lunes, 30 de agosto de 2010

Dragón Elfos Silvanos pintado

Esta será una entrada breve, cortita, porque tengo poco que decir. Más bien que mostrar, orgulloso de mí, que tras cuatro años en mi posesión y casi dos pintándolo en ratos libres (y con largos y espaciados periodos de abandono total) he terminado de pintar el dragón de los bosques que me regaló Prala con las hermanas del Crepúsculo Naestra y Arahan del ejército de Elfos Silvanos de Warhammer, pese a que las dos elfas siguen sin conocer la escala de colores, jeje.

Así que nada. No voy a comentar las mezclas, o los tonos que le dí al dragón para que quedase finalmente así, porque imagino que a nadie interesan. Si alguna vez esto lo leyera alguien que se interesase en ello, sin dudarlo le explicaría en un comentario cómo lo hice, pero como está pintado de forma no profesional, pues dudo que eso suceda.


Para mí era importante terminarlo y terminarlo bien, por quien me lo regaló, porque me hace sentir mal el comenzar una cosa y nunca llegar a terminarla y porque quería sentir que era capaz de ello (y más aún en vacaciones, ya que fue un propósito del año anterior y he tenido que esperar a este para lograrlo).

Por lo tanto, aquí os dejo las pocas imágenes que le saqué al bicho, que ni siquiera tengo donde guardarlo de lo aparatoso que es. Hoy volveré a dejar una frase, que hace siglos que no cuelgo ninguna:


El hombre comienza a descubrir el sentido de la vida cuando planta árboles a la
sombra de los cuales sabe que nunca se sentará.
Elton Trueblood.
Leer más...

sábado, 28 de agosto de 2010

"El Húsar", de Arturo Pérez-Reverte

"El Húsar". 118 pág. España (1986)

Frederic Glüntz es un francés de 19 años que acaba de ser nombrado subteniente en la 4ª Compañía de Húsares destinada en España durante la invasión napoleónica de 1808. Recién llegado de la Academia, sin haber entrado en combate aún, se enfrenta a su primera batalla lleno de esperanza, honor y un ferviente deseo de conseguir una gloria inigualable para ser recordado por sus victorias y volver a Francia como un auténtico héroe.

Con este planteamiento comienza "El Húsar", la primera novela que escribió el prolífico escritor y periodista Arturo Pérez-Reverte y la primera también de las dedicadas a las Guerras Napoleónicas. En ella nos presenta al joven Glüntz, personaje principal de la historia, quien acompañado de su amigo en armas Michel de Bourmont, se prepara para una batalla que tendrá lugar contra campesinos y militares españoles que se oponen a la invasión de Bonaparte y a que su hermano, José, reine a la fuerza.

Desde la noche antes de que las tropas se desplacen a la batalla en Andalucia, el libro abarca los sentimientos de Glüntz, ansioso por conseguir la gloria y el honor de la batalla, tal y como lo describieron en la Academia Militar de la que salió. Sin embargo, "mucha espera y poca acción" es lo que se encontrará mientras avance, se prepare y escolte a la infantería hasta el campo de combate, donde se batirán contra los españoles en una imagen que dista mucho de la idílica formada en la mente de Frederic y su mejor amigo Michel. A lo largo de este solo día, Glüntz pasará del pensamiento supremo acerca del honor a terminar desquiciado y comprender lo absurdo, no ya de la guerra, si no de aquellos que son utilizados como peones en el transcurso de la misma y comprenderá el porqué los veteranos lo observan todo con tanta tranquilidad e indiferencia, porque todo eso debería irse, como bien concluye el pobre estrasburgués, "Al infierno".

Lo dicho, el libro es mucha espera y poca acción. Aburrido a ratos, muy extenso -aunque será esa su intención- en la descripción de los pensamientos y deseos del protagonista; bien ambientado, rápido en el desarrollo de la acción y efectivo a la hora de mostrar, una vez más, la crudeza de una guerra y el estado de la España de principios del S. XIX. Siento decir que se me hizo demasiado largo, que no me atrajo casi nada y, aunque no le quito mérito, no me gustó mucho.

Le doy un 5'7/10
Leer más...

viernes, 27 de agosto de 2010

'Las Vidas Posibles de Mr. Nobody'


'Mr. Nobody', de Jaco Van Dormael. Canada/Francia/Bélgica/Alemania, (2009)

Nemo Nobody (Jared Leto) es el último hombre mortal en un mundo de inmortales, en el año 2092. Sin embargo, Nemo no recuerda exactamente su pasado, por lo que el médico que le trata intentará ayudarle a recordar. Del mismo modo, por las noches, un periodista, animado por conseguir una buena historia, se colará en su habitación del hospital para que el anciano le cuente su vida, pero este le contará multitud de vidas y de posibilidades que siente como propias.

