie Stackhouse.

Tras ser atacada por la ménade Calipso, Sookie es salvada por una médico a la que Eric llama, así como por el propio vampiro, Sookie, Pam y Chow (el nuevo socio en el Fangtasia), de la salvaje herida que le provoca para mandarle un mensaje al dueño del bar de vampiros: quiere su tributo por el sexo, el descontrol y las borracheras.
Sookie y Bill iban a Shreveport porque le han encomendado una misión a la camarera y deben marcharse a Dallas como petición de Eric, para ayudar al Sheriff de esa zona a encontrar a un vampiro de su nido que ha desaparecido sin más.

Cuando llegan a Dallas y tras un pequeño incidente, Sookie comienza a investigar para Stan, el sheriff de esa zona y descubre que el vampiro que buscan ha sido secuestrado por una secta cristiana llamada la Hermandad del Sol Naciente, que desean quemar en público al no muerto. Al parecer, un vampiro milenario más joven llamado Godric/Godfrey ha ayudado en el secuestro.
Sookie se infiltrará con el amante de una de las vampiresas del nido de Stan en la Hermandad para averiguar dónde se puede encontrar el secuestrado, pero las cosas no serán tan sencillas. Y es que nunca lo son cuando tratas con vampiros...

El segundo libro es algo más interesante que el primero, tal vez porque las diferencias con la serie son más notables. Godric y Eric no se conocen, no hay ninguna Ménade provocando orgías en el pueblo (de hecho, nos olvidamos por completo de Bon Temps, de Jason y de todos los demás), eso es cosa de los propios humanos. Aparecen Tara y "Huevos", su marido, quese diferencian bastante de los personajes de la serie. Sam y Calipso no se llevan a matar, Sookie conoce a otros cambiantes y hombres lobo y la Ménade solo aparece al inicio y al final, cobrándose su tributo de una forma brutal y sin molestar a los vampiros ni a los protagonistas. Hay un momento especialmente curioso, cuando Eric se viste de extremadamente gay para acompañar a Sookie a la orgía. Desde luego, habría estado bien ver en la serie a Stefan Skarsgaard con esa camiseta morada y las mayas ajustadas de licra rosa, me habría reido mucho, jajaja.

Así que nada, siguiendo la estela de publicaciones, veremos que nos depara el tercero, ahora que ya hemos presenciado el final de esta tercera temporada de 'True Blood'. Le doy -al libro, claro está- un 7/10.
Leer más...

jueves, 9 de septiembre de 2010

Resumen Partida Belgarath 2ª Parte: Tol Rane

Continuando el resumen sobre las partidas dirigidas al juego inspirado en "Las Crónicas de Belgarath", cosa que hago a estas alturas porque al final el verano ha pasado jugando a multitud de juegos de tablero y a un nuevo juego llamado "Esoterroristas" que empezó muy bien pero que ha dejado cierto sabor agridulce conforme se avanzaba, en el grupo.
Por lo tanto y para preparar a los jugadores con las siguientes aventuras y recordar lo vivido hasta ahora, aquí tenemos el segundo resumen.

A los personajes antes mencionados, en esta parte de la aventura se unieron dos nuevos aventureros. Uno de ellos cobró un importantísimo papel en el devenir de los actos, dado su diferente punto de vista y aspiraciones personales; el otro fue un mero convidado durante la estancia en la ciudad, con motivos propios y oscuros y una misión que no llegó a realizar.

Drazhark: Explorador sendario que abandonó su país natal en busca de aventuras y para explorar el continente. Callado, sensato y buen pensador, unos monjes le recogieron a las afueras de la encantada tierra de Maragor y le llevaron a Tol Rane hasta que se recuperó. Una vez allí, ayudó al grupo y se unió, ansioso por seguir su afán de aventuras.

Silian: Espía drasniana, mayor que el resto del grupo, que se unió cuando comenzaron a investigar a Nashor y a Karal tras hablar con Drevor, un noble anciano rival de Nashor que podía ayudarles a desacreditar y vengarse del noble. Ayudó ofreciendo un refugio en la pequeña casa que tenía para esconderse de los hombres de Nashor, pero antes de abandonar la ciudad dejó el grupo por fuerza mayor.

