miércoles, 30 de junio de 2010

'Blood: El último vampiro (2009)'


'Blood: The Last Vampire', de Chris Nahon. Hong Kong/Francia/China, (2009).

Adaptación de la película de anime 'Blood: El Último Vampiro', comentada antes, la película cuenta los mismos hechos que en la cinta de dibujos, narrando muchas de las cosas que en la primera quedaban en el aire y que tal vez se completaron con la posterior serie de animación.

De nuevo, Saya tendrá que colarse en una base militar americana en terreno nipón para poder acabar con la amenaza de los quirópteros y, en esta ocasión, de un mal mayor llamado Onigen.

Saya (interpretada por la surcoreana Jeon Ji-hyun, conocida como Gianna Jun) es una humana que trabaja con una organización eliminando a vampiros. Tras un breve trabajo en el metro (idéntico al del anime), su superior le encarga infiltrarse sin levantar sospechas en la base americana puesto que se están produciendo numerosas muertes en toda la zona y un par en la base, que suponen el regreso de Onigen, el mal personificado que hace siglos ya, matara a un poderoso guerrero que se enfrentó a él y del que Saya es heredera directa.

En la base militar su destino se cruzará con el de la hija del general que está al mando de las misma, Alice McKee (Allison Miller), (y que aquí sustituye el rol de la enfermera de la cinta de anime), quien se verá implicada en el asunto al ser salvada de dos jóvenes que estaban a punto de mutar por Saya. Alice implicará a su padre y la investigación estará a punto de estropearse por las injerencias del militar, que destapa la coartada del equipo de Saya. De este modo, la siempre impasible Saya se enfrentará a estos demonios ayudada por Michael (Liam Cunnigham), mientras combate con gran cantidad de enemigos, con el objetivo de matar para siempre a Onigen.
La película toma como base el argumento principal de la propia película de anime, explicando aquí el origen sobrenatural de Saya (puesto que se la ve bebiendo sangre en algunas escenas) y su entrenamiento con el viejo Kato en el Japón feudal. Como último adelanto, la escena final de la lucha contra Onigen es, bajo mi criterio, la que desmerece completamente la cinta. Hay muchas escenas de combate, sobretodo luchas de espadas, muy bien coreografiadas y con un enorme abanico de enemigos dispuestos a morir (pese a que la sangre es exageradamente digitalizada y los efectos especiales se nota que son de menor calidad que los que vienen de Hollywood) bajo la katana de Saya, ya sea en esta época o en los flashbacks que pueda tener la protagonista. La investigación y el ataque de dichas criaturas en la base militar y en los alrededores (magnificado aquí de la película original) mantienen perfectamente el guión y la historia, que a veces, para detener un poco el ritmo, requiere de algún que otro flashback del pasado de Saya para alternar un poco más la acción.

Sin embargo, los últimos combates, tanto el que transcurre en el barranco, como el que pasa en el pueblo donde se crió Saya -especialmente este último- dejan al espectador con mal sabor de boca, con un desenlace que no se ha sabido aprovechar y que deja la cinta bastante coja, a pesar del prometedor ritmo que, sin ser de otro mundo, llevaba.

En resumen, le doy un 6,3/10. Sobretodo por que disfruté bastante viendo como combatía Saya contra cualquiera que se pusiera delante y porque me pareció muy duro el anciano Kato en su lucha en el bosque.
Leer más...

domingo, 27 de junio de 2010

'Blood: El Último Vampiro'

'Blood: The Last Vampire', de Hiroyuki Kitakubo. Japón (2000).

Japón, año 1966. Saya, una joven chica armada con una katana, trabaja con una organización que se encarga de eliminar a los quirópteros, una variante monstruosa del típico vampiro que vive en la oscuridad y se alimenta de sangre. En lo que sería una nueva misión, Saya debe infiltrarse en la base militar americana en Japón, situada en la ciudad de Yokota, para descubrir a la criatura causante de las extrañas muertes y desapariciones que se vienen sucediendo en el lugar ,y acabar con ella.