Para intentar recordar cual fue la vida de Nemo Nobody, nos encontraremos viajando por multitud de recuerdos del protagonista, desde su infancia hasta sus posibles muertes, pasando por realidades fruto del onirismo más delirante, o el viaje a Marte semirreal que hace basado, tal vez, en la novela que escribía en una de sus vertientes. La vida del protagonista tomará diferentes caminos en el desorden de la cinta, dependiendo del transcurso de los acontecimientos y de las decisiones que, en determinados momentos, decida el joven Nemo. Desde que sus padres se divorcian y tiene que decidir con cual de los dos se queda, todo cambiará. Tendrá diferentes amores, desde Anna (Diane Kruger), con la que compartiría una adolescencia de lujuria y amor y con la que ansiará reencontrarse toda su vida; a Elise (Sarah Polley), una chica de la que se encapricha y con la que puede morir al ser rechazado o tener una vida de desgracias porque nunca le han amado realmente, pasando por Jean,(Lihn-Dan Pham), con la que consigue hacer realidad todas las metas que se propone a costa de estar encerrado en un matrimonio y una vida que jamás deseó, solo por el rechazo de Elise.

Todas estas historias que Nemo cuenta como si hubieran sido su vida, no le quedan claro ni a él mismo. Esta historia de amor eterno, donde sabemos con certeza que el principal amor del protagonista es Anna, nos dejan bastante indiferentes, no por la estructura caótica de la cinta, sino porque se pretende, a la vez que se cuentan todas las historias posibles de Nemo Nobody, hablar e introducir en la misma película las teorías del efecto mariposa, las explicaciones del Big Bang y el Big Crunch, la del Gran Arquitecto, la teoría de cuerdas, universos paralelos, etc... y esa pseudo fantasía donde Nemo llega a Marte -y que no queda claro si es real o no-, quedando todo el conjunto pretencioso y bastante lento, aburrido (la película dura más de dos horas).
Lo que está claro es que hay varias opciones, que, aunque desordenadas, se cuentan todas en sus diferentes posibilidades.

Se puede entender que Nemo, cuando ya tiene 118 años y está a punto de morir, describe que todo son posibilidades y que para llegar a esa vida, tal vez tuvo que elegir alguna de ellas... pero ¿cuál, si en todas parece terminar muerto? La bella fotografía, los efectos digitales, los paisajes futuristas, las diferentes tramas que apuntan muy alto, todo ello recubre una historia prácticamente vacía, sin la suficiente fuerza, y desesperante: es un regalo corriente envuelto en un caro papel.

He visto que hay grandes amantes de esta película... no los entiendo. Los gustos son muy diferentes para cada persona, pero no logro comprender como una película tan inflada, pretenciosa y que pretende contar tanto -siendo solamente las imaginaciones de un niño enfrentado a una difícil decisión-, con un final que se me antoja ridículo, a pesar de la risa del anciano y de que tenga su validez con la teoría de encogerse el universo y la linealidad temporal, puede ser considerada una obra maestra del género.
Yo, desde luego, pienso que la película se podría haber contado en bastante menos de las dos horas y veinte que dura, que no deberia haber abarcado tanto y que podría haber sido mejor. Desde luego que los primeros 40 minutos la hacen curiosa e interesante, pero a partir de ahí se vuelve tediosa y desesperante, y he seguido perfectamente todas las posibles vidas.

Total, que le doy un 3/10 y dudo que vuelva a verla de nuevo alguna vez.
Leer más...

jueves, 26 de agosto de 2010

'FullMetal Alchemist: Brotherhood'

'Hagane no Renkinjutsushi: Shintetshu'. Japón (2009-2010)

El pasado domingo (esta entrada está preparada desde el día 6 de Julio, de ahí este inicio) terminó la serie que adaptaba fielmente el manga de "Full Metal Alchemist" en Japón, tras poco más de un año de emisión y 64 episodios, y después de una primera adaptación al anime realizada entre 2003 y 2004 que se desvinculaba poco antes de la mitad de serie de la trama originaria del manga. Estoy seguro de que muchos ya conocen por esa primera adaptación a los hermanos Edward y Alphonse Elric, los Alquimistas estatales que buscan desesperadamente una forma de recuperar sus cuerpos originales, que les fueron arrebatados por romper uno de los principios básicos de la alquimia cuando eran niños: no resucitar a los muertos.

Desde que Ed y Al perdieran sus cuerpos al intentar una transmutación humana, viajan por el mundo buscando información que les ayude a recuperarlos, y más concretamente, la mítica piedra filosofal, el elemento alquímico más poderoso que puede casi asegurarles conseguir su objetivo. El alma de Alphonse reside en una armadura enorme, mientras que Ed lleva implantes autómatas (los automails) en pierna izquierda y brazo derecho, fabricados por su amiga de la infancia Winry Rockbell -a quien habría que hacerle una mención especial por la dedicación y el apoyo que supone para ambos hermanos, sin contar el cariño especial que se profesan, aunque se lo oculten, Ed y ella- y su abuela.

Pero para poder conseguir su objetivo más fácilmente, Edward tuvo que convertirse en Alquimista Nacional, un cuerpo de élite al servicio del propio Ejército de Amestris, -conocido como "perros del ejército"- y que se deben, militarmente, al país. De esta forma, ayudados por militares como Alex Louis Armstrong, Maes Hughes o el Coronel Roy Mustang, iniciarán sus viajes, completando su formación y buscando un modo de recuperar sus verdaderos cuerpos.

