miércoles, 24 de agosto de 2011

"Canción de Hielo y Fuego II: Choque de Reyes", de George R. R. Martin

"A Song of Ice and Fire II: A Clash of Kings". E.E.U.U. (1998), en España (2003). 928 pág.

La muerte del rey Robert Baratheon I y la posterior ejecución de Eddard Stark no ha traído sino más que problemas a los reinos de poniente. Traicionados y sedientos de poder, se autoproclaman reyes en todas partes y la guerra se ha declarado por ver cual de todas las facciones consigue sentarse en el Trono de Hierro que ahora mismo, ostenta el malcriado Joffrey Baratheon.
Al recién coronado Rey en el Norte, no le preocupa el trono de Desembarco del Rey, solo poder recuperar los restos de su padre, el mandoble Hielo y a sus hermanas, Arya y Sansa, en poder de la reina regente Cersei Lannister. Lucha por sobrevivir, no tiene las aspiraciones de los hermanos de Robert, Stannis -que ha adoptado un nuevo dios y se ha autoproclamado rey-, y Renly, que se ha prometido a Margaery Tyrell, hermana de Ser Loras 'El Caballero de las Flores', y cuenta con el favor de la mayoría de las familias nobles de la región y con el que posiblemente sea el mayor ejército. Y por si fuera poco, Balon Greyjoy, quien una vez lideró una rebelión en las Islas de Hierro, confía en asestar un duro golpe a las tierras norteñas, desprovistas de defensa por estar todos en la campaña de Robb frente a Tywin Lannister.

De nuevo, volveremos a descubrir de primera mano todos los acontecimientos que suceden gracias a los caminos diferentes, que en ningún momento se cruzan, de los personajes de la anterior novela, añadiendo a Theon Greyjoy y a Davos, de la corte del Rey Stannis, al elenco conformado ya por Catelyn Tully Stark, Sansa, Bran y Arya Stark, Jon Nieve, Tyrion Lannister y Daenerys Targaryen.

Mientras los hombres se preparan para la guerra, Davos observa como su rey, Stannis, al que respeta enormemente tras ayudarle en Bastión de Tormentas más de quince años atrás, acepta la fe de la mujer roja, una sacerdotisa de Asshai llamada Melisandre, que dice tener poderes y que gracias al favor de la reina, ha llegado ser una de las consejeras más importantes del hermano del difunto rey Robert.

Tyrion Lannister ha llegado a Desembarco del Rey para cumplir con el mandato de su padre: ostentar el cargo de Mano del Rey hasta su llegada y vigilar a su inexperto y estúpido sobrino, así como las ambiciones de su corte, y poder preparar a las tropas y a la ciudad ante una de las inminentes batallas que se ven en el horizonte que va a sufrir.
Allí, en la corte, también está Sansa Stark, mantenida prácticamente como cautiva y sufriendo los abusos del rey, que se divierto haciendo que su guardia personal la golpee cuando hace algún comentario que le desagrada o recibe noticias sobre los avances de Robb.

Junto a Robb Stark, el recién coronado Rey en el Norte por sus súbditos, su madre, Catelyn, tendrá que hacer de intermediaria y mensajera para intentar encontrar aliados para su causa, aunque no es una tarea grata para una madre que está separada de sus hijos y que ha perdido a su esposo; al mismo tiempo, Theon Greyjoy, pupilo de Lord Eddard y amigo de Robb, es enviado a las Islas del Hierro, su hogar, para que convenza a su padre de ayudarles en su causa.
Arya, haciéndose pasar por un muchacho llamado Arry, viaja junto a un grupo de reclutas y ladrones hacia el norte, al Muro, bajo la estricta mirada del hermano negro Yoren, que le ha prometido dejarla en Invernalia cuando lleguen. Junto a ella, Gendry, el bastardo herrero del rey Robert Baratheon y unos escalofriantes prisioneros, son la compañía más destacable en su viaje a través de un territorio desangrándose por la guerra.

Todo ello mientras Bran Stark, el pobre tullido, permanece como Señor de Invernalia en funciones, aguardando el regreso de su hermano mayor o de su madre, y sufriendo la infancia que se le ha arrebatado por sus maltrechas piernas. Su hermano bastardo, Jon Nieve, se prepara junto a los hombres de la Guardia de la Noche para una incursión de exploración en las tierras del norte, más allá del muro, puesto que los hombres de negro están seguros de que Mance Ryder, el gobernante de los salvajes, prepara un ataque de dimensiones colosales contra el Muro y los reinos de Poniente.