Saya es una joven aparentemente normal, muy seria y callada. Su misión es librar al mundo de vampiros y no le tiembla el pulso cuando se trata de cumplirla, aunque el humano no haya dejado de serlo todavía. En la base americana, tendrá que luchar contra la amenaza de estas criaturas mientras protege la vida de la enfermera de la base, quien si no fuera por la rápida intervención de Saya, habría sido víctima de dos alumnas convertidas en quirópteros.
Toda la película (que dura poco más de 40 minutos) transcurre en la base militar, donde Saya dará caza a los seres de la noche, intentando que no maten a la enfermera.

La película alcanzó gran fama entre los amantes del anime y posteriormente dio lugar a una serie de anime de unos cincuenta capítulos aproximadamente. Yo me decidí a verla porque apareció una versión el año pasado con actores reales y atrajo mi curiosidad, así que quería comparar una versión con otra.

Es entretenida, e innovadora al compaginar los efectos de ordenador y la digitalización con la animación tradicional; eso sí, quizás esperaba que hubiera algo más de sangre, pero en general, estuvo muy bien. La pena es que es muy breve, deja muchas incógnitas abiertas (sobretodo al final) y parece más el capítulo de una serie que una película independiente sin más. Puedes sacar en claro que Saya no es normal y que caza vampiros feos, ya está.

Breve reseña, para que no se me acumulen otras tantas entradas iniciadas. Le doy un 7/10.

Leer más...

miércoles, 23 de junio de 2010

'Flashforward'

La apuesta de la temporada, la sucesora de 'Lost', decían muchos; una trama que te mantendrá interesado y atrapado hasta el siguiente capítulo, se podía leer en cualquier web americana o nacional en el momento de su estreno. Sin embargo, la burbuja en la que se presentaba estalló antes de alcanzar si quiera los diez capítulos y la nueva apuesta de la cadena ABC se hundió en el lodo antes de llegar a emerger.
"Flashforward" contaba la historia de dos agentes especiales del F.B.I., Mark Benford (Joseph Fiennes, de 'Shakespeare in love' o 'Enemigo a las Puertas') y Demetri Noh (John Cho 'Dos colgaos muy fumaos' o 'Star Trek (2009)') que están en mitad de una persecución cuando el mundo colapsa, todos quedan inconscientes durante dos minutos y diecisiete segundos y su conciencia se desplazan 6 meses en el futuro, viendo los hechos que transcurrirán a determinada hora el día 29 de Abril de 2.010. Por supuesto, el hecho de que el mundo al completo se desvanezca mientras trabaja, viaja en avión o cruza la calle hace que millones de personas mueran por culpa de este enorme acontecimiento.

Mark Benford, que en su visión se vio a si mismo dirigiendo la investigación mosaico, será quien convenza a su superior para llevar personalmente el proyecto Mosaico, del que se encargará junto a su compañero Demetri, quien no tuvo una visión y teme por ello morir antes de la fecha de los flashforwards.

La investigación les obligará a saltarse las normas muchas veces para poder llegar al "quid" asunto y detener a los culpables. Ayudados por otros miembros del equipo, se desplazarán por el país y a Hong Kong y Somalia, buscando pistas y siguiendo un camino ya trazado por alguien desde el pasado. Como no, cada uno de los personajes tuvo su correspondiente flashforward y sus allegados también, por lo que tendrán que lidiar cada uno con lo que vio. Desde la mujer de Benford (interpretada por Penny de 'Lost'), que se vio con otro hombre, o los compañeros del F.B.I., algunos con la esperanza de tener un hijo, otros destrozados porque serán responsables de la muerte de una persona; los propios compañeros de Olivia Benford, que se ven siendo asesinados o viajando a Japón a conocer a una extraña de la que se enamorarán sin saber nada de ella, o el padrino de alchólicos anónimos de Mark, que verá a su hija, a la que creía muerta en Afghanistán desde hacía 3 años, viva. A la investigación del F.B.I. se sumarán Lloyd Simco y Simon Campos (este es Charlie Pace de 'Lost', aunque se le recordará mejor a Dominic Monaghan por ser Merry en 'El Señor de los Anillos'), dos físicos que realizaron un experimento y que se creen, si no responsables, sí que contribuyeran al desvanecimiento global

Cada cual toma las visiones -o el no tenerlas- como el avance inexpugnable de su destino. Los hay que afrontan con esperanza lo que tiene que venir, los hay que luchan desesperadamente contra ello, con mayor o menor éxito y los hay que desean que se vuelva a repetir el hecho y doblegar el mundo a sus pies.