El grupo compuesto por Hz2b, Pertubetasa, Minsc y Aku había salido del Bosque de las Driadas y rodeaba la aldea de Strand, sin atreverse a entrar por lo que pudiera ocurrir. Mientras acampaban en el bosque, en dirección a la Gran Ruta de Caravanas del Oeste, la calzada que les lelvaría a la capital de Tolnedra, Tol Honeth, debatieron sobre si obedecer a la reina driada o no. Tras decidírse, se acostaron, haciendo guardias. No pasó mucho tiempo hasta que Aku diera la voz de alarma despertando a sus compañeros y diciéndoles que alguien les vigilaba. Cual no sería su sorpresa al descubrir que Xelena, la driada que habían rescatado, había salido sin el permiso de su reina del bosque para conseguir su propia venganza. Les dijo a todos que iría a matar a Nashor por lo que había hecho, la acompañaran o no, lo que provocó una pequeña discusión en el grupo, ya que Minsc o Pertu eran partidarios de ayudarla y Aku se debatía entre la promesa a la reina, su deber hacia su rey y Hz2b y el honor de defender a Xelena, de la que se había enamorado -como todo el grupo, aunque los demás iban superando su frustración por no interesarle lo más mínimo a la preciosa driada pelirroja-. Al final, decidieron ir a Tol Rane para acabar con Nashor.

En el trayecto, sufrieron una emboscada por parte de un grupo organizado de maleantes que tenían capturado a otro nyissano. Como les pillaron durmiendo porque no cumplieron las guardias, les desarmaron, pero Minsc logró soltar sus ataduras y las del otro prisionero y recoger sus armas. Aku se fue directamente a evitar que el líder del grupo forzara a la driada y el nyissano rapado aprovechó el tumulto para lanzar una gran cantidad de polvo blanco en medio de ambos bandos, que les provocó alucionaciones a las que solo Hz2b, desafiando con su orgullo la visión de UL, pudo hacer frente sin que le afectaran tanto como al resto. Finalmente, lograron derrotarlos y rescatar a Xelena, quien vestía ahora su corta túnica rasgada y mostrando gran cantidad de su piel, por los que les pidió ropa decente en cuanto llegasen a la ciudad.

Llegaron a Tol Rane, una de las ciudades más grandes del Imperio, en pocos días y lo primero que buscaron (tras haber tenido que sobornar a los guardias para entrar sin que les inspeccionasen), fue un lugar donde dejar a buen cuidado los caballos y una posada que convertir en lugar de reunión e intentar que Xelena se quedara el mayor tiempo posible allí, puesto que su belleza llamaba extremadamente la atención y si se mostraba en público llegaría la información sobre su presencia muy pronto a Nashor. Minsc tomó la costumbre de insinuarse, sin mucho éxito, cada día a la posadera, una viuda de carnes voluptuosas con mucho carácter.

Mientras recopilaban información acerca de Nashor en las tabernas de la ciudad, fueron testigos de más de algún "conflicto político" en las calles tolnedranas que se solucionaba en la oscuridad de las callejuelas con asesinatos bastante breves. Todo era relativamente tranquilo hasta que decidieron visitar al conde Drevor Ranite, uno de los nobles de más peso en la ciudad cuya enemistad con Nashor era de público conocimiento. Se presentaron allí, pero el criado que les abrió la puerta Drevor no pudo atenderles pues se encontraba muy enfermo. Como Pertu dijo tener conocimientos de medicina, consiguió convencerle para atender a su señor, y se presentaron frente al anciano. El nyissano, gracias a sus conocimientos, desveló que el noble había sido envenenado con un extraño y lento veneno que no tenía antídoto. Un rico comerciante, amigo de Drevor, llamado Karal se presentó de inmediato y les pidió que descubrieran al culpable material y a quien estaba detrás de ello.

Tras interrogar a todos los miembros del servicio, uno de ellos se derrumbó ante las veladas acusaciones del ulgo y confirmó haber estado comprando parte de la fruta en un puesto nuevo del mercado que se la vendían más barata, para quedarse con las vueltas para él. Ante el asombro general de los otros sirvientes, el joven les indicó donde estaba el puesto y quién vendía allí. Se dirigieron al lugar, pero como ya era tarde, el mercado estaba desmontado. Decidieron dar una vuelta más por la ciudad y cenar algo, hasta el día siguiente. Hz2b entabló una buena relación con el dueño de la taberna "El Tuerto", un antro bastante deleznable con un tabernero antipático y ácido que no dejaba de meterse con cualquier que llegara allí -lo cual reducía el círculo a gente de muy mala reputación-. También pasaron por los burdeles de la ciudad, pese a la negativa de Hz2b que se quedó esperando fuera, Aku, Minsc y Pertu entraron. Este último terminó subiendo con un ricachón que se le insinuó y una joven cortesana que había contratado, en principio, para mirar solo. Sin embargo, Pertubetasa terminó siendo "atacado a traición" por el mercader mientras el nyissano se encontraba completamente entregado a la cortesana. Tras sobrevivir dolorido a la sesión de sexo, el nyissano pagó a la joven y, como le dijo el hombre, se cobró su parte -lo que se tradujo en la bolsa completa del susodicho-, por lo que bajó todo lo rápido que su estado le permitía, de las habitaciones y, recogiendo a Minsc y a Aku que no habían tenido éxito con las mujeres, se marcharon a la posada a descansar.