Y nadie cuenta con que, más allá del mar, Daenerys Targaryen, Madre de Dragones, busca por el este conseguir sabiduría y riqueza suficiente como para hacerse con un ejército y poder atacar poniente y recuperar el Trono de Hierro que perteneció a su familia durante generaciones, contando a su favor con el regreso de la magia al mundo gracias al renacer de sus tres dragones.

Con la misma maestría que en el primer volumen, Martin vuelve a llevarnos a un mundo en decadencia, asolado por guerras y conflictos que les mantienen distraídos de una catástrofe aún mayor que está por venir, tanto por el norte como por el este. Seremos testigos de algunas batallas, mientras que de otras sólo escucharemos los resultados; veremos el resurgir de la magia en el mundo, las artes oscuras que se utilizan para ganar al enemigo y a aliados convertidos en traidores, porque una cosa es segura en Poniento, y es que no se puede confiar en nadie si se quiere sobrevivir.

El libro es más vibrante que el primer volumen, más profundo y oscuro en cuanto a motivaciones y actos y siguiendo la evolución lógica que los personajes deben de seguir tras los acontecimientos que cada uno de ellos ha sufrido en "Juego de Tronos". Engancha y es adictivo, tanto la forma de escritura de Martin como lo el afán por descubrir lo que va a pasar a cada uno de los protagonistas en el siguiente capítulo. Además, hasta los personajes en cuyas vidas no nos centramos están exquisitamente modelados y son fieles a sus ideales y personalidades.

Tengo predilección por Arya y por Tyrion Lannister, me preocupa sobremanera la ingenua Sansa, comparto la desconfianza que nace en Ser Davos Seaworth, El Caballero de la Cebolla, sufro con el inválido de Bran y siento curiosidad por el pasado y futuro de Jon Nieve, así como por cómo piensa volver a por su trono Daenerys Targaryen.

Ya estoy leyendo el tercer volumen, cortesía de Prala de nuevo, y tengo que darle a éste una puntuación de 8'8/10.
Leer más...

lunes, 22 de agosto de 2011

7ª 'Mujeres Desesperadas': La sangre une.

Tal y como terminó la temporada anterior, el hecho que sacudió el residencial barrio de Wysteria Lane en este inicio fue la llegada de Paul Young, el que fuera marido de la suicida Mary Alice, hecho inicial y conductor de la serie hasta nuestros días, volvía al barrio del que fue expulsado libre de toda sospecha y con una generosa indenmización por haber pasado varios años en la cárcel por el asesinato de la hermana de Martha Huber, Felicia Tilman, quien se automutiló dos dedos para poder imputarle de dicho falso crimen, convecida de que era el causante de la muerte de su hermana.
Mientras que Paul llegaba de nuevo al vecindario, alquilando la casa de Susan (Teri Hatcher) y Mike Delfino, quienes atraviesan problemas económicos y se han mudado a un apartamento, dispuesto a ejecutar un plan que llevaría al caos al "tranquilo" barrio y estando casado con Beth, una mujer a la que conoció por correspondencia y con la que se casó en la cárcel y que es, sin que él lo sepa, la hija de Ida Greenberg.
A su vez, los Solis -Gabrielle (Eva Longoria) y Carlos- descubrirán que Juanita no es su hija biológica y que alguien intercambió a las niñas al nacer. Bree (Marcia Cross), tras haber perdido su empresa de catering y Orson alejarse definitivamente de ella, vuelve a sentirse sola hasta que conoce a un joven Keith (Brian Austin Green), un joven veinte años menor que ella; y Lynette seguirá digiriendo los problemas que una casa con cinco hijos, una madre con nuevo novio o una antigua amiga de facultad, la frívola René Perry (Vanessa Williams), que se trasladará al vecindario.

Conforme todos los personajes principales, junto con sus parejas, van superando los diferentes hechos que ocurren a o largo de la temporada, vuelven a aparecer caras conocidas, como Zack, el hijo de Paul y biológico de Mike Delfino, o se deja marchar el amor por motivos mayores, se superan traumas de la infancia motivados por el descubrimiento de hijos desconocidos, o se necesita un órgano que se recibe del más inesperado de los donantes, hay varios hechos que decantan el final de la temporada a los hechos que terminarán uniendo al grupo de amigas, más aún.
Carlos, finalmente, descubre de boca de Bree y de su hijo, Andrew -que tiene graves problemas con el alcohol-, que fue él quien atropelló a su madre tantos años atrás y que la pelirroja amiga de su mujer le encubrió, lo que provoca que, pese a que Carlos perdone al joven por su error, prohiba a Gabrielle volver a ver a Bree.
Lynette empuja a Tom a convertirse en un tiburón financiero, sin poder dejar de ser la que ha llevado a cuestas la vida de ambos durante tanto tiempo, lo que provoca una crisis de magnitudes enormes en la familia Scavo, que jamás había visto llegar las discusiones tan lejos, puesto que Tom, que ahora se ha crecido, ni da su brazo a torcer, ni se serena cuando parece que lo hace Lynette, por lo que la sombra del divorcio planea más seria que nunca.
Y Susan, tras salir del hospital, decide darle, a pesar de todo lo pasado, una oportunidad a Paul Young, quien se sentirá arropado por una vecina como en los tiempos en los que Mary Alice vivía. Esto le llevará a querer expiar su culpa y a pagar por sus crímenes, a llamar a la policía y entregarse, confesando, por fin, el asesinato de Martha Huber, reconociendo que era lo único que podía hacer para estar en paz.