Pero con el transcurso del tiempo, mientras las decepciones se cruzan en el camino de ambos hermanos, una amenaza mayor y más importante comienza a tomar forma cuando se topen con Scar (un ishvalita que quiere vengarse de todos los alquimistas por la masacre que cometieron en Ishval durante la guerra) y los homúnculos: seres artificiales con habilidades alquímicas sobrehumanas y un poder de regeneración aparentemente ilimitado. Los homúnculos (que simbolizan los siete pecados capitales) sirven a un fin mayor y son unos formidables enemigos, pero por si esto fuera poco, se descubre que las más altas esferas del ejército están implicadas en dicha confabulación y que la misma afecta a todos los ciudadanos de Amestris. Maes Hughes es quien primero lo descubre y quien sufrirá las consecuencias que conlleva el delatar la conspiración que afectará a todo el país.

A partir de ese punto, la serie se bifurca: mientras los hermanos Elric continúan buscando un modo de recuperar sus cuerpos, Roy Mustang y su equipo investigarán acerca de los homúnculos y su relación con los dirigentes del estado, a la par que aunan fuerzas en bien del objetivo común: evitar que algo terrible suceda en Amestris. Entrará en escena las gentes del norte, de la zona de Briggs, comandados por la hermana mayor de Alex, la General Olivier Mira Armstrong, que tendrá un importante papel en los acontecimientos venideros. Pero los que más influyen son los grandes olvidados en la primera adaptación: los habitantes de Xing, el príncipe herededor Ling Yao, siempre con hambre y más listo de lo que parece, junto a sus guardaespaldas Fu y Ran Fan, así como la pequeña Mei, quien domina el Rentanjutshu, una variante diferente de la alquimia, y que acompaña a Scar.

OPINIÓN--> Comencé a ver esta serie porque me apetecía volver a engancharme a un manga interesante que no tuviera trescientos capítulos (por lo que descarté 'Naruto', 'Bleach' o 'One Piece') y en seguida me gustó. A sus primeros capítulos, salpicados de humor y algo de acción, se les vió muy pronto un aura de madurez en torno a los temas y a los protagonistas que no se encuentra fácilmente en una serie de estas características. El sacrificio de los hermanos Elric, o lo sucedido con Nina, son hechos que marcarán la personalidad de Ed y Al durante toda la trama, dándoles un carácter más humano y serio.

Hay gente que critica la excesiva brevedad de esta parte de capítulos introductorios en comparación con el manga, pero hay que tener en cuenta que la primera serie que se realizó basada en 'FullMetal Alchemist' ya contaba todas estas pequeñas aventuras "sueltas" que poco tenían que ver con el argumento principal y son muy bien encogidas para llegar cuanto antes a la parte donde se produjo la completa escisión de la primera serie y el manga (y en consencuencia ésta), que es con la aparición de los habitantes de Xing, el príncipe Ling Yao junto a sus dos guardaespaldas, Fu y Ran-Fan, y la pequeña, pero persistente Mei Chang, acompañada de su pequeño panda Xiao Mei.

A partir de ahí, los hermanos Elric y Mustang revelan sus cartas al ejército, especialmente a King Bradley, lo que hace que sean vigilados, tanto ellos, como sus amigos y camaradas. De esta forma, comienzan a actuar con suma cautela, tejiendo sus propios planes para derrocar al gobierno de Amestris y proteger a los suyos. Todo esto mientras aparecen los homúnculos, a cada cual más poderoso y con mayores medios para intentar utilizar a Ed y Al y eliminar a todo aquel que desobedezca a su líder, ese Father que vive oculto en las entrañas de la capital y cuyo origen descubriremos, bien avanzada la trama, de la mano del pasado de Van Hohenheim.

La serie ha discurrido correctamente en todo momento, teniendo un nivel muy alto de animación, de intriga y de misterio, salpicado sabiamente con pequeñas dosis de humor, la mayoría a cargo, y a costa, de Edward Elric. Los combates resultan trepidantes, rápidos y muy bien narrados, con un tono de dibujo distinto, con un trazo veloz para dar esa sensación de movimiento y peligro. Es fácil encariñarse de los personajes, de cualquiera, ya sean los principales, como los secundarios, tipo Maria Ross o Barry el Carnicero; hasta se llega a sentir lástima de homúnculos como Gluttony o Envy en determinados momentos. Por si fuera poco, en todo momento la serie ha estado acompañada de una banda sonora de lujo: todas las melodías tenían un tono místico que encajaba a la perfección en el momento y los openings y endings son superiores a los mostrados en muchas series y, principalmente, en la primera versión que apareció cinco años atrás.

También ha tenido momentos magistrales, como el enfrentamiento Mustang/Lust y más adelante, Mustang/Envy; cuando Olivier Armstrong "conoce" al general que envían al norte para tapar el tema de Sloth; el combate de Ling y Ran Fan contra Gluttony, la decisión de Al de luchar contra Kimbly o, uno de mis momentos favoritos, el "Matero!" de Ed al cuerpo de Al cuando está siendo engullido de nuevo por la Puerta de la Verdad, allá por el ecuador de la serie, además de todas y cada una de las peleas sucedidas, ya que han sido formidables.
Desde luego, una de las mejores series de manga/anime de los últimos tiempos, con un tramo final vibrante y muy emocionante y con un capítulo final, a modo de epílogo, entrañable, poniendo punto y final a esta gran historia que lleva publicándose desde el año 2002 en su versión manga.