A la mañana siguiente, fueron al mercado y encontraron al vendedor. Decía ser un escriba al que Nashor le había pagado porque vendiera fruta y, en especial uva que tenía escondida al resto de comerciantes, a un joven en concreto, por debajo de su precio, pero no sabía nada de que la fruta estuviese envenenada ni nada. Afirmó testificar en contra del noble y el grupo dejó que se marchara a casa, quedando en verle más tarde.
El resto del día lo pasaron buscando a la driada, pues Xelena había desaparecido de su cuarto, cansada de esperarles, y se había dirigido ella misma a casa de Nashor, a inspeccionarla. Además, había comprado algo de ropa dado que el grupo llevaba prometiéndoselo desde que llegaron y todavía no lo habían hecho.

Así que cuando dejaron a Xelena contenta, se marcharon a recoger y proteger al falso mercader que Nashor había utilizado para envenenar a Drevor, pero antes de salir de la taberna, escucharon que el pregonero había muerto, seguramente víctima de un atraco o por culpa de las intrigas políticas que se estaban desatando en orden a suceder al emperador Ran Borune XXIII. Al parecer, era bastante común que hubieran bajas en los diferentes bandos, a fin de persuadir a los candidatos más débiles en esta "carrera de fondo".

Indignados, al anochecer se dirigieron al lugar en busca de cualquier pista que les dijera quien había sido, pero mientras pasaban cerca del lugar, les atacó un pequeño grupo de mercenarios a los que mermaron y espantaron; lamentablemente, uno de ellos logró herir a Pertu de gravedad suficiente como para que no pudiera acompañarles. Como en medio de la disputa había pillado a un monje y le habían protegido, éste se dirigió a su pequeña delegación explicándoles que habían recogido a un rastreador y que podría ayudarles a perseguir a los criminales y entregarlos a la justicia (iluso). De este modo, un sendario algo sorprendido por el favor que los monjes de Mar Terrin que le salvaran la vida cuando lo encontraron delirando, le estaban pidiendo, se incorporó al grupo. Rastreó rápidamente las recientes pisadas entre los callejones y al encontrar a los mercenarios, lograron sacarles en sus últimas palabras que Nashor les había enviado, todo ello antes de que el ulgo emparedase en la muralla sus cadáveres. Tras esto, se marcharon al hospital de la ciudad, que se encontraba junto al puesto de legionarios -donde días antes habían intentado pedir algún trabajillo y habían sido invitados a abandonar el lugar- y tras pagar los emonumentos incrementados que les pidieron por tratar a un nyissano, lo dejaron allí recuperándose.

A esas horas, se presentaron rápidamente en casa de Karal, puesto que les parecía muy tarde para molestar al anciano Drevor, a comunicarles lo que acababa de suceder. El noble les dijo que sin testigo, no podían acusar directamente a Nashor, por lo que tendrían que buscar otro medio para denunciarle por el envenenamiento de Drevor y el resto de cosas que les había contado que sucedieran en Strand.