Y, a la vez y contradiciendo el espíritu del final de ese episodio, nos encontramos con el final de temporada. Las amigas van a casa de Gaby solo para descubrir que Carlos ha matado de un golpe en la cabeza al padrastro de su mujer, el que abusaba de ella cuando era pequeña. Resignado a volver a la cárcel, Bree toma las riendas y con Susan, Lynette y Gaby, se encargarán de ocultar lo sucedido, porque ¿qué si no hacen las buenas amigas?
Como dije antes, ha sido una temporada llena de viejas heridas y fantasmas del pasado, que han centrado la trama principalmente y eclipsando a nuevos sucesos -pese a que muchos de estos nuevos también venían del pasado de los protagonistas-. La llegada de René ha sido, por primera vez, la de una vecina que se integra en el grupo y que no esconde ningún gran secreto vital y sobre el que gira la temporada, pese a que podría entender que ese rol lo cumple Paul ya. En resumen, podría decir que ha mantenido su línea, entretenida la mayor de las veces y donde se puede aprender mucho sobre las formas que tienen las mujeres de manipularnos, pero me da la sensación de que se ha saltado mucho en esta temporada del humor que caracterizaba a la serie en las anteriores y eso ha provocado, tal vez, algún altibajo por el abuso del drama en la mayoría de tramas que se han desarrollado.
Le doy un 6'7/10.

Leer más...

miércoles, 17 de agosto de 2011

'Freezing'

'フリージング (Furījingu)'. 1ª Temporada, 12 Episodios. (2011)

En un futuro no muy lejano, la Tierra se vio atacada por unos seres gigantescos interdimensionales llamados Nova. Estas criaturas atacaban a los humanos sin ningún reparo, pero una chica, que nación con unos extraños estigmas en la espalda y en el cuerpo, era capaz de utilizar la misma energía que estos nova para poder enfrentarse a ellos y derrotarlos, trayendo la paz, momentáneamente, a nuestro mundo. A raiz de ella nacieron las Pandoras, chicas a las que se les implantaban o nacían con dichos estigmas y que eran capaces de combatir contra estas criaturas extraterrestres gracias a unos sentidos avanzados, mayor regeneración física, fuerza y velocidad. Pero para ayudarlas, también nacieron sus acompañantes, los Limitadores, hombres con la habilidad de congelación o "freezing", capaces de contrarrestar la habilidad de congelar a las personas en las cercanías que tienen los Nova, para así ayudar a sus Pandoras -puesto que se dividen en parejas-, y poder acabar con ellos.

Esta historia comienza con Kazuya Aoi, estudiante de primer año en West Genetics, hermano de la desaparecida Kazuha Aoi, la última gran Pandora que se sacrificó cinco años atrás, en el curso del último intento de invasión de los Nova a la Tierra. Este chico, al igual que su hermana, tiene una gran cantidad de estigmas en su cuerpo y esqueleto, lo que le convierte en un poderoso Limitador si se le entrena adecuadamente. Nada más llegar a la escuela, mientras se está celebrando el último combate del Festival de ese año, de las chicas de segundo (una batalla campal donde gana la última chica que queda en pie), confunde a la Reina Intocable, una agresiva y brutal Pandora llamada Satellizer L. Bridget, con su difunta hermana, haciéndole perder el combate contra Ganessa Roland.
Lo extraño es que Bridget, conocida como la Reina Intocable porque responde con una agresividad brutal ante cualquier otro que la toque, se queda totalmente cohibida al sentir el contacto de Kazuya, incapaz de responderle agresivamente al muchacho, dos años menor que ella. Como causa de que Satellizer pierda su combate, Kazuya insistirá en verla para disculparse, pese a las advertencias de lo peligroso que es que le dan sus nuevos compañeros de escuela.