Pero hay más, en el último episodio, incluso se ha anunciado al final que se está trabajando en una futura película de la serie, donde casi se ha descartado que sea una mera recopilación y se centre en lo que les sucede a los hermanos Elric y a sus compañeros en uno de esos muchos viajes que Edward y Alphonse comienzan a realizar a los dos años desde los sucesos que ponen fin a la serie. Ya que parece estar fechada para el año que viene, solo nos queda esperar para volver a disfrutar con las aventuras del FullMetal Alchemist.
Le doy un 9'8/10 y la coloco al lado de otras grandes series míticas, como 'Dragon Ball' o 'Saint Seiya'.

Leer más...

viernes, 20 de agosto de 2010

2ª Temporada de 'United States of Tara'

Hace un par de semanas terminamos el visionado de la segunda temporada de esta breve serie de episodios de poco más de veinte minutos y de doce capítulos por sesión. Protagonizada por Toni Collette ('La Boda de Muriel', 'El Último Golpe') y John Corbett ('Mi Gran Boda Griega') y surgida de la imaginación de la guionista ganadora de un Oscar Diablo Cody, cuenta la historia de una familia un tanto especial donde la madre, Tara, padece de un síndorme de personalidad múltiple que en cualquier momento se le manifiestan, siendo su vida un auténtico caos.
Dejando atrás lo increíble del argumento, puesto que esto es una segunda temporada y se da por supuesto que vimos la primera, en estos doce capítulos la familia de Tara se ha descontrolado más si cabe. Aunque parecía que Tara había logrado reprimir a sus alter con la medicación, pronto fue Buck quien tomó el control, acostándose con Tamy, la camarera de un bar al que iban. El trauma de las personalidades volvió al morir el vecino y comprar Max la casa para reformarla, ya que al entrar Tara en ella, recordó algo oculto de su pasado (por alguna casa similar). A Buck le siguió una nueva incorporación, la psicóloga Shoshanna, primera personalidad múltiple -y única hasta la fecha- que es capaz de interactuar con Tara y con la que puede comunicarse y ser consciente de lo que sucede.

"Gracias" a este nuevo alter, Tara irá descubriendo más detalles sobre su olvidado pasado, todos en referencia a una tal Mimi (que recuerda mucho a la personalidad de Alice) que cuidó de ella y de su hermana Charmaine mientras eran pequeñas.

Alrededor de Tara, todo se vuelve más caótico. Kate, la hija mayor, traba amistad con una mujer llamada Lynda (Viola Davis) a la que conoce al intentar cobrar una deuda debido a su nuevo trabajo, pero pronto termina siendo la imagen de la princesa Valhalla Hawkwind, un comic que Lynda escribió en su juventud sin mucho éxito. Pero esta relación se va al traste cuando Tara conoce a Lynda y, prácticamente, la utiliza para desconectar un poco de su vida y listo. Su comportamiento es de los más exasperantes durante la temporada, especialmente antes de y cuando conoce por internet a su nuevo novio.

Marshall sigue con las mismas, descubriendo y aceptando su homosexualidad y probando el mundo homosexual acompañado de un gay autodestructivo con el que terminará saliendo. A pesar de todo, sigue siendo el más normal de la familia.

Max en esta temporada se desmorona. Ya no puede soportar que a Tara le salgan de la nada nuevas personalidades y que las anteriores vuelvan y, sobretodo, que ella le oculte que han vuelto a aparecer. Cansado y hastiado, llega a cometer más de un desliz, aunque termina siendo perdonado, ya que al lado de su mujer... todo se queda pequeño.

Y Charmaine, sigue igual que en la primera, pero afrontando sus problemas (sobretodo el embarazo) de frente y muy tierna en las escenas con Neil. También se mete menos con su hermana, que ya es un decir.

La temporada ha sido media, aún me sorprende como han renovado a la serie para una tercera, porque aunque es interesante poder descubrir cual fue el trauma que volvió loca a Tara, muchas de las situaciones no se sostienen, ni tienen pies, ni cabeza, pero claro, eso es algo que ya se va arrastrando desde el inicio de la serie. Desde luego, como comedia apenas funciona y como drama, poco más.

Opino que esta temporada se merece un 6/10.
Leer más...

jueves, 19 de agosto de 2010

La renovación Skaven y el monje que frenó a Karl Franz

Llevo más de un mes queriendo presentar aquí, para los dos o tres lectores que tengo, la renovación de algunas figuras skaven que se iba a producir cuando saliera a la venta la nueva caja de iniciación de la 8ª Edición con Altos Elfos y mis "valientes" hombres rata. Tenía imágenes de las miniaturas de plástico solamente montadas buscadas en foros americanos e ingleses, pero nada, como casi siempre, se me ha pasado el tiempo sin llegar a poner nada, así que ahora tengo las imágenes oficiales de Games Workshop con las miniaturas nuevas pintadas. La única pega, el precio de la caja.