Los siguientes días transcurrieron urdiendo un plan, al mismo tiempo que iban ofreciéndose por todos los lugares para realizar alguna misión o cumplir algún encargo. En este momento se les unió Silian, una drasniana que se había presentado afirmando conocer sus intenciones y ofreciendo su ayuda como espia y sus conocimientos tras vivir unos años en la ciudad. Fueron a recoger a Pertu, que ya estaba recuperado, a sus monturas de las caballerizas de la ciudad y las llevaron a casa de Silian, donde apretujados, establecieron como base, y a Xelena, abandonando la posada.
Fue el sumo sacerdote de Nedra del templo de Tol Rane quien decidió intentar confiar en ellos con una sencilla misión: alguien le había robado el anillo que le distinguía por su rango y quería recuperarlo con la mayor discreción posible. Las pesquisas del grupo les llevaron a la "Mascara de Adularia" (homenaje al NWN, je), donde hablaron con la dueña y descubrieron que una de sus chicas se había llevado el anillo para obligar al sacerdote a hacerse cargo de la educación de un hijo bastardo de unos diez años que había tenido con la hermana de la dueña. Tras hacer de intermediarios en las negociaciones, estas se rompieron cuando el grupo decidió incrementar las peticiones de la dueña del burdel con las suyas propias, queriendo tener ganancias extra en plata y oro. Amenazados por el sacerdote y con la decepción por su actuación confirmada de la tía del niño (al que Hz2b quería prostituir en un cruce de caminos con los carreteros solitarios), dejaron estar el tema para centrarse en Nashor.

Cabe destacar que durante el almuerzo y antes de dirigirse a hablar con el sacerdote de Tol Rane, los aventureros comieron de sus propias provisiones, sirviéndose Silian ciertas setas de aspecto apetecible que llevaban encima del equipaje olvidado por aquel nyissano que salvaran antes de llegar a la ciudad. Los efectos de las setas, que resultaron ser alucinógenas, llevaron a la drasniana a cantar y bailar en la pequeña plaza que había donde se encontraban, desnudándose y entrando en la fuente a bailar, hasta que se durmió en el borde de la misma. Es por ello que se encontraba descansando en su casa, junto a Xelena y las monturas mientras los aventureros seguían buscando modos de ganar dinero. Esa noche, Hz2b decidió investigar por su cuenta en la mansión de Nashor. De madrugada, se introdujo por las sólidas paredes y paseó por varias estancias, intentando localizar la guarida de Nashor. Como era de esperar, al querer atravesar una pared, topó con el armario del cuarto de la hija del noble y el pánico cundió en el palacete. Rápidamente, el ulgo escapó de allí y volvió a la casa donde descansaban, manteniendo en secreto su excursión nocturna al resto del grupo.

Querían hacer más, pero no terminaban de decidirse. Fueron a visitar a Drevor, que cada día estaba más débil, y en la puerta se encontraron con un tolnedrano acompañado de una exótica nadrak que no paraba de gritarle. El hombre resultó ser Domnhull Ranite, hijo de Drevor, y recibió la noticia del envenenamiento como un jarro de agua fría. Si por él hubiera sido, habría atacado a Nashor en ese mismo instante, pero Karal, que también se encontraba allí, y el resto del grupo le frenaron. Pertu pasó a convertirse en el médico de Drevor, ya que era el único que conocía la dolencia del anciano y los únicos remedios que podían aliviarle levemente el dolor en su larga agonía. Hz2b, Aku, Minsc y Drazhark -quien se dejaba llevar por estos acontecimientos-, pensaban que debían hacer algo, pero las últimas informaciones les decían que Nashor había incrementado sus guardias desde la noche anterior. Xelena estaba ya harta de esperar y en casa de Silian, los caballos no paraban de ensuciar la pequeña estancia, mientras la drasniana se recuperaba de la indigestión y la driada miraba con cara de pocos amigos a los hombres. Al final, por la insistencia de Xelena, decidieron actuar esa misma noche.

Se acercaron en la oscuridad y planearon distraer a los guardias, Xelena, que llevaba la iniciativa se insinuó a uno de los guardas que había en la puerta. Éste se acercó, completamente hechizado por la singular belleza de la driada. En ese momento, un par de flechas rompieron el silencio de la noche cuando ensartaron al otro guardia. El que estaba entretenido con Xelena se dió la vuelta ante el sonido y la menuda driada aprovechó dicho instante para clavarle la daga en la nuca, matándolo en el acto. Abrieron la puerta principal con suma cautela, siendo el mimbrano Aku el más diestro en abrir cerraduras, pese a sus casi dos metros de altura y su fuerte complexión, pero una vez abierta, el valeroso e insensato mimbrano cruzó el umbral, provocando que sonara una campanilla que hacía de alarma.
Casi en el mismo instante en el que sonó la alarma, comenzaron a escucharse pasos y voces apresuradas que parecían subir hacia la planta desde el sótano. Aku fue a plantarse dentro, pero Xelena le convención de que abriese la trampilla que daba paso al sótano desde el patio, entrando por ahí y cerrando la puerta del exterior.