Con esta premisa, comienza 'Freezing', presentándonos a varias de las chicas más poderosas de la Academia -así como también las más atractivas-, quienes intentan enseñar "modales" a Satellizer y donde Kazuya se verá involucrado en cada uno de los ataques que sufra la Pandora, ayudándola y demostrando un enorme potencial para utilizar el "freezing", pese a no saber controlarlo todavía, saltándose las convenciones necesarias para utilizarlo con una compañera.
Cuando Kazuya le pide a Satellizer que sea su compañera, ésta se negará hasta que entre en escena Lana Linchen, una joven de intercambio muy poderosa, que viene del Tibet y que cree que sus estigmas son lágrimas de una deidad, y a quien Kazuya le parece el candidato perfecto para ser su limitador, por lo que los celos y la seguridad que le aporta Kazuya Aoi, único hombre que puede tocarla dados los traumas que arrastra Bridget, harán que le elija.

Tras una tanda de episodios algo flojos donde se nos presentan a varias integrantes de la escuela, su forma de atacar y se nos introduce en la historia de este anime, nos encontraremos en los últimos episodios con un nuevo ataque de Novas, más poderoso que los anteriores y con una nueva ofensiva en East Genetics y luego en West Genetics que puede suponer la derrota definitiva de las fuerzas que protegen la Tierra.
Serie con grande dosis de sangre, sin ser nada gore, y de ecchi, donde se olvidan rápidamente los "desnudos" porque sí de los primeros episodios para pasar rápidamente a la acción y a una trama algo más elaborada. Aunque por los combates y que la ropa se vaya destrozando revelando algún que otro detalle de anatomía femenina, la serie podría recordar a 'Queen's Blade', se aleja bastante de ella por el interés que despierta la trama, así como por el conflicto personal de la protagonista, mucho más profundo y duro que el que puede tener Reina en la serie antes mencionada.

Me la recomendaron y la seguí interesado, a pesar del inicio poco prometedor de los tres o cuatro primeros episodios, la serie coge ritmo enseguida y yo ya estoy esperando ver los cinco especiales que hay de momento y la segunda temporada el año que viene.
Le doy un 7'4/10. Leer más...

jueves, 11 de agosto de 2011

"Sé Lo Que Estás Pensando", de John Verdon

"Think of a Number". E.E.U.U., (2010). 447 pág.

Dave Gurney, detective de homicidios retirado de su profesión hace poco más de un año, recibe noticias de un antiguo compañero de Universidad, Mark Mellery, a quien no ve desde hace más de dos décadas. Mark desea que le ayude con unas extrañas cartas manuscritas que ha recibido, poemas que le hablan de los actos que hizo mal en el pasado y que le pide que piense en un número adjunto a otro sobre. La sorpresa y miedo de Mellery al descubrir dentro del sobre más pequeño el número en el que estaba pensando y la amenaza velada, es lo que le hace acudir a Gurney para pedirle consejo e intentar que solucione el asunto sin llamar mucho la atención.

Pero cuando lo que parecen elaboradas y veladas amenazas se convierten en un asesinato complejo, que desconcierta a la policia y al propio Gurney (a quien le pedirán que participe como asesor externo), deberán iniciar una carrera contrarreloj para descubrir el porqué de un asesino que parece hacerse invisible y que es capaz de adivinar lo que sus víctimas están pensando.

Aunque hace poco que se retiró, dejando atrás Nueva York y su vida anterior, Dave Gurney no puede concentrarse en nada más que no sea a lo que ha dedicado los últimos veinticinco años de su vida y en lo que se ha especializado: detener asesinos en serie. Pese a sus intentos por disfrutar de su retiro junto a su esposa, la relación con Madeleine sufre de constantes altibajos, tensándose más de lo aconsejado, al no poder abandonar Dave las viejas costumbres.

Por lo tanto, descubrir al inteligente asesino que ha acabado con la vida de Mallery se convierte en un asunto personal. Gracias a Hardwick, otro detective con el que trabajó años atrás, terminará dentro de la investigación, trabajando como enlace con la oficina del Fiscal, intentando desentrañar el misterioso crímen del asesino telépata, mientras el criminal continúa jugando con ellos al alterar de forma ilógica cualquier escena en la que haya estado.

Novela policiaca de inicio un tanto lento y sin enganche, que va ganando nivel conforme se acerca a su final. Debo de decir que no se si fue porque no estaba lo suficiéntemente atento, o porque en ningún momento se me ocurrió, pero la identidad del asesino se me mantuvo oculta hasta que el autor la desentrañó en su momento justo. Suelen gustarme este género de novelas, pero el hecho de que se les dé tanta publicidad siempre hace que me cree una opinión negativa sobre el libro, fruto de la dañina campaña mediática y el "boca-a-boca" de muchos que han visto salir el libro por los anuncios, o se han decidido a iniciarse en la lectura con este primer libro. No le voy a quitar el mérito, es rápido de leer, intrigante a partir de la 2ª parte del libro y es de esos libros de los que cuesta, una vez has cogido un hilo medianamente largo, dejar de leer.