La caja de iniciación cuesta alrededor de 80€ y me encantaría encontrar a alguien que colaborase con los gastos de la parte equivalente de figuras de los Altos Elfos, ya que ni el mago, ni los jinetes, ni los espaderos, ni la guarda marina, ni el grifo me interesan lo más mínimo; yo quiero mis skavens y el libro de reglas. Estoy pensando en ponerlo a la venta por ebay, pero no me gusta la idea de vender antes de tener una cosa y por supuesto, no tengo dinero para pagarla antes.

Las nuevas miniaturas que presenta la caja son un Ingeniero Brujo, un Señor de la Guerra, un Maestro del Clan Moulder, dos Ratas Ogro nuevas, un Lanzallamas de Disformidad y un Mortero de Viento Envenenado, todo ello en plástico y nuevamente esculpido, amén de los 40 guerreros del clan que me vendrían al pelo como morralla para el ejército, jeje. En fin, dejo unas cuantas imágenes para que las veáis (si hay alguien por aquí además de Prala, claro).
A parte de esto, lo otro a lo que se refiere el título de la entrada es una chorrada curiosa que me pasó en una partida el sábado pasado. Fue una batalla campal a 2000 puntos entre Skavens, Imperio y Enanos. Al final ganó el Imperio, gracias al héroe legendario Karl Franz, pero un solo skaven del clan Pestilens, un monje de plaga que portaba un estandarte mágico dio bastante guerra. Éliminó él solo a los restos de una unidad de lanceros (serían unos 7) y se enfrentó al comandante solo tras haber aniquilado a los lanceros, pero murió en el intento. Una batalla que había sido nefasta para los skavens por el bombardeo de fuego enemigo por parte de los cañones imperiales y enanos, lo suficientemente lejos como para que las tropas fueran cayendo poco a poco mientras se acercaban al resguardado enemigo. Por suerte, dos errores ocasionaron al final de la partida, la explosión de sendos cañones imperiales -los enanos habían fallecido un turno o dos antes- facilitó que el monje intentase la venganza y limpiar el honor skaven. Fue algo muy cómico y ridículo, y más habría sido si hubiera vencido, pero al final la lógica se impuso.

De momento, a ver si logro pintar la Rueda de la Muerte y para la próxima partida ya deja de conocerse como la "peana de la muerte", jaja. Fin del cuento :P .
Leer más...

martes, 17 de agosto de 2010

'En el Nombre del Rey'

'In the name of the king: a Dungeon Siege Tale', de Uwe Boll. Alemania/Canada/U.S.A. (2007)

Granjero busca a su esposa.

Aburrido, sin nada que ver en la tele hace unos cuantos fines de semana, me senté a ver una película de Uwe Boll sin esperar mucho a cambio de este director alemán que gusta de hacer versiones de videojuegos y cuyas películas te dejan indiferente o te ponen de los nervios. Como véis, estaba bastante dispuesto a ver 'En el Nombre del Rey', así que lo hice.

Lo primero que me sorprendió fue ver a tal cantidad de actores conocidos en la cinta. Sabía que Jason Statham era el protagonista, un pobre hombre, casado, con un hijo, llamado Granjero que es precisamente eso, un granjero. Tiene un par de amigos (Ron Perlman alias 'Hellboy' y otro más) que salen enseguida, igual que enseguida te presentan al Rey (Burt Lancaster), a su hechicero principal (Jhon Rhys-Davies), a la hija de éste (Leelee Sobieski) con su amante, el mago malo (Ray Liotta), y al tonto del duque heredero al trono -y si he dicho enseguida es porque no llevas ni dos minutos con un personaje y salta a otro, y salta a otro, y vuelve a saltar a otro, y no te enteras de nada de ninguno, pero vuelves a saltar a otro... y así se repite el círculo-.

Total, que resumiendo, hay un ejército de humanoides parecidos a orcos con máscaras, pero de color marrón barro, que está arrasando las aldeas y poblados. Matan a la familia de la mujer de Granjero y a su hijo, pero a la mujer la secuestran. Así que Granjero decide emprender su épica venganza armado con un boomerang muy peligroso y acompañado de su cuñado y de Hellboy. Por su parte, el rey saca a su ejército para frenar la invasión y el mago malo disfruta porque le ha quitado la virginidad a la hija del hechicero real, mientras conspira con el duque para que suba al trono.

Durante el ridículo -porque no nos engañemos, es muy infumable- viaje de Granjero, se encuentra con elfos saltarines que se dejan caer de lianas cual monos, con los malos y con más granjeros con auténticos nombres que sufren las miserias de la guerra al igual que el protagonista. Y mientras tanto... el rey es envenenado, se prepara un golpe de estado por parte del duque, se inicia la guerra, el rey se recupera, luego no, el mago va a ayudar, lucha cutremente contra el mago malo, la hija despechada por el malo, que despierta sus poderes mágicos va a vengarse y así ayuda a Granjero, que resulta ser el hijo perdido del rey que fue criado por granjeros, y así heredero del reino, todo ello en plena batalla y escaramuza de los amigos de Granjero que están capturados por los seres marrones, así como la ayuda contra las criaturas horrendas de esos elfos que se cuelgan de lianas como si estuvieran en un parque de atracciones.

Es un resumen cutre, lo se. Peor aún que haya destripado la trama, pero no es nada si puedo ahorraros el tener que ver esta película absurda y carente del más mínimo interés.