Bajaron con sigilo y fueron avanzando hasta la planta superior sin apenas encontrar guardias, aunque las estancias daban a entender que habían más de una veintena de mercenarios durmiendo allí. Les registraron los arcones y se quedaron con el dinero y, cuando llegaron a la planta de arriba, mientras buscaban el acceso a la planta superior, comenzaron la batalla. Hubo muchos heridos y combates. Minsc y Aku se parapetaron en la escalera, combatiendo en el estrecho espacio, uno a uno a los que se atrevían a subir. Fueron heridos, pero sin demasiada gravedad. Por su parte, Drazhark, Pertu, Hz2b, Xelena y Silian combatían contra los guerreros que custodiaban la planta superior y los aposentos de Nashor. Los derrotaron, pero Hz2b quedó gravemente herido -pese a tomar un extraño brebaje que encontraran en la propia casa del noble-, al igual que Silian, que había perdido una pierna y no paraba de sangrar mientras se resolvían las escaramuzas.
Minsc y Aku se unieron a sus compañeros cuando los supervivientes de la planta baja decidieron huir antes que enfrentarse a al segura muerte de esas dos moles y tras derrotar a los mercenarios que se ocultaban en las habitaciones de Nashor, le siguieron a una pequeña recamara. Resulta que el maldito había escapado, llevando consigo sus pertenencias, a través de un pequeño pasadizo secreto que conectaba el cuarto con sus cámaras secretas y con el baño del otro extremo de la habitación. Mientras registraban entre los títulos de propiedad y la caja de caudales de Nashor, escucharon un ruido sordo y el tintineo de varias monedas. Salieron de nuevo al pasillo y encontraron a la esposa de Nashor con el rostro colorado, recogiendo como podía monedas del suelo. Vio al grupo que había entrado en su casa y les desafió con la mirada; les dijo que dejaran a sus hijos en paz, que hicieran con ella lo que quisieran y con Nashor también. Cuando le contaron que no era política, sino venganza por asesinar y secuestrar a dos driadas, la mujer les pidió que se fueran y que no se llevaran el dinero de sus hijos, puesto que lo más probable es que perdieran mucho más a causa de los vicios de su esposo. Consternados, le entregaron las grandes sumas de dinero (salvo algunos montones Drazhark y Hz2b) que habían saqueado y se marcharon corriendo a perseguir a Nashor.

Al salir a la calle, todo estaba tranquilo. Nadie parecía haberse enterado de lo que sucedía en casa del noble y a nadie parecía importarle tampoco. Drazhark intentó seguir el rastro y comenzaron a correr para acabar el trabajo. Lo divisaron a o lejos, dirigiéndose al cuartel de la legión. Pese a que eran más rápidos que él, el cuarentón noble que huía vestido solo con unas largas calzas estaba prácticamente en la puerta. Mientras todos corrían, Minsc se detuvo, tensó su enorme arco y disparó una flecha que acertó en la parte superior del hombro de Nashor, haciéndole trastabillar y caer al suelo, donde otra flecha lanzada por Xelena le atravesó el muslo, chocando su punta de madera contra el empedrado. Lo malo es que lo hizo en la puerta del cuartel y fue rápidamente cubierto por varios legionarios que estaban presenciando los hechos por estar de guardia o por haber salido a ver el escándalo que había en las calles. Entonces el grupo huyó, perseguido por la legión y temeroso de si les encontraban, pues nada podrían hacer contra tan numeroso enemigo y nada ganaban convirtiéndose en proscritos reconocibles por todos en Tolnedra cuando aún querían llegar a la capital.