El protagonista, Gurney, se supone realmente inteligente, pero la mayoría de deducciones las hace a partir de lo que le sugiere su esposa u otros agentes y cuando llega a una concluión factible, que debería ser fruto de su inteligencia, Verdon nos lo relata como algo cotidiano más, qué se yo, sin una especial trascendencia por cómo se revelan esas nuevas teorías y hechos.. El hecho de que no se me ocurriera nunca poner rostro al criminal hasta que la pluma del escritor me llevó hasta él, me parece, personalmente, muy destacable y como siga mejorando, su nueva novela tomando a Dave Gurney como principal, promete ser más apasionante que este "Sé lo que estás pensando".

Le doy un 7'7/10.


Leer más...

martes, 9 de agosto de 2011

'Capitán América: El Primer Vengador'

'Captain America: The First Avenger', de Joe Johnston. E.E.U.U. (2011).

Durante la IIª Guerra Mundial, una división científica estratégica americana intentaba crear un ejército de super soldados para decantar la balanza de la guerra a su favor, dada la superioridad nazi. El primer sujeto elegido para llevar a cabo dicho experimento fue Steve Rogers (Chris Evans), un enfermizo y enclenque joven de Brooklyn al que habían rechazado cinco veces en los exámenes de alistamiento y que quería luchar y servir por su país, hasta que, al visitar de nuevo un puesto de reclutamiento mientras estaba con su amigo Bucky en la Expo Stark de 1942, el Doctor Abraham Erskine (Stanley Tucci), escucha su deseo y su tenacidad por ayudar a acabar con el conflicto, ofreciéndole entrar a servir a su país como candidato al proyecto del supersoldado.

Mientras Rogers se convierte en poco más que un reclamo publicitario, la división ocultista nazi, llamada Hydra y liderada por Johann Schmidt, alias "Cráneo Rojo" (Hugo Weaving), ha encontrado un objeto divino procedente de los dioses nórdicos y que ha conseguido utilizar como un arma que decantará la guerra y la conquista total del mundo, a su favor, por encima de los planes del propio Hitler. Esto obligará a que el bautizado como Capitán América, haga por fin aquello para lo que ansiaba alistarse: ganar la guerra.

El Coronel Chester Philips (Tommy Lee Jones) es quien está al mando de la división científica, junto con la agente británica Peggy Carter (Hayley Atwell), el proveedor de armas y científico Howard Stark (Dominic Cooper haciendo de la versión más madura del playboy Tony Stark), y el exiliado científico alemán Erskine (Tucci), pretenden crear un nuevo ejército de soldados que puedan frenar el avance de Hitler en Europa. Sin embargo, cuando el primer sujeto, Rogers, emerge de la máquina y se aprecia el éxito del experimento, un espía mata al doctor y destruye el resto de viales de la fórmula, evitando que pueda reproducirse de nuevo.

Rogers detiene al espía y se convierte en un símbolo dentro del país en tiempos de conflicto, por lo que el gobierno decide emplearlo como icono propagandístico en vez de enviarlo el frente, creándole un uniforme (es el primer uniforme y escudo que llevó el protagonista en sus cómics), y poniéndole a cantar y a promocionar la venta de bonos del estado. Durante una de sus actuaciones ante el pelotón 107, en Italia, coincidirá de nuevo con el coronel Philips y con Peggy, que le dirán que el pelotón ha resultado prácticamente capturado por hombres de Hydra, teniendo los hombres de Schmidt una fábrica de armas allí. Siendo su amigo Bucky una de las bajas del pelotón, Rogers decide saltarse las normas e infiltrarse solo, aunque con la inestimable ayuda de Carter y Stark, en la base de Hydra para rescatar a todos aquellos prisioneros que sigan con vida.
Será allí donde se encuentre por primera vez con Schmidt, Cráneo Rojo, el otro sujeto que probó la fórmula del supersoldado antes de que ésta estuviera totalmente lista, y líder de Hydra.