La serie empezaba bien, intrigando y siendo interesante. Sin embargo, demasiadas historias a la vez, cada vez se rizaba más el rizo y los personajes no estaban completamente relacionados. El hecho de que hubiera nuevos personajes con flashforwards en cada capítulo hacía que la historia fuera dando saltos y las investigaciones fueran demasiado lentas o llevasen a lugares donde, más adelante piensas "¿y eso para qué fue?", como el viaje a Hong Kong. Antes de llegar al ecuador de la misma, ya se sabía que la iban a cancelar y la serie acabó con un nuevo desvanecimiento, generando más respuestas, creando más dudas, vamos, como todo capítulo final de temporada. Un final que ya estaba grabado y que confiaba en la renovación de la serie, hecho que no se produjo.

Por lo tanto, tras ver otra serie que termina abruptamente sin ningún final cerrado, a parte de la mala sensación que se te queda en el cuerpo por no tener final, no puedes hacer más que aguantar y esperar tener mejor suerte en la próxima serie que decidas ver. Que vaya un año de cancelaciones llevamos.

Le doy un 6'8/10.

Leer más...

viernes, 18 de junio de 2010

El año que vencí al Football Manager

Sí, suena a locura, pero es verdad. Es el primer año que en 6 temporadas de juego, logro derrotar no a los demás equipos, si no al presuntuoso y liante 'Football Manager 2010', ese juego que cada año me engancha y me convierte en entrenador de cualquier equipo solo para fichar, entrenar y dirigir, residuo de mi afición al 'PC Fútbol 4.0' que anunciaba Michael Robinson allá por el año 95.

Desde siempre, el FM busca "putear" al jugador. Puedes llevar al mejor equipo, ya sea el Manchester, el Real Madrid, el Inter, el Barcelona; puedes haber fichado a los mejores jugadores tras gastarte un pastizal, lo que sea, que el juego buscará que el peor equipo de la liga te meta 3 goles. Si sacas 15 puntos de ventaja en liga, pues perderás 7 u 8 partidos seguidos hagas lo que hagas y te remontarán, y si te vas a enfrentar a un equipo malísimo en una competición de eliminatorias tras haber eliminado a los más grandes, ese te ganará también, esa es la función del juego.

Sin embargo, este año, el juego se ha portado conmigo. Comencé en la temporada 2009/10 en la Serie B, en el Lecce. Hice un par de fichajes libres y cesiones de buen nivel, manteniendo a los buenos jugadores que la plantilla tenía y, casi sin planearlo, terminé ganando la Serie B y ascendiendo a primera división italiana.
Al año siguiente, con el Lecce, fiché a un par de descartes de equipos grandes, cogí dos cesiones más y mantuve un buen ritmo. La idea era no descender y terminé en decimocuarta posición en la Serie A. A mitad de temporada, el Stade Rennais francés echó a su entrenador y me pasó un contrato. Era raro, porque iban casi líderes y yo no había hecho muchas cosas, pero les pedí ir a final de temporada, para no abandonar al Lecce.

Tras eso, la temporada 2011/12 entrené al Stade Rennais en la Ligue 1 francesa. Me gasté unos 9 millones en Salvio, casi 6 en Tabaré Viudez y en un par de jugadores más que no me dieron mejor resultado que lo que ya tenía. Como tenía a Moussa Sow de goleador vendí a Bangoura al Barça por un buen pico y a Gyan al Madrid por otro tanto. El anterior mister había hecho un par de fichajes de jugadores jóvenes o que explotaron a buen precio, como Tiberio Guarente, y pude aprovecharlos. Ese año terminé 3º en liga, pero gané la Europa League al mismísimo Liverpool en la final. Un buen año, al fin y al cabo.

El año siguiente, la temporada 2012/13 fiché a la que fue la gran estrella del Rennes ese año, al ucraniano que venía de despuntar en el Toulouse (aunque en realidad está en el Dinamo Kiev) Artem Milevski, que junto con Moussa Sow, se convirtieron en los máximos anotadores. Estaba a mitad de temporada cuando el Liverpool, que entrenaba Juande Ramos, me ofreció el puesto. Les dije que al año siguiente y volvieron a decirme que sí, así que terminé la temporada en Francia. Gané la Supercopa Europea al Real Madrid, la Copa de Francia y la Ligue 1 y así, al año siguiente, me fui a un Liverpool deshauciado, que había quedado 8º en liga, pero que jugaba la Europa League por haber ganado la FA Cup.