Le doy un 3,4/10.
Leer más...

viernes, 13 de agosto de 2010

'Origen'

'Inception', de Christopher Nolan. U.S.A. (2010)

Cobb (Leonardo DiCaprio) es un ladrón de sueños, un especialista en la arquitectura de la mente capaz de entrar en los sueños de otra persona y arrebatarle sus más preciados secretos. Por supuesto, este tipo de encargos rozan la ilegalidad y son bastante inmorales, puesto que busca secretos corporativos y conocimientos que pueden reportar enormes beneficios. Sin embargo, cuando un adinerado empresario le haga una oferta que no pueda rechazar, deberá utilizar todo su ingenio y el de su grupo para llegar a "origen" e implantar una idea en la mente del sujeto objetivo.

Con esta breve descripción, acudimos a presenciar lo último de Christopher Nolan, esperando que una vez más su trabajo no decepcione. Y no lo hace.
Cobb (DiCaprio) fracasa en su último trabajo al intentar conseguir unos secretos de un importante empresario, Saito (Ken Watanabe), quien estaba más que prevenido del "ataque" a su mente. Mientras intenta huir junto a su amigo y compinche Arthur (Joseph Gordon-Levitt), Saito les encuentra y les ofrece un trato: si logran insertar una idea en la mente del hijo de un importante empresario rival Cillian Murphy interpreta al magnate Robert Fischer), ayudará a Cobb a volver a casa y ratificará enórmemente al equipo; la única condición que pone es que quiere participar en el golpe.
Con estas condiciones, Cobb reclutará a un equipo capaz de poder descender hasta a tres niveles del subconsciente para poder conseguir que la idea implementada parezca propia del objetivo y cumplir así con el encargo de Saito. Ariadnne (Ellen Page), Eames (Tom Hardy) y Yusuf (Dileep Rao) formarán equipo junto con Cobb, Saito y Arthur para lograr penetrar en la mente de Fischer y cumplir el objetivo.

Desde que asistimos a la preparación de dicha misión, Nolan juega con total libertad apoyándose en el subconsciente de los sueños de las personas para dar lugar a curiosas teorías y a espectaculares efectos especiales que no fuerzan la historia, sino que se implementan con naturalidad en la misma, asombrando y maravillando por su agudeza visual y su onirismo -sobretodo, las escenas donde Cobb le explica lo que se puede hacer a Ariadnne y la joven juega con la realidad-. No solo ahí, ya que cuando el personaje interpretado por Page ahonda en lo profundo de la mente de Cobb, descubre cuán torturado está (muestra de los diferentes "pisos" a los que puede acceder en su mente) y se convierte en la vigilante, sin quererlo él, que necesita para que su subconsciente no le juegue una mala pasada y su exmujer Mal (Marion Cotillard), destroce toda la operación desde dentro.

Pero esto es solo un aperitivo para lo que nos espera cuando el equipo liderado por Cobb comience a ejecutar su plan. En el momento en el que entran en la mente de Fischer para poder conseguir su objetivo, cada uno de los integrantes del grupo será el encargado de mantener la ilusión del entramado preparado en cada uno de los niveles del subconsciente de la víctima, donde el tiempo aumenta exponencialmente cuanto más profundo se dirigen, dejando siempre a quien dirige el nivel anterior atrás, para proteger a los demás del ataque del subconsciente de Fischer.

Nolan juega de una forma asombrosa con el tiempo y el espacio: todo lo que suceda estará supeditado a la caída de la furgoneta y, mientras la misma desciende, el siguiente plano, controlado por Arthur, sufre las consecuencias de esa ingravidez forzada en el primer nivel del sueño, dándonos varias de las escenas más trabajadas de la película. Pero también lo son las siguientes, donde Nolan hace su particular homenaje a '007: Al Servicio de Su Majestad' con ese asalto a la fortaleza nevada.
Leonardo DiCaprio está bastante bien en el papel del atormentado Cobb; Gordon-Levitt se muestra más que correcto y Cillian Murphy está genial como el atormentado hijo de un padre magnate al que nunca le importó demasiado; sobre Ellen Page, a mi juicio, cae una parte importante del dramatismo de la cinta, especialmente cuando no se trata de las escenas entre Cobb y Mal que ya llevan su propia carga dramática.El resto de secundarios cumplen con creces su papel, pero es algo fácil cuando cuentas con actores como Michael Caine, Tom Berengero Ken Watanabe en el plantel. En definitiva y para no alargarme más, una gran película, excelentemente narrada, con buen ritmo y que consigue algo tan difícil en estos tiempos, que es salir del cine con buena sensación y pensando en si todo fue real... ¿o no era más que otro sueño de Cobb?.

Le doy un 8,9/10.
Leer más...

lunes, 9 de agosto de 2010

'Toy Story 3'

'Toy Story 3', de Lee Unkrich. U.S.A. (2010)

Tenía que llegar, más tarde que temprano, el desenlace final de la primera y más épica aventura de los estudios Pixar, 'Toy Story'. En esta tercera entrega, once años depués desde la anterior secuela, los juguetes deben enfrentarse a que Andy, su dueño, se marcha a la Universidad y se ha hecho mayor, dejando atrás aquellos grandes momentos en los que disfrutaba jugando con Woody, Buzz, Jessie, Slinky, Rex y toda la tropa. Ahora, justo antes de adentrarse en el mundo adulto, tiene que decidir qué hacer con sus antiguos compañeros de aventuras y juegos y los juguetes se resignan a esperar en el desván hasta que, tal vez, los posibles hijos de Andy les rescaten del olvido.