A partir de aquí y de poder demostrar que puede ayudar en la guerra, le ofrecen crear un equipo para llevar a cabo la misión de acabar con Hydra. Reversiones de personajes clásicos de Marvel, como "Dum Dum" Dugan, acompañarán en esta cruzada al Capitán América hasta acabar con Hydra y detener a Cráneo Rojo en sus terribles planes, más posibles que nunca al contar con el poder del cubo cósmico de los dioses nórdicos y cómo desapareció en 1943 hasta llegar a nuestros días, en los que Nick Furia (Samuel L. Jackson), le ha encontrado y reclutado para una causa mayor.
Veamos... a pesar de no conocer prácticamente nada del personaje del Capitán América y sus muchas historias del cómic, salvo algún hecho destacable, los elementos más importantes, tales como su compañero y amigo Bucky, el uniforme y el cambio de escudo, la némesis de Cráneo Rojo y sus humildes orígenes, se han respetado prácticamente enteros -salvo, por supuesto, las correspondientes adaptaciones en el guión. Todos los personajes que aparecen tienen relación con el Capitán en su versión impresa y encajan perfectamente en la historia que se nos está contando, entrelazando hechos que ya hemos podido presenciar en otras cintas, como el Cubo cósmico y sus energías asgardianas (en 'Thor' y en su escena tras los créditos), la Expo Stark creada por Howard Stark, padre de Iron Man (proyecto que se veía iniciado en 'Iron Man 2') y, para colmo, al final de la película nos presentaron el trailer de 'Los Vengadores', la iniciativa que desde la primera película que controló Marvel en 2008 está intentando llevar a cabo mediante un Samuel L. Jackson/Nick Fury presente en todas las cintas y que sirve de nexo común.

La película es entretenida, muy cuidada la primera hora de la misma, cuando se nos presenta a Rogers y su evolución, y algo más apresurada en el último tramo, con escenas de acción en su mayoría rápidas, que pasan como un resumen de los meses de conflicto y batallas del grupo comandado por el Capitán América, deteniéndose en un par de episodios clave para él y en el definitivo enfrentamiento final, así como la rápida secuencia de nuestros días.
Todos los actores cumplen perfectamente su cometido, incluso Evans, que había estado siempre un pelín insulso en su anterior papel como John Storm en 'Los 4 Fantásticos'; pasando por la breve aparición de Tucci, el siempre formidable Tommy Lee Jones, la bella Hayley Atwell, firme militar que se nos presenta como el interés amoroso de Rogers -y que no está tan mal llevada como la relación como Portman-Hemsworth en 'Thor'-, o el solvente Hugo Weaving, que consigue una más que respetable interpretación de Cráneo Rojo sin caer en el histrionismo de otros villanos que ha interpretado, como el Agente Smith de 'Matrix'.

Ahora, todas las cartas están sobre la mesa y solo nos queda esperar hasta mayo del año que viene para ver si Whedon ha sido capaz de domar a todas estas estrellas y de ofrecernos una 'Los Vengadores' en condiciones.
Una entretenida película, bastante mejor de lo que me esperaba. Le doy un 7'3/10.

Leer más...

miércoles, 3 de agosto de 2011

'Templario'

'Ironclad', de Jonathan English. Reino Unido/ E.E.U.U./ Alemania (2011).

Inglaterra, año 1215, S. XIII. El Rey Juan I (Paul Giamatti), conocido como el rey sin tierras, es obligado por la nobleza a firmar una Carta Magna que restringe sus derechos y reduce sus poderes, para evitar que siga gobernando a su antojo el reino, llevando el mismo a la ruina y a sus súbditos a conflictos internos.

Pero el rey no está dispuesto a aceptar dicha humillación y reuniendo un ejército de mercenarios daneses encabezado por Tiberio (Vladimir Kulich, Bulywif en 'El Guerrero Nº 13'), avanza desde el sur con la intención de recuperar su reino y hacer pagar a todos aquellos nobles y señores que le obligaron a firmar la Carta Magna.

Uno de dichos nobles, el Duque de Albany (Brian Cox), reclutará, junto a un caballero Templario llamado Marshal (James Purefoy, 'Solomon Kane'), que ha sobrevivido a un salvaje ataque a su grupo por parte del rey, a un grupo de atrevidos y leales mercenarios, antiguos compañero de Albany, y se desplazarán al castillo de Ronchester, para intentar frenar el avance del ejército Juan mientras el arzobispo Langdon pide ayuda al monarca de Francia para que entre en Inglaterra con un ejército y acabe con el rey Juan.

Marshal, que estaba hastiado de la violencia y junto con dos compañeros que regresaban de las Cruzadas, pretendía vivir en paz, sentirá la obligación de defender el castillo de Ronchester junto a los hombres que recluta Albany, como Guy, Becket (Jason Flemyng), Coteral o Marks. Una vez en la fortaleza, que apenas está guarecida con dos docenas de hombres, se harán con el control de la misma y su defensa, a pesar de la oposición del señor del lugar, Cornhill (Derek Jacobi), un anciano señor casado con lady Isabel (Kate Mara), mucho más joven que ella y con un fuerte deseo que sentirá la necesidad de apagar con Marshall.