Así, con un equipo con Joaquín, Riera, Torres, Reina, Sotiris Ninis, Nemeth y los viejísimos Carragher, Gerrard, Kuyt y Benayoun entre otros fichajes medio decentes a precios exorbitados. Yo fiché a Keirrison a buen precio, al igual que a Stoch y a Bangoura, repescado del Barça por poco más de 5 millones de euros, así como al central Onuoha, a Fran Mérida y al potente Drogba con 35 años y comencé la liga. Fue una temporada irregular en el juego, pero que dejó buenos resultados. Gané la F.A. Cup, la Copa de la Liga y la Europa League, quedando 2º en liga, liga en la que perdí opciones a falta de dos jornadas y que acabó ganando el Chelsea.

Pero el año siguiente, la temporada 2014/15, vendiendo a Torres, que se lesionaba mucho, al Barça, y gastándome los 36 millones en Edin Dzeko, más 15 en Axel Witsel del Standard de Lieja, hice un bloque sólido. A ello acompañó el fichaje de Simon Vukcevic del Sporting Portugal y el equipo se portó.

Gané al Real Madrid la Supercopa de Europa y, aunque fui eliminado de las dos copas locales, pude hacerme con la Champions League derrotando al Manchester United en la final. Fue el colofón a una temporada en la que también gane la Premiership, pese a que podía haberla ganado a 7 u 8 jornadas del final y el juego hizo que, inexplicablemente, comenzase a perder partidos contra equipos bastante débiles. Menos mal que tenía un enorme colchón de puntos, que si no...

Por todo ello, tengo que decir que este fue el año, en 2010, en el que vencí las reglas y las mil y una zancadillas del Football Manager 2010. Y como estaba orgulloso de la hazaña, hice esta entrada.

Si,ya lo se, se me va mucho la olla y puede parecer que tengo demasiado tiempo libre, pero me permito estos "caprichitos" xD.

Edit: A fecha de 16 de Diciembre de 2.010, tras haber jugado un par de meses más, puedo decir que el Liverpool, sin más fichajes, ganó de nuevo Premier y Champions League, así como la Supercopa Europea y el Mundial de Clubes!!! Qué máquina!! Jajaja.

Leer más...

viernes, 11 de junio de 2010

'Legión'

'Legion', de Scott Stewart. U.S.A. (2010)


El fin del mundo se acerca. Dios ha perdido la fe en los hombres, se ha cansado de que la humanidad se mate entre ellos, destruya su creación y corrompa los bienes que con tanto amor les dio cuando creó la vida. Un nuevo diluvio universal no es suficiente para el Supremo Hacedor, por lo que envía a su ejército de ángeles a destruir a los hombres y, en concreto, a un niño que todavía no ha nacido y que tal vez, sea la esperanza y la redención de las personas. El Arcángel Miguel (Paul Bettany) protegerá a ese niño en el último bastión seguro de la tierra, una cafetería en medio del desierto llamada "Paradise Falls" donde han quedado aislados algunos de los supervivientes.

Con este argumento comienza 'Legión', película de acción con anodinos discursos de índole moralista, que narra la pérdida de la fe de Dios en los hombres y como uno de sus más fieles ángeles pretende devolvérsela, evitando que la destruya antes de que sea demasiado tarde.
Paul Bettany interpreta a Miguel, comandante de los ejércitos de ángeles de Dios que desciende a la tierra, se corta las alas y, armado hasta los dientes, marcha a la cafetería donde una camarera va a dar a luz inminentemente (el día de Navidad, a más señas) al niño que puede suponer el inicio de una era gloriosa para el hombre. En la cafetería se encuentra el dueño (Dennis Quaid, que ya sale en cualquier bodrio), su hijo, la camarera embarazada y el cocinero, un afroamericano con un gancho en una mano. De igual forma, encontramos a un matrimonio con su rebelde hija (Kate Walsh, que hace de madre, es la más conocida de la familia) y a un negro que responde al estereotipo de pandillero (Tyrese Gibson). Creen que están aislados del mundo hasta que llega una adorable ancianita que come carne cruda y que les ataca de un modo bastante agresivo, resistiendo los golpes y trepando al techo con agilidad hasta que la liquidan.