'Toy Story 3' comienza con una secuencia espectacular, digna de sus antecesoras pero superior, en la que se entremezclan sin ningún pudor el western clásico con la ciencia ficción más decadente, donde Woody, Jessie y Perdigón persiguen al matrimonio Patata y se protegen del malvado cerdo hucha Hamm. Pronto nos mostrarán que esto no es más que una de las aventuras que suceden en la cabeza de un jovencísimo Andy, que no deja de jugar con sus muñecos y de inventar tales aventuras. Pero igual de pronto, conforme avanzan los créditos iniciales al son del nostálgico "Hay un amigo en mí", vemos como la infancia de Andy va quedando atrás y sus compañeros de juego, relegados al ostracismo encerrados en un baúl.
Andy comienza a empaquetar sus cosas y destina a los juguetes al desván de casa, pero por error (atentos al basurero, que no es otro que Syd, el ya crecido niño malo de la primera película), los juguetes terminan en una caja de donativos para la guardería SunnySide, donde son recibidos por un agradable osito de peluche con olor a fresa llamado Lotso, que les muestra la guardería como si fuera el paraíso al que han ido a parar. Todo el grupo se queda prendado del lugar, menos Woody, que desea volver con Andy, por lo que se quedan ahí. Sin embargo, la guardería pronto se revela como un lugar más parecido al infierno que a ese idílico recinto para jugar eternamente, por lo que deciden escapar y seguir a Woody, pero no será tan fácil como parece.
En este tramo de la película, 'Toy Story 3' se convierte en una evasión carcelaria, puesto que los juguetes han quedado atrapados en contra de su voluntad en la guardería y necesitarán un intrincado plan para poder salir de la misma y burlar el intrincado sistema de seguridad que controlan los propios juguetes de la guardería. Por suerte, Woody vuelve para ayudar a sus amigos y la entrada en escena de Ken, hace que la Barbie despreciada por la hermana pequeña de Andy nos de una de las escenas más divertidas de la película.
Aunque puede parecer que todo se resume a un nuevo regreso a casa de Andy, esta tercera aventura va un paso más allá. Pixar ha madurado, como lleva demostrando en sus últimas creaciones, y 'Toy Story 3' no es una excepción: los juguetes se enfrentan al abandono (que está presente en todos y cada uno de ellos, incluso en los juguetes de la guardería), al final de un trayecto en su "vida" y al posible comienzo de otra, pero también a la muerte, con resignación, entereza y aceptación de la misma en una escena triste y profunda como ella sola. Pero el mensaje más importante es el de decir adiós al pasado, a una etapa de la vida, y a continuar con otra. Puede parecer una casualidad que de la segunda a la tercera entrega hayan pasado once años, pero hay que tener en cuenta dicho detalle, ya que la mayoría de los pequeños que vieron las dos primeras películas de Toy Story en su infancia, tienen ahora la edad de Andy o poco más y, si no se han enfrentado ya al dilema de dejar atrás su niñez (simbolizado aquí en los compañeros de juego inanimados), estarán a punto de hacerlo. Prácticamente todos nos hemos sentido como Andy y como Woody, teniendo que dejar atrás algo que nos encantaba, pero que forma parte de otra etapa de nuestra vida que pasó, y hacerlo con lástima, con la pena del recuerdo de un tiempo que parecía mejor, pero con la alegría de los muchos recuerdos guardados -y no puedo negar verme reflejado en ese gesto involuntario de Andy y su actitud al final de la cinta-.
Ahí radica la grandeza de 'Toy Story 3', siendo la película más madura de la saga en cuanto a sus reflexiones y un más que digno punto y final a las aventuras de esos entrañables juguetes que llegaron a nuestras vidas hace ya quince años en la primera gran joya de la factoría de animación Pixar.
Para mí, sin duda alguna, la película se merece un 9'5/10. Y pobre del que se la pierda o considere que el cine de animación es, a la fuerza, infantil, porque esto es cine de calidad, cuidado y entrañable.
Leer más...

jueves, 5 de agosto de 2010

"Tierra Firme", de Matilde Asensi


"Tierra Firme. La vida extraordinaria de Martín Ojo de Plata", 235 pág. España, 2008.

Catalina Solis, mujer de dieciocho años que acaba de quedar huérfana, viaja, junto a su hermano menor Martín, hacia Tierra Firme, el Nuevo Mundo, en el año del Señor 1.596, pare reunirse con su tío y su marido, con el que se ha casado por poderes. Sin embargo, en medio de la travesía, su navío sufre el ataque de piratas ingleses y, escapando de una muerte segura, queda perdida en una de las numerosas pequeñas y despobladas islas que forman el Caribe.

De esta forma comienza la aventura de Catalina Solis, quien separada de la civilización y sola en el mundo, luchando por sobrevivir en una pequeña isla olvidada, dará comienzo a su leyenda.