Se ocultaron en casa de Silian, junto a los caballos. El hedor de excrementos, sudor y sangre del grupo hacía la atmósfera irrespirable y el hecho de tener que silenciar cada movimiento mientras la guardia registraba las calles, lo hacía peor aún. Tuvieron suerte, no llegaron a descubrirles, pero no querían arriesgarse más: estaban en casa de una casi desconocida que, para colmo, habían dejado abandonada, prácticamente muerta en casa de Nashor. Como la drasniana llevaba años viviendo en la ciudad, no iba a ser muy difícil que registrasen el lugar.
Esperaron un par de horas y se dirigieron rápidamente a casa de Drevor. Allí, su hijo Domhnull les atendió e hizo que el servicio acogiese los caballos en sus propias caballerizas. El hijo del noble se encontraba velando a su padre, junto a la nadrak que le acompañaba y que le miraba con una tierna expresión. Le contaron rápidamente lo que acababan de hacer y Domhnull les ofreció su casa como refugio y les prohibió salir. Les ordenó que se olvidaran de Nashor, agradeciéndoles su dedicación y ofreciéndoles una buena suma como recompensa. También les comunicó que celebraría su boda con Yllyah al día siguiente, pues quería que su padre le viera contraer matrimonio antes de abandonar este mundo y le pidió a Pertubetasa que se quedará con él esa noche, preparando remedios y alivios para el anciano envenenado. El grupo fue acomodado en habitaciones separadas, para al fin descansar de tan arduo día. Todos menos uno: Hz2b tenía cuentas pendientes, así que atravesando la pared de los edificios y aprovechando la cercanía de este palacete con el del sumo sacerdote a Nedra, se coló en su dormitorio y colocó la pesada y fría hoja de su cuchillo ulgo sobre su cuello. El sacerdote abrió los ojos, horrorizado, dispuesto a gritar, pero antes si quiera de que decidiera qué hacer, Hz2b hundió el filo en orondo cuello mientras le decía que no merecía servir a ningún dios. Volvió rápidamente a casa de Domhnull, se limpió la sangre en uno de los baños modestos del servicio y se acostó.

A la mañana siguiente, todo el mundo corría con los preparativos para la boda, hasta que un mensajero del Templo de Nedra les dijo que tendrían que suspenderla, pues habían hallado muerto al Sumo Sacerdote en sus aposentos. Domhnull, Karal y todas las personalidades de la ciudad, así como los más beatos a Nedra -que eran más bien pocos- acudieron al funeral y se tuvo que posponer la boda. Mientras esto ocurría, el grupo se dedicó a descansar, bañarse, limpiar sus armaduras y permanecer en el anonimato. Por supuesto, se les había incluído en la celebración de boda, a pesar del desafortunado incidente que solo conocía el ulgo.

Transcurrió el día y la noche tranquilos, salvo porque la bella Xelena, sin ningún motivo aparente, entró en el dormitorio de Aku a altas horas de la madrugada. No intercambiaron palabras, solo gestos. La driada se coló en las suaves sábanas junto al mimbrano y desataron una pasión y furia que llevaban semanas ocultando mientras seguían tras la pista de Nashor y a la que dieron salida esa única noche (como bien pudo atestiguar Drazhark, quien dormía en la habitación de al lado y a quien despertaron ciertos sonidos y golpes). A la mañana siguiente, por fin se celebró la boda. Los sirvientes bajaron en una litera al padre hasta el patio para que pudiera asistir y allí Yllyah y Domhnull unieron sus vidas según el rito de Nedra. Tras las celebraciones, las felicitaciones y el alimento, todos se retiraron a descansar. Pertubetasa pasaba las noches junto al ojeroso Domhnull, velando a Drevor. Esa misma noche, el recién casado hizo llamar a todo el grupo a los aposentos de su padre. Acababa de morir.
De esta forma, un día después de su boda celebraron el funeral del conde Drevor Ranite, al que asistió también la mujer de Nashor, que miraba hacia el grupo pero no decía nada. Según parecía, Nashor se encontraba en su casa, custodiado por legionarios para evitar un nuevo ataque mientras se recuperaba y habían pocas pistas acerca de sus agresores, ya que no podía reconocer abiertamente el asunto de la driada.
Durante la tarde, tras enterrar a su padre, Domhnull entregó unos papeles viejos y gastados en una lengua extraña a Hz2b, así como un disco luminoso, pues pensaba que eran de la gente de las cavernas, como él. El ulgo los entendió perfectamente y se lo agradeció. Domhnull le explicó que había pasado años persiguiendo descifrar aquellos manuscritos y había perdido parte de su vida. Ahora, casado y con un escalón superior en la familia Ranite, no tendría tiempo para pensar en ello nunca más.

Así que a la mañana siguiente, el grupo se despidió de Domhnull y de su mujer, salieron de la ciudad como si nada, cubriendo a Xelena y evitando que la vieran y, cuando se alejaron lo suficiente, se despidieron. Pertubetasa quería volver a Nyissa y Xelena al Bosque de las Driadas. Para asegurarse de que la joven cometiera el error de seguirles de nuevo, el nyissano la acompañaría hasta el interior del mismo bosque y tal vez visitara a una conocida de su última visita. El resto del grupo, Hz2b, Minsc, Aku y Drazhark, seguirían a través de la Gran Ruta del Oeste hasta la capital, Tol Honeth, a entregarle la carta de la Reina Xanta al Emperador Ran Borune XXIII.