Tras la llegada de Miguel y una breve explicación del porqué de la situación, arma hasta los dientes a los presentes y comienzan a defenderse del ataque de deformes humanos de dientes afilados que se suponen poseídos por ángeles, que llegan a cantidades industriales en sus vehículos hasta la cafetería. Cuando parece que pueden aguantar, las dudas y los miedos comienzan a asaltar a más de uno de los que se encuentran en la cafetería, lo que provoca que poco a poco vayan muriendo. No será hasta que nazca el niño y dado que los humanos-poseídos no pueden acercarse a él, cuando haga acto de presencia el Arcángel Gabriel, que llegará con su maza multiusos (ya que trincha, le sale un aguijón, gira para batir y le salen hojas para cortar y picar) y sus alas antibalas para luchar contra Miguel y cumplir el mandato de Dios finalmente.

Si hay que agradecer algo a la película es que sea corta. Los discursos sobre la fe en las personas y el buen camino a tomar, se ven forzados por lo irreal de la situación y lo flojo del guión, amén de que los actores tampoco es que parezcan tomarse esto demasiado en serio, salvo Bettany, que tiene que justificar porqué es cabeza de cartel. Tiros y más tiros a todas partes es lo que se prometía y apenas se ven un par de escenas así ante los estúpidos humanos poseídos, que no son capaces de hacer más que matar a secundarios algo lerdos. Vuelve a explotarse la figura del niño pequeño con voz de asesino distorsionada para un par de escenas (hay que ver la forma en la que pierde el cuchillo) y pasa poco más, salvo que como todos os figuráis, Dios cambiará de opinión en el último momento y será bueno, y todo esto se justificará en un sencillo "pues porque se aburría".

Mi puntuación: un 3'6/10.
Leer más...

martes, 8 de junio de 2010

'Kick-Ass: Listo para Machacar'

'Kick-Ass', de Matthew Vaughn. U.S.A. (2010)


-"¿Cómo contacto con vosotros?"

-"Llama al alcalde. Tiene una señal luminosa que brilla en el cielo, con forma de polla gigante."


Hit Girl contestándole a Kick-Ass.

Matthew Vaughn nos trae en su segundo trabajo, la adaptación del cómic de Mark Millar y Jhon Romita Jr. (que colaboró en el guión) "Kick-Ass", la historia de un adolescente que un buen día, sin entrenamiento, poderes, ni preparación, decide comprarse un disfraz y convertirse en super héroe para salvar a la gente por las calles. En su accidentada "carrera", se topará con Big Papi y Hit-Girl, dos enmascarados que masacran a los criminales sin ningún escrúpulo, que harán replantearse su supuesta heroicidad a Kick-Ass.

Esta atípica película de héroes es un compendio de clichés bastante gracioso, muy violento y algo gore. No esperaba nada de la película, porque no había visto siquiera algún trailer y tengo que decir que mejor así, porque cada situación, sorpresa y broma fue desvelada en su correspondiente momento y sin que la esperase: así da gusto ver cine.

Dave Lizewski (Aaron Jhonson) es el típico chico invisible en el instituto. No destaca en nada y está más cerca del grupo de los "freaks" que de los populares. Con él, sus amigos Marty y Todd, pasan la mayor parte del tiempo en una tienda de cómics, de los que son fanáticos. A raiz de una conversación en la que se preguntan porqué nadie ha intentado ser un héroe, Dave comienza a comprar elementos para hacerse un traje y salir a patrullar las calles.
Pronto se dará cuenta de que no es tan fácil como parece, pero la curiosidad de la gente y su insistencia hacen que salte a la fama.

A la vez, se nos presenta a un padre con su hija, Damon (un estupendo Nicolas Cage) y Mindy Macready (Chloe Moretz), a la que somete a un extraño entrenamiento; al jefe mafioso de la ciudad, Frank D'Amico (un estereotipado Mark Strong en otro papel de malo), en sus truculentos negocios y a su hijo, Chris (Christopher Mintz-Plasse, el de 'Supersalidos'), que va al mismo instituto que Dave pero no tiene amigos por el enorme guardaespaldas que le acompaña.