En la isla conocerá a Esteban Nevaras, capitán de la Chacona, barco mercante que lo adoptará como a su hijo Martín, compadeciéndose del destino de la pobre muchacha y enseñándole el Nuevo Mundo en el que este criollo que pasa los sesenta, vive en paz. Poco a poco, Catalina se sentirá más integrada fingiendo ser el hijo de este agradable comerciante y contrayendo con él y con su nueva familia una deuda de gratitud que intentará pagar en cuanto sea testigo de las injusticias que se cometen en las colonias, por parte de los más nobles y ricos representantes de la corona española.

Novela entretenida y amena, corta, para lo que nos tiene acostumbrados la alicantina Matilde Asensi, que esta vez se sumerge en las colonias americanas de principios del S. XVII para contarnos la aventura inicial, de la que parece habrán muchas, de Catalina Solis/Martín Nevares, una joven que se rebelará a los clichés de su época y asumirá su propio camino. Como siempre, Asensi ha elaborado un cuidado trabajo de investigación antes de sumergirnos en la vida de Catalina, por lo que, como en todas sus novelas, uno puede ponerse a ojear el mapa que adjunta el libro y a buscar las referencias históricas y los personajes o los hechos, encontrando que todo ello acaeció, si bien la escritora siempre introduce pequeños cambios, como aquellos personajes que inventa y que pueden interacturar, directa o indirectamente, en los sucesos históricos reales.
Recomendada y obligada lectura para los fans de esta trabajadora e ilustre escritora, que no deja de sorprendernos con cada nuevo trabajo que publica. Dentro de poco, me leeré la segunda parte, que tengo desde hace un mes en la mesa sin abrir: "Venganza en Sevilla".

Le doy un 7'4/10.
Leer más...

lunes, 2 de agosto de 2010

'The Road'

'The Road', de John Hillcoat. U.S.A. (2009)

En un mundo desolado por alguna gran catástrofe, un hombre y su hijo, avanzan sin rumbo fijo por las carreteras, esperando encontrar al sur un resquicio de esperanza, mientras luchan contra el hambre, el frío y los supervivientes de este mundo convulso, que han renunciado a su humanidad por sobrevivir.

El mundo está prácticamente acabado. Todo está gris, marchito, muerto y abandonado. Los animales y las plantas hace años que se convirtieron en un mero recuerdo y con su desaparición, el hambre azotó a la humanidad. Entre ruinas y desesperanza, un hombre (Viggo Mortensen), junto con su hijo pequeño (Kodi Smit-McPhee), camina sin descanso hacia el sur, con la única ilusión de encontrar vida más allá de tanta destrucción y un mundo donde poder criar a su hijo en paz.
Lamentablemente, la falta de alimento y la desolación parecen no ser suficiente problemas para ambos: por si fuera poco, algunos de los supervivientes no tienen ética ninguna y han descubierto que la mejor manera de sobrevivir es arrebatar a otros sus escasas pertenencias, su comida y su vida, llegando hasta el canibalismo para mantenerse con vida.

A lo largo de este viaje lleno de peligros, el hombre intentará enseñar a su hijo el buen camino, a escapar de los demás, a no dejar pistas y, con toda la crudeza, a suicidarse si va a ser capturado. Y es que el hombre ha visto como su mujer se rendía y les abandonaba cuando todo se colapsó; ha visto los horrores que el hombre, en situaciones desesperadas, es capaz de realizar; y ha visto como, incapaz, las enseñanzas que quiere darle a su hijo van en contra del caos que reina. Sin embargo, el personaje interpretado por Mortensen, a pesar de estar agotado y herido psicológicamente, mantiene la esperanza de llegar a un lugar mejor y de poner a su hijo a salvo, le cueste lo que le cueste. La película, adaptación de la novela de mismo título de Cormack McCarthy, cuenta en su reparto con las apariciones de Robert Duvall, Guy Pearce o Charlize Theron, entre los más destacados, y pretende ser un retrato fiel de una de las novelas más elogiadas de nuestra época (no obstante, fue galardonada con el Premio Pulitzer). Relato oscuro, desesperanzador y decepcionante es el que nos muestra 'The Road', con unos personajes secundarios de todos los calados, desde los que intentan sobrevivir como pueden, a los que no desean ser molestados o aquellos que perdieron su humanidad hace mucho tiempo -si es que alguna vez la tuvieron-. Especialmente impactantes son las escenas del sótano y la "cacería" a la que someten a una madre y su hija.

Viggo Mortensen logra un retrato del hombre que interpreta completamente creíble, siendo el mártir que ha decido guiar a su hijo por el buen camino, a pesar de que la sociedad destruida ya no conozca esa vía de actuación. Kodi Smit-McPhee realiza un notable trabajo, ya que la totalidad de la cinta se centra en estos dos personajes y sobre ellos recae la responsabilidad de introducir al espectador en la historia.

Es una película a destacar, cruda pero con una leve luz de esperanza, titilante y casi apagada, pero que permanece durante toda la historia de un padre que vive por proteger a su hijo y que lucha por no renunciar a su humanidad, aunque a veces deba ser el pequeño quien se lo recuerde.

Os la recomiendo, pese a que no me gustó extremandamente, te hace reflexionar. Le doy un 7/10.
Leer más...