Leer más...

'Noche y Día'


'Knight and Day', de James Mangold. U.S.A. (2010)

June Havens (Cameroon Diaz) se encuentra en el aeropuerto, dispuesta a viajar a la otra punta del país para asistir a la boda de su hermana. Por casualidad, se tropieza un par de veces con Roy Miller (Tom Cruise), que va en el mismo vuelo que ella pretendía tomar, puesto que se lo han denegado. Sin embargo, a última hora le ofrecen plaza en el avión, que viaja bastante vacío y comienza a hablar con el atractivo hombre que ha conocido en el aeropuerto. Lo que no sospecha es que Roy es un agente renegado de la C.I.A. que está siendo perseguido por la agencia al haber robado un poderoso invento y el agente Fitzgerald (Peter Sarsgaard) le pisa los talones. Sin embargo, no todo será lo que parece a primera vista en esta ininterrumpible película de acción desenfrenada y exagerada parodia del género.

A partir de ahí y mientras June está tranquilamente en el cuarto de baño del avión, todo se desencadena. Miller ayuda a June a sobrevivir y volver a casa, pero la C.I.A. está segura de que oculta algo y de que conoce al espía renegado, por lo que Miller deberá volver paraa rescatarla. Desde el momento en el que Cameron Díaz entra en el coche del gobierno, la película comienza en una exagerada espiral de persecuciones, bromas y parodias que encajan especialmente en Tom Cruise, ya que ha interpretado, en plan serio, al agente Hawk en las películas de 'Misión: Imposible', donde se ven cosas igual de exageradas a estas pero que pretenden pasar por ciertas.

Junto al agente que persigue a Miller, encontramos a un traficante de armas español llamado Antonio (Jordi Mollá encasillado al otro lado del charco) que busca la super batería que quiere proteger Miller. Pero como en toda película de espías -sea mejor o peor- hay muchas cosas que no son lo que parecen y están las alianzas y los cambios de roles que casi siempre suceden, donde los malos resultan ser los buenos y viceversa, hasta que de nuevo todo tenía una explicación, etc.

Roy Miller es capaz de liquidar a los pocos tripulantes de un avión y viajar por media Europa asegurándose de llevar consigo a June y al joven científico al que protege, pasando de una isla paradisiaca al Transiberiano, llegando a España, todo ello sin bajar el ritmo de la cinta, que se mantiene dado al gran número de persecuciones, detonaciones y peleas que contiene. Como no, vuelve a haber un guiño ridículo al visitar España (la casa del traficante me recuerda a la misma donde se celebra la fiesta en 'Misión: Imposible 2') y plantarnos los San Fermines en Sevilla, pero en esta ocasión, da la sensación de haber sido completamente pensado y hecho a posta.

En definitiva, una película entretenida, sin mayor aspiración que la que pretende ser y sin engañar a nadie: exagerada comedia de acción, con una rápida historia de amor, muchos guiños, persecuciones y acción sin freno y una historia sencilla, con un Cruise haciendo de loco y mortal espía sin apenas seriedad. Para estar un ratito viendo algo que no desagrada y te divierte. Le doy un 6'8/10.
Leer más...

domingo, 5 de septiembre de 2010

"Muerto hasta el anochecer", de Charlaine Harris

"The Southern Vampire Mysteries: Dead Until Dark", 384 pág. U.S.A. (2001)

Sookie Stackhouse es una camarera de un pueblo de la Luisiana rural, Bon Temps, que tiene la extraña habilidad de poder leer las mentes de quienes le rodean. Por si esto fuera poco, se siente fuertemente atraída por el nuevo habitante del pueblo, que no es otro que un vampiro. Y es que, por muy típico que suene, los vampiros se dieron a conocer al mundo dos años atrás y todos saben que existen, para bien o para mal.
Pero el peligro implícito que conlleva la naturaleza de este recién llegado no parece importar a Sookie, a quien el hecho de no poder leerle la mente, le supone un plus además del peligroso atractivo del no muerto.