La acción se desarrollará en su totalidad en la fortaleza, donde ataque tras ataque y sufriendo numerosas bajas, los defensores aguantarán las salvajes embestidas de las tropas salvajes del rey Juan; o quedarán sitiados a la espera de que se rindan al quedarse sin alimentos. Durante todo el conflicto, salpicado de salvajes carnicerías y batallas donde no se escatima en sangre y realismo, lady Isabel forzará hasta el extremo a Marshal con la intención descarada de llevárselo a la cama, ignorando por completo a su señor y esposo y poniendo en un difícil compromiso al caballero templario, que deberá infringir sus votos o rechazar a la "caliente" noble, mientras se preocupa por sobrevivir.

El argumento es interesante, la película está bien realizada, pero faltaría por saber cuál habría sido el resultado si hubieran contado con un presupuesto mayor a los 25 millones de dólares que se le asignó. Purefoy, Cox, Giamatti y Flemyng son de lo mejor de la película, destacando la interpretación del rey Juan y del duque de Albany sobre las demás. Las escenas de lucha están fielmente representadas, son muy reales y sangrientas, pretendiendo su director mostrarnos la verdadera crudeza de las guerras en la Edad Media.
A quien no soporto es al personaje de Kate Mara, metido con calzador en la película para añadir la sempiterna historia de amor que parece obligatoria en toda historia, sin importar lo desesperada que parezca el personaje de Isabel porque la tome un hombre y, en especial, el templario. ¿Será porque le pone muy cachonda que haya un hombre con voto de castidad que no la desee? Sea como fuere, parece que solo pretendía quitarle la fuerza a Marshal.

He de decir que fuimos a ver esta película porque gané dos invitaciones en un sorteo de CasadelLibro, si no tal vez hubiera dejado correr su visionado hasta más adelante, así que al menos, no sentí que hubiera tirado el dinero. De todos modos, no es una mala película, aunque puede que sí la sombra de lo que pudo llegar a ser con más medios.

Le doy un 6'1/10.
Leer más...

lunes, 1 de agosto de 2011

'Juego de Tronos' : la adaptación perfecta

'Game of Thrones'. U.S.A. 10 Episodios (2011).

Hace poco más de un mes terminó la adaptación a la pantalla pequeña del primer libro de "Canción de Hielo y Fuego", la saga fantástica de George R. R. Martin que desde años ha atrapado a sus lectores de todo el mundo en una espiral de magia, traición, luchas de poder y conflictos generacionales. La serie, en pre-producción desde 2007 aproximadamente, llegó a las pantallas hace unos meses con 10 capítulos de la mano de HBO (autora, entre otras, de 'True Blood'), con un reparto sólido, encabezado por Sean Bean ('La Búsqueda', la Trilogía 'El Señor de los Anillos', etc.), como Eddard Stark, Mark Addy (de 'Destino de Caballero'), como el Rey Robert Baratheon o Peter Dinklage (muy conocido a raíz de 'Un Funeral de Muerte'), haciendo de Tyrion Lannister, uno de los personajes más emblemáticos de la saga.
El propio Martin ejerció de productor ejecutivo y tuvo bastante control para que la adaptación fuese lo más fiel posible a sus libros y, desde luego, lo consiguió.

Para quienes todavía no conozcan en qué consiste 'Juego de Tronos', diré brevemente que es el primer volumen de una saga, que actualmente tiene cinco novelas, denominada "Canción de Hielo y Fuego" y que es una excelente obra de literatura fantástica. En un continente donde al norte hay un enorme muro de hielo que protege al resto de reinos de peligros innombrables que no se manifiestan desde hace miles de años, el Rey Robert Baratheon I, hace diecisiete años, ayudado por Eddard Stark, amigo de la infancia y hermano de su prometida asesinada, con la inesperada ayuda de Jaime Lannister, derrotaron al rey loco Aerys Targaryen, último monarca de una dinastía poderosa que reinó en los siete reinos por siglos -ayudados de dragones cuando aún existían-, consiguiendo el Trono de hierro.
Ahora, tras el paso de casi dos décadas, Robert vuelve a reencontrarse con Ned Stark a quien nombra Mano del Rey, un título que obligará al señor de Invernalia a desplazarse hasta la capital, Desembarco del Rey, para convertirse en el consejero principal y dirigente en funciones del reino, a pesar de las reticencias que tiene él y su familia. Por si esto fuera poco problema, sospechan que la muerte de la anterior Mano, Jon Arryn, fue obra de la familia de la esposa del rey, la reina Cersei Lannister y su hermano mellizo, Jaime Lannister, ambos pertenecientes a la familia más rica de todos los reinos.