La película comienza a tener mayor ritmo y generar interés en el momento en el que hacen su aparición, en una fallida demostración de Kick-Ass de su autoridad, Hit Girl y Big Papi, dos justicieros que siguen su propia cruzada y a los que se les va la mano con demasiada ligereza. Esto no resultaría nada sorprendente si no fuera porque Hit Girl solamente tiene once años. A partir de aquí, las dudas de Kick-Ass sobre si retirarse o no, sobre si decirle o no a Katie (Lyndsy Fonseca) que no es gay y lanzarse y, la que acelerará el desenlace de la historia, si darse a conocer a un nuevo justiciero llamado "Bruma Roja", que pide contactar con él.
He de decir que la película me gustó bastante. Gamberra y violenta, no es una obra maestra, ni la cinta definitiva sobre superhéroes. Tan solo es una crítica, un "y si cualquiera se convirtiera en héroe?" bastante bestia que arranca más de una sonrisa. La acción, bien colocada a lo largo del metraje, pero muy bruta cuando aparece. He leído comentarios acerca de si es parecida a 'Matrix' o no, pero es inevitable que cuando una película cambia un concepto, casi todas lo adapten. Yo vi la acción exagerada, aunque sin los "superpoderes que no deberían estar" como ocurría en 'Watchmen', pero claro, cuando ves a Hit-Girl atacando a todo lo que se mueve y masacrando a una panda de matones, eso no tiene precio, jeje. Aún así, creo que es menos gore la cinta que el cómic.
Los actores cumplen sobradamente en su papel, desde la pequeña Chloe Moretz, hasta Nicolas Cage, que demuestra que se le dan mejor estos papeles que aquellos donde hay que tomarle en serio, pasando por el villano de turno, Mark Strong, que tiene muy buena cara y carisma para estos papeles, y por los dos protagonistas adolescentes, Aaron Jhonson y Chris Mintz-Plasse.

Para terminar: le doy un 8'3/10.
Leer más...

domingo, 6 de junio de 2010

Terminé la saga de Geralt de Rivia

Con la publicación y posterior lectura del volumen 2 de "La Dama del Lago", séptimo libro de la saga fantástica acerca del brujo Geralt de Rivia, del polaco Andrzej Sapkowski, he terminado este magnífico relato -que como he dicho varias veces, ya me había destripado el juego- que, a mi modo de ver, ha hecho que cambie mi punto de vista sobre el género de fantasía épica.

Cierto es que no he leído nada de Robert Jordan, ni de Terry Pratchet, ni de Rowling, ni de la conocida saga de "Canción de Hielo y Fuego" y que puede que mis conocimientos estén, por estos hechos, a años luz de lectores más avezados al género. Pero dentro de lo que he leído, donde incluyo a Tolkien, a Weiss y Hickman, a Eddings, Morcoock, Louise Cooper o Lawhead, la forma de narrar, los personajes y el estilo de Sapkowski es completamente diferente al de los anteriores, incluso, dentro de sus propios términos, superior -aunque para ser sinceros, yo los pondría en escalones diferentes, no necesariamente a unos por encima de otros-.

Bueno, tras esta divagación, voy a centrarme en lo que importa de verdad en esta entrada: el libro. No puedo hacer una valoración real, porque la editorial dividió en dos este último volumen y hace varios meses desde que leyera la primera mitad, por lo que he leído ahora la última y no tengo igual de fresco lo ocurrido en la primera. Solo puedo decir que ha sido una de las lecturas más apasionantes, gratificantes y divertidas que he tenido en años y que tengo que agradecer, pese a los retrasos, el esfuerzo y la dedicación por conseguir tan lograda traducción a las editoriales españolas y, al genio -si Prala, digo genio- de Sapkowski el haber escrito allá por 1986 ese pequeño relato corto llamado "El Brujo" que dio lugar a esta magnífica saga y a sus increibles personajes.

Como colofón (o quizás para justificar el precio que tuvimos que pagar por el libro), la editorial incluye el relato corto "Algo termina, algo comienza" que Andrzej Sapkowski escribió en tono jocoso allá por 1993, para felicitar por el compromiso a unos amigos, sobre la posible boda de Geralt y Yennefer si todo hubiese ido bien. Hay gente que lo considera un final alternativo o lo que debería ser, pero el propio autor se encarga de desmentirlo en una nota antes de comenzar el relato.