Primera de las novelas de la saga de Sookie Stackhouse y de las novelas que han inspirado y basado el nuevo éxito televisivo de la cadena norteamericana HBO, 'True Blood', nos presenta a la tímida pero decidida Sookie, camarera telépata con un hermano mayor, Jason, que se acuesta con todas las mujeres que le apetece, que vive con su abuela Adele y que trabaja en el Bar Merlotte, propiedad de Sam -quien se revelará como un cambiante más adelante- desde hace un par de años.
Su tranquila rutina se verá interrumpida cuando un vampiro, Bill, se mude a la ciudad y ella se sienta totalmente atraida por él. La relación no tendría mayores problemas que los complejos y los temores de la población para con los de su clase sino fuera porque comienzan a sucederse una serie de asesinatos de jóvenes mujeres que acostumbraban a tener sexo salvaje con vampiros, en la pequeña localidad.

Desde luego, no es una novela de amor al uso. Hay pequeñas escenas, pensamientos y sentimientos, pero ni de lejos se acercan a ese tipo de novelas en las que, como dice Sookie, podría aparecer J.B. sin camiseta en la portada. Que hay escenas de sexo narradas, no es difícil de imaginar para los que hayan visto la serie, pero que se pase casi de puntillas por ellas, puede que no sea lo que se esperaba a tenor de lo visto en la serie -aunque yo casi que prefiero eso a tener 10 páginas describiéndolo con todo detalle-.

A priori, es la novela que más se parece a la primera temporada de la serie. Los lectores no encontrarán aquí ni a Jessica, ni a Tara; verán que gente como Lafayette, Jason y otros que salen no tienen tanto protagonismo ya que todo se centra en Sookie, que es quien nos acompaña y nos narra lo que sucede en todos y cada uno de los episodios, y que algunas cosas están cambiadas o suceden de otra forma distinta, como el propio final del libro, pero son cosas que se pueden esperar en cualquier adaptación. Aquí, Sookie parece menos repelente que en la serie, Bill algo más frío y espeluznante y Eric menos distante que en la serie, como si se cambiasen los papeles.

No voy a contar mucho más para no desvelar nada, que luego siempre me pasa. Es una visión curiosa y diferente a la que se está acostumbrado a ver en la serie 'True Blood', y que estoy leyendo en cuanto me las pasa Prala, que fue la primera interesada en sendas novelas, así que a la espera de seguir leyendo.

Le doy un 6'7/10. Entretenida, interesante, pero nada del otro mundo. Tal vez sea culpa mía por prácticamente conocer lo que iba a suceder, pero aún así, intento ser algo objetivo.
Leer más...

miércoles, 1 de septiembre de 2010

'Llamada Perdida'

'Chakushin Ari', de Takashi Miike. Japón (2003)

Una serie de extrañas muertes comienzan a alterar la tranquila rutina de un grupo de amigos cuando uno de ellos recibe una inquietante llamada telefónica desde su propio número de teléfono, con una musiquilla infantil, que le deja un mensaje tras darse la llamada perdida. Al escuchar el mensaje, la persona oye su propia voz en una fecha futura y escucha su propia muerte.

Yumi Nakamura, está hablando con una amiga suya cuando los hechos relatados en el mensaje suceden y su amiga muere. Intrigada y asustada por lo sucedido, comienza a comentarlo al resto de amigos y conocidos que había en la agenda del teléfono de su amiga, puesto que dicha maldición salta de un teléfono a otro a través de la agenda de contactos, eligiendo aleatoriamente uno de los nombres. Mientras intenta evitar que sus amigos mueran y desentrañar el misterio que envuelve a dichos mensajes, la estudiante Yumi Nakamura será ayudada por un insector de policía cuya hermana perdió su vida también tras recibir una de esas llamadas y que le dirá que en cada víctima, dejan un caramelo.

Aunque hacía ya bastantes años que ví la película, este verano la volví a ver con mi hermana. Comprendí algo mejor el final y el papel de Mimiko y Yumi en todo ello, además que como ví la segunda parte al tiempo y tenía ésta fresca, pues no me faltó nada.
Tengo que decir que el cine de terror japonés siempre suele ser más inquietante y mejor logrado que el americano, y eso se ve en esta primera parte de 'Llamada Perdida', donde uno nunca sabe lo que puede esperar en cada momento, como esos momentos donde "algo" parece salir del armario silenciosamente y a espaldas de los personajes, sin tener que abusar del aumento de la música o del grito de turno para alterar al espectador.

Le doy un 6'3/10.
Leer más...