Pero un ataque contra la familia Stark, que apunta como responsable a los Lannister, el hermano enano de la reina, hará que las ya de por sí difíciles relaciones en la corte se vuelvan más resbaladizas y nadie esté seguro de en quién confiar, pues lo que no desean la muerte de la Mano o conspiran contra ella, parecen estar deseando que sea el rey quien fallezca.
Por si esto fuera poco, al otro lado del mar, Viserys y Daenerys Targaryen, los últimos descendientes de la derrotada dinastía que gobernaba antes, han cerrado, en la ciudad de Pentos, el matrimonio de la joven Daenerys con el más poderoso khal del este, Khal Drogo (Jason Momoa, el nuevo Conan), líder de una tribu de jinetes de más de 40.000 hombres, con los que el ambicioso Viserys confía en cruzar al oeste y recuperar el Trono de Hierro de manos del Usurpador.

La serie está realmente muy bien ambientada. Tanto los escenarios, como las fortalezas y lugares diseñados por ordenador son realmente increibles: el muro se ve imponente y las fortalezas erigidas en torno a él, abandonadas por falta de cuidado; Desembarco del Rey con la fortaleza roja, es la auténtica capital e Invernalia es como uno se imagina, un señorío algo menor donde todos se conocen. Quizás, el Nido de Águilas sea el lugar que menos hemos podido visualizar, dado que Martin lo describe de forma imponente en el libro y aquí apenas hemos visto la sala del trono. Si a todo ello le añadimos una magnífica banda sonora, en especial el opening de la serie, el resultado es buenísimo.
El casting para los personajes me parece acertado en la mayoría de los casos, pues todos se toman muy en serio su papel, y brillante en otros: Dinklage despierta más simpatías que odios como Tyrion y Sean Bean transmite todo su talento al torturado y noble Eddard Stark, luchando entre el honor y la supervivencia. El resto, como digo, cumplen perfectamente con su cometido; si hasta Joffrey es igual de odioso que en los libros.
Vemos una pequeña diferencia con las novelas: aquí, los personajes tienen dos o tres años más. Arya tiene once en vez de nueve y Sansa está cerca de cumplir los catorce. El pequeño Rickon Stark tiene siete, en vez de los dos para tres años que tiene en el libro. Este cambio se aprecia más en los hijos de los reyes que en los personajes adultos, ya que tres años más en Catelyn, Eddard o Robert apenas suponen una diferencia.

Aunque la serie es bastante fiel, existen un par de cambios con respecto a la novela, como conversaciones que se tienen en diferentes momentos (la de Tyrion con Bronn se traslada a Tyrion con Shae, por ejemplo); personajes que desaparecen de momento, como el Pez Negro, tío de Catelyn Tully-Stark; escenas añadidas porque sí (el encuentro de Loras Tyrell, el Caballero de las Flores, con Renly Baratheon, el hermano pequeño del rey); otras cambiadas (el ataque por los Lannister a la salida del burdel de Meñique, prescindiendo de monturas), o añadidos que imagino aparecerán en el segundo libro de la colección -que todavía no he leído-, como la gran mayoría de escenas de Arya, las partes finales de Nieve o la escena de Catelyn y Jaime en el último episodio.

Viendo la serie, a pesar de saber de antemano el argumento en todo momento, he de reconocer que he disfrutado. Tal vez me esperaba a Walder Frey más anciano, o encontrar a Syrio Forell calvo en vez de con esa mata de pelo rizado, pero no me han decepcionado dichos cambios. Arya ha despertado mi simpatía, sobretodo en las escenas con su maestro de "danza", al igual que Khal Drogo, excepcional en aquellas donde maldecía en su lengua natal y mostraba su poder como lider dothraki. Daenerys, interpretada por la joven Emilia Clarke, es realmente hermosa, Robb y Jon Nieve han cumplido con lo que se esperaba de ellos y Catelyn Stark (Michelle Fairley fue fichaje de última hora), también ha estado espléndida, mostrando en su rostro toda la preocupación y las cargas que lleva encima quedando al cuidado de Invernalia.

Ya espero con ansias la segunda temporada el año que viene y revisionar esta de nuevo en cuanto pueda. Eso sí, mientras tanto, ya acabo de empezar el segundo libro, para estar más preparado e ir quitándome el gusanillo.
Le doy un 9'5/10 a esta temporada. Y al fín terminé la entrada, jaja.
Leer más...