En este segundo volumen, como es el desenlace, asistimos a la batalla final del Imperio de Nilfgaard contra las tropas aliadas del norte, al encuentro de Geralt con Ciri en el castillo de Vilgefort y a las consecuencias de la guerra y a la última chispa del relato, dándolo por terminado.


La forma de narrar los hechos de Spakowski ha sido cruda y muy alejada de la epicidad y el sacrificio que en la mayoría de novelas fantásticas se encuentra; la guerra, ayudar a un amigo, la muerte, aquí son rápidas y sin honor, crueles incluso. Da igual que fuese un conde que te presentaban en un fragmento dentro de un capítulo que el caballero Cahir que acompañaba a Geralt desde hacía tiempo. La espada y la muerte segan vidas por igual, sin considera a quién lo hacen. Ya veía a Geralt y a Yennefer despedirse cuando un nuevo giro imposible, los sentimientos de Emhyr, cambiaban la historia en favor de nuestros protagonistas.

Les dio tiempo hasta el desenlace, para poder curar sus almas y reencontrarse con antiguos amigos, todo para que Sapkowski, con la crudeza que tanto estoy nombrando hoy, nos los arrebatase en una sucia calleja, ante la escoria humana, tras defenderse desde una montaña de estiercol de aquellos locos movidos por el racismo, que en un mundo ficticio, tanto como en el real, causa tanta violencia sin sentido. Aún así, Sapkowski se permite una licencia poética arturiana como fue aquella barca que llevó al herido rey a Avalón, que esta vez aparece por orden de Ciri, a la que muchos llaman la Dama del Lago, desapareciendo en la bruma junto con Geralt y Yennefer.

Eso sí, nos deja una pequeña puerta abierta, un resquicio en el que Geralt y Yennefer se recuperan, en el que Ciri viaja a otra época, un resquicio en el que nunca (a menos que vuelva a escribir sobre el brujo) podremos saber con seguridad si murieron o pudieron vivir por fin en paz en otro lugar, en otro tiempo, donde brujo y hechicera pudieran ver cumplido ese último deseo que le pidió el Lobo Blanco al genio el día que el destino, tan nombrado, les unió.
Leer más...

martes, 1 de junio de 2010

Resumen Partida Belgarath 1ª Parte: Strand

Con motivo de que este verano es muy probable que vuelva a ser el master del juego de rol que desarrollé inspirado en las novelas de David Eddings, "Las Crónicas de Belgarath" y "Las Crónicas de Mallorea", y ya que en el anterior foro que el grupo tenía se perdió todo -hasta el propio foro- por un fallo del servidor, tengo que realizar unos breves resúmenes que pongan al día a todos los jugadores. En este primer momento me centro en la primera aventura que realice, que sucedía en una aldea inventada llamada Strand donde los tres jugadores (comenzada la partida se uniría uno más) que jugaban en aquel momento aunarían esfuerzos para ayudar a una driada a rescatar a otra de un noble lujurioso. Era mi segunda experiencia como master, después de haber realizado una corta aventura del "Vampiro: Edad Oscura" y tuve que probar muchas cosas, pues el juego, que aún está en fase de desarrollo, iba a ser utilizado por primera vez.

Los personajes que iniciaron esta aventura eran:

HZ2B: Un explorador ulgo con el poder de atravesar la roca y detectar cuevas. De piel pálida, habitante de cuevas, fanático religioso, se considera sagrado a sí mismo, no dejando que nadie le toque, y que desempeña una labor para su dios.

Aku: Caballero mimbrano, arquetipo de paladín. Alto, corpulento y fuerte, pero como todo su pueblo, muy corto de entendederas. Quiso ayudar a la doncella en apuros desde el primer momento, dados sus ideales. Las historias de caballeros que le contaba su madre de pequeño le han afectado más aún su limitada inteligencia.

Pertubetasa: Envenenador nyissano, ágil, inteligente, silencioso, desconfiado y con mucho afán por hacer negocios sucios. Sin embargo, en el fondo encierra una buena persona, en contra de los designios de su raza, y no lleva el pelo rapado, como suelen hacer los nyissanos.

Minsc: Un guerrero cherek. Amante de la cerveza y de los combates, fue reclutado porque tenía muy poco que perder, abandonado por su anterior grupo como se encontraba. Alto, barbudo y corpulento, es una máquina de matar, pero prefiere rehuir el combate cuerpo a cuerpo.

Xoura: Este PNJ (personaje no jugador controlado por el master) es una driada que ha escapado para encontrar a su "hermana", secuestrada por un noble llamado Nashor. Hermosa, pelirroja y con carácter, apenas levantaba un metro y medio del suelo, pero era buena arquera.

A las afueras de Strand, al sur de Tolnedra, muy cerca del Bosque de las Driadas, el ulgo, que iba acompañado por su escolta mimbrano y se dirigía hacia el Bosque de las Driadas, a las afueras de la aldea, se detuvo cuando se encontraron en el camino a un extraño. Era un nyissano, de nombre Pertubetasa, que tenía su propio camino y que se dirigía a las ciudades a vender -de forma ilegal, por supuesto-, venenos y drogas a los señores menores de Tolnedra. Los gritos de una muchacha, que estaba siendo atacada por lo que parecían dos bandidos, les alertó. La joven era menuda e increíblemente bella, pero de una belleza inhumana. Los tres desconocidos se batieron contra los bandidos y los derrotaron, ayudados por la joven, que se reveló como una driada llamada Xoura. Les dijo que esos dos no eran bandidos, sino mercenarios, guardia personal a la orden de un noble tolnedrano llamado Nashor que había secuestrado a una de sus hermanas driadas del los bosques y había herido a otras tantas. Ella, contraviniendo a su reina, había salido del bosque para encontrarla y les agradecía su ayuda, pero iba a actuar.

Los tres recién encontrados, incluído el ulgo que vio como ayudar a la Driada le daría más puntos en su misión, aceptaron ayudarla. Fueron a Strand, donde se supone que el noble tenía un palacete, pero la información que obtenían era que se hospedaba en una posada cuando iba, y que hacía mucho tiempo que no lo hacía. Investigando, se toparon con un cherek borracho, abandonado al alcohol y despechado por sus anteriores compañeros de trabajo, que le habían dejado en medio de aquel pueblucho. Minsc, que así se llamaba el guerrero, aceptó no muy convencido unirse a el variopinto grupo, que habá descubierto que Nashor tenía una pequeña fortaleza oculta donde llevar a cabo sus perversiones sexuales sin que su mujer se enterase y que necesitaban mayor fuerza de choque, por si hubiera un gran número de guardias.

Como habían llegado a investigar las tierras arrendadas que Nashor poseía en la región, los espías del noble no andaban lejos y, cuando llegaron a la casa de un anciano llamado Néstor, su extraña actitud hizo que se dieran cuenta de que alguien les seguía. Capturaron al espia, liberaron al viejo -quien les pidió ayuda para encontrar a su hija menor, que se la había llevado el maldito Nashor al no poder pagarle- y, tras torturar cruelmente al mismo, el ulgo se encargó de matarlo y enterrarlo bajo la piedra.

Encontraron la guarida de Nashor oculta en una colina: una auténtica labor de ingeniería y decorada con muy buen gusto. Allí, Aku cayó en una trampa, pero el resto las evitó. Derrotaron a un par de guardias y les perdonaron la vida al servicio, que salió huyendo del lugar. Encontraron, oculta en un armario, la puerta que daba acceso al sótano y allí a la mano derecha de Nashor, quien estaba al mando allí, preparado ante su venida. El combate fue duro, pese a ser cuatro contra uno. Aku llegó en el último momento, puesto que había conseguido liberarse, y le asestó el golpe mortal al enemigo. Pero Xoura, la driada que les había guiado y a la que habían estado ayudando, murió a consecuencia de las heridas causadas. Tristes, liberaron a Xelena, la driada cautiva, cuya hermosura enamoró a todos los aventureros al instante.

Decidieron pasar allí la noche y se marcharon al día siguiente. Acompañaron a Xelena, portando el cadáver de Xoura, hasta el Bosque de las Driadas y se internaron en él. Conocieron a la reina, ayudaron en el funeral de la driada, algunos de ellos, como Pertu, hasta hicieron buenas migas con las cazadoras y, con el agradecimiento y la misión del ulgo cumplida, abandonaron el lugar con una nueva misión: debían entregar al Emperador Ran Borune XXIII una carta de la Reina de las Driadas Xantha, para que se hiciera justicia con Nashor por los crímenes cometidos y por la violación del Tratado del Bosque-Borune
.
Leer más...